EEUU abre la puer­ta a la do­na­ción de ór­ga­nos en­tre por­ta­do­res del VIH

● El gru­po mé­di­co res­pon­sa­ble de la in­ter­ven­ción es­ti­ma que po­drían sal­var­se más de mil vi­das anua­les me­dian­te es­ta téc­ni­ca

El Dia de Cordoba - - Sociedad - Laura Ba­rros (Efe) WAS­HING­TON

Un equi­po de mé­di­cos en Es­ta­dos Uni­dos lo­gró un tras­plan­te de ri­ñón en­tre pa­cien­tes vi­vos con VIH –el vi­rus que pro­vo­ca el sín­dro­me de in­mu­no­de­fi­cien­cia ad­qui­ri­da (si­da)–, el pri­me­ro que se prac­ti­ca y que abre la puer­ta a fu­tu­ros pro­ce­di­mien­tos de es­te ti­po y echa por tie­rra los pre­jui­cios de an­ta­ño.

Un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio del cen­tro sa­ni­ta­rio Johns Hop­kins Me­di­ci­ne con­vir­tió en reali­dad una as­pi­ra­ción de años: el tras­plan­te en­tre dos pa­cien­tes vi­vos diag­nos­ti­ca­dos con VIH, una po­si­bi­li­dad que em­pe­zó a di­bu­jar­se en EEUU con la apro­ba­ción en 2013 de la Ley de Equi­dad en la Po­lí­ti­ca de Ór­ga­nos (HO­PE, por su si­glas en in­glés).

“Es­toy muy emo­cio­na­do de es­te gran pa­so”, de­cla­ró Dorry Se­gev, pro­fe­sor de Ci­ru­gía en la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Uni­ver­si­dad de Johns Hop­kins.

Se­gev, uno de los pro­mo­to­res de la HO­PE, ex­pli­có que de­ci­dió pro­mo­ver es­ta ini­cia­ti­va ha­ce diez años “can­sa­do de ver mo­rir a per­so­nas con VIH” que es­ta­ban en la lis­ta de es­pe­ra pa­ra tras­plan­tes. Ci­fras de es­te equi­po de in­ves­ti­ga­do­res re­ve­lan que unas 122.000 per­so­nas aguar­dan un tras­plan­te en EEUU.

Se­gún es­ti­ma­cio­nes de Se­gev, ca­da año unos 500 ó 600 por­ta­do­res del VIH po­drían ser do­nan­tes de ór­ga­nos, lo que per­mi­ti­ría sal­var más de mil vi­das. “Ha si­do un lar­go via­je has­ta es­te pun­to, pe­ro muy gra­ti­fi­can­te”, co­men­tó Se­gev so­bre la es­pe­ran­za que abre el pri­mer tras­plan­te de ri­ñón en­tre pa­cien­tes con VIH.

Y es­ta re­com­pen­sa lle­gó des­pués de que en 2016 in­ves­ti­ga­do­res del Johns Hop­kins Me­di­ci­ne prac­ti­ca­ran el pri­mer tras­plan­te de hí­ga­do en­tre per­so­nas con VIH en el mun­do, pe­ro en­tre un do­nan­te fa­lle­ci­do y un be­ne­fi­cia­rio que pre­fi­rió man­te­ner­se en el ano­ni­ma­to. En­ton­ces, Se­gev re­sal­tó en una con­fe­ren­cia de pren­sa que ese era “só­lo el co­mien­zo”.

Es­ta vez la his­to­ria fue dis­tin­ta. Ni­dia Martínez, una con­sul­to­ra de sa­lud pú­bli­ca de 35 años, que des­de los ocho es por­ta­do­ra VIH, se con­vir­tió en la pri­me­ra es­ta­dou­ni­den­se vi­va con su con­di­ción que do­na un ri­ñón a un pa­cien­te anó­ni­mo, tam­bién con VIH.

“És­ta es una ver­da­de­ra ce­le­bra­ción pa­ra las per­so­nas que vi­ven con el VIH”, re­cal­có Se­gev. “Lo que fue una sen­ten­cia de muer­te ha­ce 30 años es­tá tan bien con­tro­la­do hoy que una per­so­na que vi­ve con el VIH pue­de sal­var la vi­da de al­guien do­nan­do un ri­ñón”, agre­gó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.