La inexo­ra­ble unión de Cór­do­ba con el caballo

El Dia de Cordoba - - Córdoba - Noe­lia San­tos

La con­tri­bu­ción que ha te­ni­do Cór­do­ba con el mun­do ecues­tre es in­du­da­ble. Las Ca­ba­lle­ri­zas Reales, bu­que in­sig­nia del Pu­ra Ra­za Es­pa­ño­la (PRE), son só­lo un ejem­plo de có­mo el caballo es­tá li­ga­do, inexo­ra­ble­men­te, a la his­to­ria de la ciu­dad, al­go que tam­bién ocu­rre al con­tra­rio. Pe­ro no ha­ce fal­ta re­mon­tar­se tan­to tiem­po atrás pa­ra en­con­trar esa co­ne­xión Cór­do­ba-caballo. Aun­que pue­da pa­re­cer mu­cho, so­lo ha­ce 125 años, en la pro­vin­cia se creó la Ye­gua­da Mi­li­tar.

Ayer, con mo­ti­vo de es­ta efe­mé­ri­de, el Al­cá­zar de los Reyes Cris­tia­nos aco­gió un ac­to don­de par­ti­ci­pa­ron al­gu­nas de las ye­guas de es­te gru­po que, co­mo re­cor­dó el te­nien­te co­ro­nel je­fe del equi­po, Antonio Gó­mez, se creó pa­ra “dar res­pues­ta a una ne­ce­si­dad”. La in­va­sión fran­ce­sa y las tres gue­rras car­lis­tas obli­ga­ron al Es­ta­do a crear una di­vi­sión mi­li­tar ecues­tre, ne­ce­si­dad que se vio acre­cen­ta­da cuan­do lle­ga­ron las des­amor­ti­za­cio­nes ya que el cle­ro era uno de los gru­pos prin­ci­pa­les que cria­ban ca­ba­llos. ¿Y dón­de se de­ci­dió ini­ciar es­ta di­vi- sión? En Cór­do­ba. Con­cre­ta­men­te, en el Pa­la­cio de Moratalla, en Ho­rnachuelos. Pro­pie­dad del Mar­qués de Viana, el im­po­nen­te pa­la­cio cor­do­bés era el lu­gar ideal pa­ra la cría de nue­vos equi­nos que die­ran res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des del Es­ta­do, al­go que más ade­lan­te ava­ló la Corona. La ye­gua­da es­tá ac­tual­men­te com­pues­ta, en su ma­yo­ría, por ca­ba­llos ára­bes. Pe­ro en sus ini­cios, el Pu­ra Ra­za Es­pa­ño­la con­ti­nua­ba im­po­nién­do­se por en­ci­ma del res­to. A lo lar­go de la his­to­ria, es­ta ye­gua­da va­rió de lu­gar y se mul­ti­pli­có por to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal, lle­gan­do tam­bién has­ta Ma­rrue­cos.

En es­tos mo­men­tos, los ani­ma­les que com­po­nen el equi­po, ca­si 60, se en­cuen­tran en­tre Je­rez y Éci­ja (Se­vi­lla). Sin em­bar­go, ese ho­me­na­je al 125 aniversario no po­día ce­le­brar­se en otro lu­gar que no fue­ra Cór­do­ba. Así lo des­ta­có ayer du­ran­te el ac­to la al­cal­de­sa de la ciu­dad, Isa­bel Am­bro­sio, quien afir­mó que “si hay una ciu­dad que pue­da ser con­si­de­ra­da ca­pi­tal del caballo en Es­pa­ña, esa es Cór­do­ba”.

El re­pa­so his­tó­ri­co por ese mun­do tam­bién for­mó par­te del dis­cur­so de Am­bro­sio, quien ci­tó los ca­ba­llos cor­do­be­ses que sor­pren­die­ron al Im­pe­rio Ro­mano, o las ye­gua­das ca­li­fa­les que pas­ta­ban a las fal­das de Medina Azaha­ra. “La ciu­dad ma­dre de los me­jo­res ca­ba­llos del mun­do”, ma­ni­fes­tó la re­gi­do­ra ci­tan­do a Miguel de Cervantes.

Di­fe­ren­tes a los equi­nos que sue­len ver­se por la ciu­dad, siem­pre Pu­ra Ra­za Es­pa­ño­la, los ca­ba­llos de la Ye­gua­da Mi­li­tar son al­go más fi­nos, me­nos al­tos, pe­ro igual de im­pre­sio­nan­tes. Así, los ocho ani­ma­les traí­dos has­ta la ciu­dad pa­ra el es­pec­tácu­lo hi­cie­ron las de­li­cias de los allí pre­sen­tes, afi­cio­na­dos o no al mun­do ecues­tre, pa­ra ren­dir­se co­mo ya lo hi­zo Cór­do­ba, an­te el caballo.

La ye­gua­da na­ció en Cór­do­ba an­te la in­va­sión fran­ce­sa y las gue­rras car­lis­tas

RE­POR­TA­JE GRÁ­FI­CO: JUAN AYALA

Un ejem­plar de la ye­gua­da mi­ra ha­cia un la­do an­te la aten­ta mi­ra­da de un cui­da­dor.

Dos ejem­pla­res de la ye­gua­da.

EL DÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.