Un pre­mio a la re­sis­ten­cia

● El Ge­ta­fe de Bor­da­lás de­mues­tra ir en se­rio a por la cuar­ta po­si­ción guia­do por su so­li­dez de­fen­si­va y la pe­ga­da de sus ata­can­tes ● La Cham­pions, la se­gun­da más ba­ra­ta de la dé­ca­da

El Dia de Cordoba - - Deportes -

Se­ma­na a se­ma­na, jor­na­da a jor­na­da, el Ge­ta­fe avan­za en su ca­mino ha­cia cer­ti­fi­car el bi­lle­te eu­ro­peo de ca­ra a la pró­xi­ma tem­po­ra­da. A po­cos le sor­pren­de a es­tas al­tu­ras de com­pe­ti­ción, y des­pués de 31 jor­na­das dispu­tadas, el buen ren­di­mien­to que Jo­sé Bor­da­lás ha sa­ca­do de la tro­pa azu­lo­na, a la que man­tie­ne en cuar­ta po­si­ción des­de ha­ce sie­te jor­na­das y, aho­ra mis­mo, es uno de lo gran­des can­di­da­tos a re­pre­sen­tar a la Li­ga en el Vie­jo Con­ti­nen­te el pró­xi­mo cur­so.

La vic­to­ria an­te el Ath­le­tic su­pu­so una fies­ta pa­ra la pa­rro­quia ma­dri­le­ña, que vio có­mo el gol de Án­gel tum­ba­ba a los bil­baí­nos su­po­nía el nú­me­ro 600 del club en Pri­me­ra Di­vi­sión y, le per­mi­tía man­te­ner la cuar­ta po­si­ción una se­ma­na más. Una ale­gría do­ble, por lo his­tó­ri­co del ano­ta­dor, y por de­mos­trar que su can­di­da­tu­ra a la cuar­ta po­si­ción va muy en se­rio.

Bor­da­lás ha sa­bi­do ex­pri­mir al má­xi­mo las cua­li­da­des de su plan­ti­lla pa­ra ob­te­ner un ré­di­to di­fí­cil­men­te ima­gi­na­ble a prin­ci­pios de tem­po­ra­da. Ni los más op­ti­mis­tas hu­bie­ran apos­ta­do por el de­ci­mo­cuar­to plan­tel (en va­lor, se­gún Trans­fer­markt) pa­ra man­te­ner un pul­so en el tra­mo fi­nal de cam­peo­na­to por un pues­to en la Li­ga de Cam­peo­nes con equi­pos de la ta­lla del Se­vi­lla o el Va­len­cia, in­me­dia­tos per­se­gui­do­res en la cla­si­fi­ca­ción.

El téc­ni­co ali­can­tino se ha adap­ta­do a los mim­bres de los que dis­po­ne, al igual que el club pa­re­ce el si­tio idó­neo pa­ra que el pre­pa­ra­dor desa­rro­lle a fon­do su pro­pues­ta de fút­bol. Hay bi­no­mios des­ti­na­dos a fun­cio­nar y és­te, con los re­sul­ta­dos so­bre la me­sa, pa­re­ce uno de ellos. Cri­ti­ca­da por los teó­ri­cos del ba­lom­pié, y ad­mi­ra­da de igual ma­ne­ra por aque­llos que ba­san su fi­lo­so­fía en el re­sul­ta­do, lo cier­to es que es­te Ge­ta­fe pro­me­te dar gue­rra has­ta el úl­ti­mo se­gun­do por ter­mi­nar en la zo­na no­ble de la ta­bla.

Y pa­ra mues­tra, un bo­tón. Los azu­lo­nes has­ta el mo­men­to han sa­bi­do apro­ve­char que la cuar­ta po­si­ción es­tá ba­ra­ta pa­ra mos­trar su can­di­da­tu­ra a la mis­ma. De he­cho, el cua­dro ma­dri­le­ño tie­ne la se­gun­da me­nor pun­tua­ción en es­te pues­to de la úl­ti­ma dé­ca­da des­pués de 31 jor­na­das dispu­tadas. Sus 50 pun­tos só­lo es­tán por de­trás de los 47 que lu­cían en el ca­si­lle­ro del Má­la­ga en la tem­po­ra­da 2011/12. Unas ci­fras que con­tras­tan, por ejem­plo, con las que te­nían tem­po­ra­das atrás el Real Ma­drid (64, el pa­sa­do cur­so), el Se­vi­lla (61 en la 2016/17) o el Va­len­cia (65, en la 2014/15).

Lo del Ge­ta­fe es­ta tem­po­ra­da es un pre­mio a la re­sis­ten­cia, a la cons­tan­cia y a esos que sue­ñan des­pier­tos. ¿Por qué? Bor­da­lás ha man­te­ni­do fue­ra de los pues­tos de des­cen­so al equi­po du­ran­te to­da la tem­po­ra­da, y des­de la de­ci­mo­cuar­ta fe­cha de com­pe­ti­ción, la siem­pre ha es­ta­do cla­si­fi­ca­do en­tre los diez pri­me­ros. Atrás, y gra­cias en­tre otros a Da­vid So­ria, el equi­po ma­dri­le­ño ha si­do prác­ti­ca­men­te un mu­ro. Con 27 go­les en con­tra, los azu­lo­nes son el se­gun­do equi­po me­nos go­lea­do de la com­pe­ti­ción, só­lo por de­trás del Bar­ce­lo­na, lí­der de la com­pe­ti­ción.

Con la só­li­da de­fen­sa co­mo pi­lar prin­ci­pal, Bor­da­lás ha en­con­tra­do en sus ata­can­tes la res­pues­ta idó­nea pa­ra po­ner la guin­da a la tem­po­ra­da. La apues­ta por Ma­ta, que de­bu­ta es­ta tem­po­ra­da en Pri­me­ra Di­vi­sión, o la con­ti­nui­dad de Jor­ge Mo­li­na o Án­gel, ha sa­li­do re­don­da. En­tre los tres ata­can­tes su­man 30 go­les, ca­si el 80% de los tan­tos que es­ta tem­po­ra­da ha ce­le­bra­do el plan­tel ma­dri­le­ño.

A fal­ta de nue­ve jor­na­das pa­ra que ter­mi­ne la tem­po­ra­da, el Ge­ta­fe tra­ta­rá de man­te­ner el pues­to pa­ra la pre­via de la Li­ga de Cam­peo­nes. Pe­ro si no lo con­si­gue, igual­men­te la tem­po­ra­da se­rá pa­ra en­mar­car.

Só­lo el Má­la­ga, en la 2011/12, te­nía me­nos pun­tos que los azu­lo­nes tras la jor­na­da 31ª

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.