EN SEXOLOGÍA

El Dia de Cordoba - - Salud Y Bienestar -

y sus re­la­cio­nes. A ve­ces lo más ob­vio fun­cio­na, or­ga­ni­za­da por Ca­sen Re­cor­da­ti.

Psi­có­lo­gos y se­xó­lo­gos coin­ci­die­ron en va­lo­rar los avan­ces en eya­cu­la­ción pre­coz. Pa­ra los es­pe­cia­lis­tas es im­por­tan­te acu­dir al es­pe­cia­lis­ta, que en de­fi­ni­ti­va es la per­so­na in­di­ca­da pa­ra bus­car un tra­ta­mien­to que lle­ve a la so­lu­ción; de la pa­re­ja (ya sea fe­me­ni­na o mas­cu­li­na), cu­yo rol es fun­da­men­tal pa­ra que el hom­bre pue­da te­ner más con­fian­za en sí mis­mo, y de los fár­ma­cos, que em­plea­dos en com­bi­na­ción con te­ra­pia, ayu­dan y dan más se­gu­ri­dad al tra­ta­mien­to.

Co­mo afir­ma el di­rec­tor del Ser­vi­cio de An­dro­lo­gía de la Fun­da­ción Puig­vert, el doc­tor Eduard Ruiz Cas­ta­ñé, “la eya­cu­la­ción pre­coz es la dis­fun­ción se­xual mas­cu- lina más pre­va­len­te; hay mu­cho in­te­rés en la dis­fun­ción eréc­til, pe­ro se ha ha­bla­do po­co de eya­cu­la­ción pre­coz has­ta ha­ce un año, cuan­do apa­re­cie­ron al­gu­nos fár­ma­cos in­di­ca­dos pa­ra es­ta dis­fun­ción. “Y en mu­chas oca­sio­nes la eya­cu­la­ción pre­coz va uni­da a la dis­fun­ción eréc­til, al­gu­nos pa­cien­tes que tie­nen im­po­ten­cia desa­rro­llan eya­cu­la­ción pre­coz”, afir­ma el es­pe­cia­lis­ta en An­dro­lo­gía.

Y es que en nues­tro país 3.300.000 per­so­nas su­fren eya­cu- la­ción pre­coz, con­vir­tién­do­la, se­gún ma­ti­za Ruiz Cas­ta­ñé, en la dis­fun­ción se­xual más pre­va­len­te. Sin em­bar­go, de esos más de tres millones de per­so­nas, “so­lo el 9% acu­de al es­pe­cia­lis­ta se­gún es­tu­dios rea­li­za­dos, y de los que acu­den, el 70% los vi­si­ta in­fluen­cia­dos por su pa­re­ja”, con­clu­ye.

Es evi­den­te que la dis­fun­ción afec­ta a la ca­li­dad de vi­da y al es­ta­do aními­co de la per­so­na que la padece y de su pa­re­ja (si la tu­vie­se). En hom­bres “tie­ne un im­pac­to im­por­tan­te en su au­to­es­ti­ma, pro­du­cien­do una me­nor con­fian­za y se­gu­ri­dad en la com­pe­ten­cia se­xual: sue­le ha­ber una sen­sa­ción de dis­fun­ción de la mas­cu­li­ni­dad” co­men­ta la Dra. Fran­cis­ca Mo­le­ro, se­xó­lo­ga y pre­si­den­ta de la FESS. La pa­re­ja jue­ga un pa­pel im­por­tan­te. Pa­ra la Dra. Fran­cis­ca Mo­le- ro, las reacciones son muy di­ver­sas, pue­de ha­ber adap­ta­ción, com­pre­sión o re­sig­na­ción. Y es se­gún el es­tu­dio ‘Wo­men’s Per­cep­tion of PE “la eya­cu­la­ción pre­coz es una de las dis­fun­cio­nes se­xua­les que más pue­de in­fluir en una rup­tu­ra de pa­re­ja”, afir­ma la Dra. Mo­le­ro.

En el sim­po­sio tam­bién se abor­da­ron las te­ra­pias que exis­ten pa­ra ayu­dar a con­tro­lar es­ta dis­fun­ción se­xual, y se con­sen­suó la im­por­tan­te ayu­da que ofre­ce com­bi­nar las te­ra­pias psi­co­ló­gi­cas y se­xo­ló­gi­cas con los tra­ta­mien­tos far­ma­co­ló­gi­cos. Se­gún el Dr. Pe­dro Lu­cas, psi­có­lo­go y se­xó­lo­go “los fár­ma­cos son nues­tros alia­dos, dan más se­gu­ri­dad que otros tra­ta­mien­tos y hay de­ter­mi­na­dos ca­sos en el que su uso ayu­da a con­tro­lar la eya­cu­la­ción pre­coz”. Es lo que hay. Se­gu­ro.

Las dis­fun­cio­nes sue­len afec­tar a la ca­li­dad de vi­da y al es­ta­do aními­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.