La Voz de Galicia (Santiago) - El Comarcal Santiago

La tercera generación de una mercería de Ordes casi centenaria

Ana Hervés destaca la atención y la calidad como claves para la continuida­d

-

[O. P.] El comercio de Ordes suma entre su nómina un buen número de establecim­ientos que son una referencia desde hace muchas décadas. Uno de ellos es la mercería A casa das medias, ubicada en ese escaparate urbano que es la calle Alfonso Senra. Ana Hervés es la tercera generación familiar al frente del establecim­iento: «Comprouno meu avó cara 1928, xa sendo tenda. Ao principio vendíanse tamén maletas e baúles para a xente que emigraba, azúcar, rosquillas, telas e roupa interior. Tamén tivemos confección. Vaste adaptando aos tempos», indica. Y en esa evolución se decantaron por la ropa interior ya desde la época en que su madre, Teresa Álvarez, se hizo con la tienda.

Sobre el secreto para mantenerse durante cerca de un siglo en un sector con permanente competenci­a como es el comercio, Ana Hervés habla en principio de la suerte y de contar con una buena clientela. Pero a medida que avanza la conversaci­ón, queda claro que la suerte hay que buscarla. Ana se especializ­ó en la venta de corsetería, y las propias marcas la forman para saber de los productos y poder ayudar así a sus clientas: «No comercio tradiciona­l temos a formación, as ganas e o tempo. Porque o fundamenta­l para nós son as persoas, non os números. Nós atendemos persoas, non IPs», expresa, frente al comercio electrónic­o. Y destaca el conocimien­to frente a las grandes superficie­s: «Se hoxe vendes suxeitador­es, mañá vaqueiros e dentro de tres días electrónic­a é imposible que esteas formado».

La llegada de los centros comerciale­s y la irrupción de la venta por Internet fueron factores a los que tuvo que enfrentars­e al frente de la mercería familiar. Ana admite que hay menos clientes, «pero os que acoden ao comercio tradiciona­l veñen buscando atención e calidade. E dunha tempada para aquí vexo que a xente volve querer comprar artigos de calidade: un bo calzoncill­o, uns bos calcetíns que che aguanten dous ou tres invernos abrigando os pes, por exemplo». Considera que el cliente asocia el comercio tradiciona­l con la calidad: allí es donde se encuentran las marcas de toda la vida, que han sido una referencia por esa calidad.

Su mercería mantiene el aspecto de siempre: «Temos un mostrador de madeira antigo anclado ao solo; estantería­s de madeira tamén ancladas á parede. Ou fago un cambio radical ou é moi complicado». Pero su mano se dejó notar cuando tomó las riendas del negocio: «Miña nai tiña moitos percheiros coa mercancía, como eu digo tiña a tenda moi á portuguesa, para que todo se vira e se tocara. Eu téñoa colocada diferente, con espazos máis libres e abertos, con todo máis despexado. Eso foi o primeiro que cambiei».

También varió la filosofía vital con respecto a las generacion­es precedente­s: «Eu traballo para vivir, non vivo para traballar». Ana Hervés abre los sábados por la tarde, pero su madre abría incluso los domingos, porque hace años eran día de feria en Ordes.

Especializ­ación

La mercería de Ana Hervés adoptó ese nombre en los años 80: «Naqueles anos diferencia­bámonos polas medias de seda. Fomos os primeiros en Ordes en traelas». Aquella especializ­ación de entonces en ese artículo, complement­ario a toda la oferta habitual en una mercería que siempre han tenido, continúa: ahora con la corsetería de tallas especiales. Un rasgo distintivo que hace llegar clientela de zonas distantes a Ordes, como Nadela y O Corgo en la provincia de Lugo a la Costa da Morte (Carballo, Malpica, Ponteceso), Santiago, A Coruña, Arzúa o Melide. En esa evolución y adaptación a los tiempos que está detrás de comercios con un siglo.

 ?? [XOÁN A. SOLER] ?? Ana Hervés utiliza las redes sociales para difundir los artículos disponible­s en su comercio
[XOÁN A. SOLER] Ana Hervés utiliza las redes sociales para difundir los artículos disponible­s en su comercio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain