DRAG­HI: ¿ QUÉ HA­GO CON LA BAN­CA?

El Dia de Cordoba - - Economía -

Aver, Ma­rio Drag­hi ne­ce­si­ta a los ban­cos. Hoy por hoy son el me­dio por el que se ca­na­li­za la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. El sis­te­ma fi­nan­cie­ro ac­tual es así: la eco­no­mía fun­cio­na si ellos pres­tan, au­men­tan­do la ofer­ta mo­ne­ta­ria y pro­vo­can­do que la eco­no­mía se ex­pan­da. Es­to ex­pli­ca la ta­sa de de­pó­si­tos –el -0,4%– que ac­tual­men­te el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo les co­bra. Es la for­ma de em­pu­jar­los a que no de­jen

su di­ne­ro apar­ca­do allí y lo pres­ten a par­ti­cu­la­res y em­pre­sas. El ba­lan­ce del BCE ref le­ja que la li­qui­dez de los ban­cos su­pera los 1,8 bi­llo­nes de eu­ros, ex­ce­dien­do enor­me­men­te el im­por­te de las re­ser­vas mí­ni­mas obli­ga­to­rias, que as­cien­den a unos 128.000 mi­llo­nes de eu­ros (da­tos a fi­na­les de 2018). Es­te ex­ce­so de li­qui­dez les su­po­ne a los ban­cos de la Eu­ro­zo­na un cos­te –unos 7.000 mi­llo­nes de eu­ros al año– que da­ña su ren­ta­bi­li­dad.

Pe­ro, mi­ra, que no se que­jen. Sus gra­ves pro­ble­mas de ren­ta­bi­li­dad tie­nen otras mu­chas cau­sas. Es un sec­tor aún de­bi­li­ta­do por la pa­sa­da cri­sis fi­nan­cie­ra, con más de 730.000 mi­llo­nes de prés­ta­mos du­do­sos en sus ba­lan­ces. Y se en­fren­ta a una in­ten­sa re­con­ver­sión por su ex­ce­so de ca­pa­ci­dad: el au­men­to de la com­pe­ten­cia – fin­tech, big­tech, fon­dos o en­ti­da­des de pa­go y fi­nan­cia­ción– es pro­gre­si­vo e im­pa­ra­ble; un tro­zo del ne­go­cio se es­tá tras­la­dan­do a los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros y la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca ha­ce que so­bre gran par­te de su pe­sa­da es­truc­tu­ra. Lo se­ña­ló Ma­rio Drag­hi bien cla­ri­to es­te miér­co­les, tras la reunión del Con­se­jo de Go­bierno: el sec­tor “es­tá aba­rro­ta­do”, es­tá so­bre­di­men­sio­na­do “en ofi­ci­nas y per­so­nas”. Y los ha ani­ma­do a fu­sio­nar­se.

Ade­más, que pien­sen un po­co. Es­to del cos­te de la fa­ci­li­dad de de­pó­si­tos les ven­drá mal y los ti­pos de in­te­rés tan ba­jos no es el me­jor de los es­ce­na­rios pa­ra desa­rro­llar su ne­go­cio, pe­ro que ima­gi­nen por un mo­men­to lo que hu­bie­ra si­do re­po­ner­se de sus des­ma­nes pa­sa­dos y afron­tar la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca con una eco­no­mía de­pri­mi­da. La re­cu­pe­ra­ción de es­tos años les ha ve­ni­do de ma­ra­vi­lla y no hu­bie­ra si­do po­si­ble sin las me­di­das adop­ta­das de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. Y que se que­jen de apo­yo. ¿Es que no se acuer­dan de que el sec­tor pú­bli­co les tie­ne ase­gu­ra­dos en úl­ti­ma ins­tan­cia los de­pó­si­tos por­que ellos por sí so­los no ins­pi­ran con­fian­za su­fi­cien­te en el pú­bli­co pa­ra que les de­je sus aho­rros? ¿Es que no se acuer­dan de los 734.381 mi­llo­nes de eu­ros que les tie­ne pres­ta­dos a lar­go pla­zo to­tal­men­te gra­tis el BCE? Me­jor no se­guir enu­me­ran­do.

Eso sí, las me­di­das mo­ne­ta­rias no afec­tan por igual a to­dos los ban­cos. Los que ne­ce­si­tan fi­nan­cia­ción la en­cuen­tran en el BCE a cos­te 0. La pi­de más la ban­ca de Ita­lia (32%) y de Es­pa­ña (22%). Y sin em­bar­go, el cos­te, por ejem­plo, del ex­ce­so de li­qui­dez pa­ra la ban­ca es­pa­ño­la es de 281 mi­llo­nes y pa­ra la ale­ma­na de 2.484. Aho­ra el BCE se es­tá plan­tean­do có­mo ha­cer­les la vi­da más fá­cil, aun­que to­da­vía en la reunión de es­ta se­ma­na no se han to­ma­do de­ci­sio­nes. La ayu­da po­drá ve­nir de ele­var esa ta­sa de de­pó­si­to, qui­zá de for­ma es­ca­lo­na­da, y de apli­car ti­pos ne­ga­ti­vos a las nue­vas ron­das de fi­nan­cia­ción (TLTRO III). Drag­hi , y vol­ve­mos al prin­ci­pio, los ne­ce­si­ta a to­dos, y ha­rá lo que sea ne­ce­sa­rio, pe­ro ojo, por el bien de la Eu­ro­zo­na.

CARMEN PÉ­REZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.