Y EN ‘EL HOR­MI­GUE­RO’, ¿PA­RA CUÁN­DO?

El Dia de Cordoba - - Televisión - HE­LE­NA ARRIAZA www.lo­ca­por­la­te­le.com

LO pri­me­ro que hay que hacer es dar las gra­cias por la exis­ten­cia de un pro­gra­ma co­mo Las que fal­ta­ban. Re­sul­ta tris­te que a es­tas al­tu­ras ha­ya que agra­de­cer que en te­le­vi­sión ha­ya un pro­gra­ma he­cho por mu­je­res y más si se tra­ta de un gé­ne­ro co­mo el hu­mor y su ho­ra­rio de emi­sión es el la­te night. Pe­ro ya que to­da­vía re­sul­ta al­go ex­tra­ño, no ca­be du­da de que hay que des­ta­car­lo.

El for­ma­to ca­pi­ta­nea­do por Thais Vi­llas se emi­te los vier­nes

a las on­ce de la no­che en el ca­nal #0 de Mo­vis­tar+. Que se emi­ta tan solo un día a la se­ma­na y du­re al­go me­nos de una hora de­mues­tra que to­da­vía fal­ta mu­cho ca­mino por re­co­rrer. Mien­tras Bue­na­fuen­te con La­te Mo­tiv y Bron­cano con La Re­sis­ten­cia tie­nen cua­tro emi­sio­nes se­ma­na­les, Vi­llas y su equi­po solo tie­nen una. Pe­ro por al­go se em­pie­za y me­jor es­to que na­da. Mo­vis­tar+ hi­zo bien al re­co­no­cer el error que co­me­tió en la pre­sen­ta­ción de la pa­sa­da tem­po­ra­da. En la fo­to­gra­fía de fa­mi­lia de sus có­mi­cos tan solo ha­bía dos mu­je­res y ca­si una vein­te­na de hom­bres. La ima­gen en cues­tión fue muy cri­ti­ca­da en re­des so­cia­les. La pla­ta­for­ma, en lu­gar de hacer oí­dos sor­dos o bus­car ex­cu­sas, dio la ra­zón a quie­nes de­nun­cia­ron la fal­ta de mu­je­res y di­je­ron que pron­to re­sol­ve­rían el conf lic­to. De he­cho, el mo­nó­lo­go con el que Thais Vi­llas arran­có el pri­mer pro­gra­ma ha­cía re­fe­ren­cia a es­ta po­lé­mi­ca.

Las que fal­ta­ban es una bue­na for­ma de em­pe­zar a so­lu­cio­nar. Es un pro­gra­ma que es­tá muy cui­da­do, desde su rue­da de prensa de pre­sen­ta­ción, sus fo­to­gra­fías y spots pu­bli­ci­ta­rios has­ta el pla­tó, la mú­si­ca y los guio­nes que se es­cu­chan ca­da vier­nes. “Ha­ce­mos hu­mor pa­ra mear­se (sen­ta­do) de la ri­sa es su es­lo­gan”. Mag­ní­fi­co. In­clu­so la pre­sen­cia de Ne­ne, el úni­co co­la­bo­ra­dor mas­cu­lino, so­bra. Es­tá bien con­tar con una fi­gu­ra mas­cu­li­na por eso de re­sal­tar que en es­te ca­so los hom­bres son mi­no­ría. Y el chi­co lo ha­ce bien. Pe­ro su pre­sen­cia no es ne­ce­sa­ria. Thais y sus co­la­bo­ra­do­ras de­mues­tran que las mu­je­res pue­den lle­var un for­ma­to de hu­mor sin ne­ce­si­dad de te­ner hom­bres al la­do. Es cier­to que aún es­tán al­go en­cor­se­ta­das y que al­gu­nas em­pa­ti­zan me­nos que otras con los es­pec­ta­do­res. Pe­ro co­mo ocu­rre con to­do el for­ma­to ne­ce­si­ta su tiem­po pa­ra asen­tar­se. Es un gus­to ver có­mo apro­ve­chan cual­quier oca­sión pa­ra ha­blar de fe­mi­nis­mo, có­mo los mo­nó­lo­gos son reivin­di­ca­cio­nes fe­mi­nis­tas, có­mo las in­vi­ta­das son mu­je­res de éxi­to y có­mo ca­da se­ma­na po­ne mú­si­ca al pro­gra­ma un gru­po mu­si­cal di­fe­ren­te pe­ro siem­pre com­pues­to por mu­je­res.

Es­pe­re­mos que si­ga ha­bien­do pro­gra­mas ca­pi­ta­nea­dos por mu­je­res en gé­ne­ros que ma­yo­ri­ta­ria­men­te son de hom­bres. Que de­jen de ser solo co­pre­sen­ta­do­ras. Que de­jen de ser solo co­la­bo­ra­do­ras. La­ra Ál­va­rez, An­na Si­món o Nu­ria Ro­ca son solo al­gu­nos de los nom­bres que me­re­cen te­ner su pro­pio for­ma­to. Un for­ma­to que es­té a su al­tu­ra y no sea al­go se­cun­da­rio y pa­ra sa­lir del pa­so. Ellas y otras tan­tas que la ma­yo­ría de la au­dien­cia ni co­no­ce pe­se a su va­lía. Pa­blo Igle­sias le di­jo el otro día en El Hor­mi­gue­ro a Pa­blo Mo­tos que a ver cuán­do una mu­jer pre­sen­ta­ba su pro­gra­ma cuan­do el pre­sen­ta­dor le pre­gun­tó que cuán­do di­ri­gi­ría una mu­jer su par­ti­do po­lí­ti­co. Bien res­pon­di­do. Por­que no solo la po­lí­ti­ca es un te­rreno don­de los lí­de­res siem­pre son ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.