Pa­blo Simón: “La iz­quier­da no en­tien­de que la po­lí­ti­ca del pa­sa­do no fun­cio­na”

El pro­fe­sor de Cien­cias Po­lí­ti­cas man­tie­ne un en­cuen­tro con miem­bros de los clu­bes de lec­tu­ra de la Red de Bi­blio­te­cas con mo­ti­vo de su en­sa­yo ‘El prín­ci­pe mo­derno’

El Dia de Cordoba - - Portada - Án­ge­la Alba CÓR­DO­BA PA­BLO SIMÓN.

El po­li­tó­lo­go Pa­blo Simón (Ar­ne­do, La Rio­ja, 1985) pa­só ayer por la Fe­ria del Li­bro, don­de man­tu­vo un en­cuen­tro con miem­bros de los clu­bes de lec­tu­ra de la Red Mu­ni­ci­pal de Bi­blio­te­cas con oca­sión de su en­sa­yo El prín­ci­pe mo­derno (De­ba­te), en el que tra­ta al­gu­nos de los as­pec­tos que com­po­nen bue­na par­te de los de­ba­tes que ocu­pan la ac­tua­li­dad es­pa­ño­la. Simón es pro­fe­sor de Cien­cias Po­lí­ti­cas, ar­ti­cu­lis­ta y es ha­bi­tual ver­lo en te­le­vi­sión ha­cien­do aná­li­sis po­lí­ti­co.

–El tí­tu­lo de es­ta obra ha­ce un gui­ño a El prín­ci­pe de Ma­quia­ve­lo. ¿Qué in­fluen­cia ha te­ni­do en us­ted es­ta obra?

– El prín­ci­pe mo­derno quie­re ser una for­ma de ho­me­na­je a la fi­gu­ra de Ni­co­lás Ma­quia­ve­lo por­que él es el pa­dre de la cien­cia po­lí­ti­ca mo­der­na. Lo que él ha­ce en su aná­li­sis es tra­tar de apro­xi­mar­se a los fe­nó­me­nos po­lí­ti­cos no co­mo de­be­rían ser sino tal cua­les son. Es de­cir, in­ten­ta ha­cer de por­nó­gra­fo de la reali­dad, des­nu­dar por qué los ac­to­res po­lí­ti­cos se com­por­tan co­mo lo ha­cen, tra­ta de con­ce­bir la po­lí­ti­ca co­mo un con­flic­to, la plan­tea co­mo un di­le­ma... Por lo tan­to, Ma­quia­ve­lo tra­ta de ser co­mo un maes­tro de es­gri­ma; le in­tere­sa cuál es la es­to­ca­da que pue­de po­ner fin al enemi­go. Yo has­ta cier­to pun­to me con­si­de­ro he­re­de­ro de esa tra­di­ción de las cien­cias so­cia­les y, por lo tan­to, de tra­tar de ex­pli­car los fe­nó­me­nos no tan­to di­cien­do co­mo de­ben ser, sino co­mo son.

–Ma­quia­ve­lo di­ri­gió es­te tra­ta­do a Lorenzo de Mé­di­ci. ¿A quién di­ri­ge es­te li­bro?

–Al ciu­da­dano, que es nues­tro prín­ci­pe mo­derno. Es de­cir, es­ta­mos en un mo­men­to en el que los ciu­da­da­nos con­fron­tan una si­tua­ción de gran in­cer­ti­dum­bre, vo­la­ti­li­dad, emer­gen­cia, nue­vos par­ti­dos, frag­men­ta­ción... Un mun­do com­ple­jo, di­fe­ren­te, no ne­ce­sa­ria­men­te ni me­jor ni peor sino dis­tin­to. Con es­te li­bro tra­to de ofre­cer una ca­ja de he­rra­mien­tas a los ciu­da­da­nos. Re­co­ge bá­si­ca­men­te lo que sa­be­mos y no sa­be­mos en cien­cia po­lí­ti­ca so­bre mu­chos de los de­ba­tes con­tem­po­rá­neos que he­mos te­ni­do en la úl­ti­ma dé­ca­da y se­gu­ro que tendremos en el futuro.

–¿Có­mo es la res­pues­ta de la gen­te cuan­do man­tie­ne en­cuen­tros con lec­to­res, qué in­quie­tu­des mues­tran?

–Es al­go muy bo­ni­to y ade­más muy cu­rio­so por­que en fun­ción del te­rri­to­rio en el que es­té y del ti­po de ex­trac­ción de la gen­te las in­quie­tu­des o los te­mas que les lla­man más la aten­ción son unos u otros. Cuan­do se lan­zó mi li­bro aca­ba­ba de sur­gir Vox y ha­bía mu­chas pre­gun­tas so­bre la ex­tre­ma de­re­cha. Lue­go, hi­ce una pre­sen­ta­ción en Pa­len­cia y hu­bo in­quie­tud so­bre cuál po­día ser el com­por­ta­mien­to elec­to­ral de los jó­ve­nes; en Ovie­do se in­tere­sa­ron por qué es­tá pa­san­do con la cla­se obre­ra y por qué vo­tan a la ex­tre­ma de­re­cha aho­ra; en Va­lla­do­lid ha ha­bi­do más in­te­rés a pro­pó­si­to de la inf luen­cia de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción... Pa­ra mí es muy ilu­sio­nan­te por­que veo que el li­bro tie­ne mu­chas lec­tu­ras y me lle­na de sa­tis­fac­ción el ha­ber ayu­da­do a abrir la ven­ta­na a ese de­ba­te.

–A fal­ta de me­nos de un mes pa­ra las elec­cio­nes. ¿Có­mo ve el pa­no­ra­ma?

–Mo­vi­do. Es un pa­no­ra­ma ex­te­nuan­te. Creo que es­te ci­clo elec­to­ral en el que te­ne­mos generales, au­to­nó­mi­cas en 12 co­mu­ni­da­des, mu­ni­ci­pa­les y eu­ro­peas lo po­de­mos sin­te­ti­zar co­mo el fi­nal del prin­ci­pio. Es de­cir, en 2014 he­mos abier­to la ca­ja de los true­nos de un sis­te­ma po­lí­ti­co nue­vo y aho­ra, cuan­do ter­mi­ne es­te ci­clo elec­to­ral, va­mos a ver lo só­li­dos que son los mim­bres de es­te nue­vo mul­ti­par­ti­dis­mo que creo que ha ve­ni­do pa­ra que­dar­se, pe­ro va a obli­gar a di­ná­mi­cas nue­vas de pac­tos, de go­bier­nos, de coa­li­ción... y en el cual, por pri­me­ra vez en nues­tra his­to­ria re­cien­te, te­ne­mos cin­co par­ti­dos de ám­bi­to es­ta­tal.

–Uno de los asun­tos que tra­ta en su li­bro es la cri­sis de los par­ti­dos. ¿Qué con­se­cuen­cias es­tá te­nien­do? ¿Es una de ellas la apa­ri­ción de Vox?

–Sí. Des­de los años 70 pa­ra acá es­ta­mos vi­vien­do un pro­ce­so de de­sin­ter­me­dia­ción de la po­lí­ti­ca. Es de­cir, sin­di­ca­tos, igle­sia, pa­tro­na­les y par­ti­dos po­lí­ti­cos tie­nen me­nos afi­lia­dos y el elec­to­ra­do es más vo­lá­til. Es­to se da por di­fe­ren­tes ra­zo­nes: por­que la gen­te se ha al­fa­be­ti­za­do más, es más crí­ti­ca y es­tá más in­tere­sa­da, pe­ro al mis­mo tiem­po por­que con­fia­mos me­nos y por ello cam­bia­mos más fá­cil­men­te de par­ti­do. Aho­ra hay una bue­na ven­ta­na de opor­tu­ni­dad, yo di­ría que prác­ti­ca­men­te des­de la gran re­ce­sión de 2008, pa­ra ha­cer nue­vos par­ti­dos. La per­so­na­li­za­ción de la po­lí­ti­ca y su me­dia­ti­za­ción a tra­vés de los gran­des me­dios de ma­sas son ele­men­tos que ayu­dan mucho a cual­quier em­pren­de­dor po­lí­ti­co. Dis­tin­to es que va­ya a so­bre­vi­vir o no ese par­ti­do. De mo­men­to los clá­si­cos han lle­ga­do has­ta aquí. Los nue­vos van a te­ner que de­mos­trar si van a cum­plir tan­tos años co­mo los clá­si­cos.

–¿Qué re­co­rri­do le ve a Vox? ¿Cree que sus men­sa­jes real­men­te son fac­ti­bles o sim­ple­men­te una lla­ma­da de aten­ción? –En tér­mi­nos de pro­gra­ma creo que hay mu­chas par­tes que no son fac­ti­bles, pe­ro si uno mi­ra a su al­re­de­dor y ve có­mo los par­ti

Con es­te li­bro tra­to de ofre­cer una ca­ja de he­rra­mien­tas a los ciu­da­da­nos fren­te a un mun­do com­ple­jo“

El pa­no­ra­ma es ex­te­nuan­te. Po­de­mos sin­te­ti­zar es­te ci­clo elec­to­ral co­mo el fi­nal del prin­ci­pio”

JOR­DI VIDAL

Pa­blo Simón, an­tes de su en­cuen­tro con los clu­bes de lec­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.