LA JUN­TA ES­TÁ EN MAR­CHA

El Dia de Cordoba - - Opinión - JO­SÉ RA­MÓN DEL RÍO [email protected]­mail.com

ES una cos­tum­bre de­mo­crá­ti­ca, que no ley, no juz­gar a un nue­vo Go­bierno has­ta los 100 días de su to­ma de po­se­sión. Es un pla­zo ra­zo­na­ble, por­que lo ha­bi­tual es que se eli­jan por 4 años, o sea por 1.461 días, in­clui­do el año bi­sies­to. Aquí, en An­da­lu­cía, ya ha ha­bi­do quien ha cri­ti­ca­do por su inac­ción al nue­vo Go­bierno del PP y Cs, sin ha­ber­se cum­pli­do la mi­tad del pla­zo de cor­te­sía, cuan­do, ade­más, el Par­la­men­to se cons­ti­tu­yó a fi­nes de di­ciem­bre y el nue­vo Go­bierno no se nom­bró has­ta fi­nes de enero.

Aún así ha­bía al­gu­na preo­cu­pa­ción en­tre los que ha­bían vo­ta­do a los par­ti­dos que for­ma­ron Go­bierno, que desea­ban el anun­cio de me­di­das que fue­sen se­ñal de que exis­tía un nue­vo Eje­cu­ti­vo. Pe­ro, al día de hoy, cuan­do ni si­quie­ra han pa­sa­do los 100 días, re­sul­ta que la ac­ti­vi­dad del nue­vo Go­bierno ha si­do in­ten­sa y cum­ple con lo pro­me­ti­do. En los pri­me­ros 75 días de go­bierno se han adop­ta­do 17 de las 21 me­di­das pre­vis­tas pa­ra los fa­mo­sos 100 días, has­ta el pun­to de que los pe­rió­di­cos del Gru­po Joly titulan que el nue­vo Go­bierno de la Jun­ta ha im­pul­sa­do una pro­me­sa ca­da 4 días. Las que que­dan –co­mo RTVA, la sim­pli­fi­ca­ción nor­ma­ti­va y ad­mi­nis­tra­ti­va, el acuer­do pa­ra com­ba­tir la vio­len­cia de gé­ne­ro y la me­jo­ra de las po­lí­ti­cas mi­gra­to­rias–, por su com­ple­ji­dad, ne­ce­si­tan de

más re­fle­xión. Pe­ro es­tá en mar­cha un an­te­pro­yec­to de ley de ayu­das a las fa­mi­lias pa­ra mu­je­res em­ba­ra­za­das con hi­jos o que ten­gan di­fi­cul­ta­des en sus em­ba­ra­zos. Tam­bién des­ta­ca la edu­ca­ción gra­tui­ta pa­ra ni­ños de 0 a 3 años y ayu­das a em­ba­ra­za­das que no desean abor­tar. El nue­vo Go­bierno anun­cia que, ade­más de cum­plir la Ley de Me­mo­ria His­tó­ri­ca, im­pul­sa­rá una Ley de Con­cor­dia que cual­quie­ra ve desea­ble an­te el cli­ma de ven­gan­za y ren­cor que al­gu­nos han re­su­ci­ta­do. En­tre las me­di­das de aho­rro des­ta­ca la re­duc­ción de 51 al­tos car­gos que eran even­tua­les.

La me­di­da estrella ha si­do la prác­ti­ca des­apa­ri­ción del im­pues­to de Su­ce­sio­nes y Do­na­cio­nes pa­ra los pa­rien­tes en pri­mer gra­do. Ya el Go­bierno del PSOE ha­bía subido el mí­ni­mo exen­to pa­ra ese gra­do has­ta el mi­llón de eu­ros, por exi­gen­cia de Ciu­da­da­nos en la in­ves­ti­du­ra de Susana Díaz, y aho­ra se su­pri­me el de do­na­cio­nes a fa­vor de los hi­jos, ya des­apa­re­ci­do en las au­to­no­mías go­ber­na­das por el PP y que da­ba lu­gar a la in­jus­ti­cia: si uno te­nía hi­jos en Ma­drid, po­día do­nar­les una can­ti­dad pa­ra ayu­da en la com­pra de su vi­vien­da, pe­ro era prohi­bi­ti­vo ha­cer­lo si esos hi­jos vi­vían en An­da­lu­cía.

Cuan­do aún no han pa­sa­do 100 días, la ac­ti­vi­dad del Go­bierno an­da­luz ha si­do in­ten­sa y cum­ple con lo pro­me­ti­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.