La Bie­nal re­vi­sa la his­to­ria re­cien­te de Es­pa­ña a tra­vés de 50 fotógrafos

La mues­tra cuen­ta con obras de au­to­res re­le­van­tes co­mo Cris­ti­na Gar­cía Ro­de­ro o Ger­va­sio Sán­chez

El Dia de Cordoba - - Cultura Y Ocio - El Día CÓR­DO­BA

Fi­gu­ras fun­da­men­ta­les de la fo­to­gra­fía es­pa­ño­la en las úl­ti­mas dé­ca­das co­mo Cris­ti­na Gar­cía Ro­de­ro, Joan Fontcuberta, Car­los Pé­rez Si­quier, Ger­va­sio Sán­chez o Chema Ma­doz for­man par­te de la ex­po­si­ción 50 fo­to­gra­fías con his­to­ria. Una mi­ra­da a la his­to­ria de la fo­to­gra­fía en Es­pa­ña de los úl­ti­mos 80 años, inau­gu­ra­da ayer en el pa­seo de la Vic­to­ria, don­de per­ma­ne­ce­rá ins­ta­la­da has­ta el 3 de ju­nio.

Ac­ción Cul­tu­ral Es­pa­ño­la y la XVI Bie­nal de Fo­to­gra­fía de Cór­do­ba (de cu­yo pro­gra­ma for­ma par­te co­mo ex­po­si­ción in­vi­ta­da) pro­po­nen a los ciu­da­da­nos un re­co­rri­do por la his­to­ria re­cien­te del país “des­de el es­ta­lli­do de la Gue­rra Ci­vil”, se­gún Gonzalo Re­vi­die­go, co­mi­sa­rio del pro­yec­to jun­to a Jo­sé Ma­ría Díaz-Maroto. “Fotógrafos de la pos­gue­rra, la Tran­si­ción, los años 80 y la Mo­vi­da ma­dri­le­ña” in­te­gran en gran par­te un re­co­rri­do que tam­bién in­clu­ye a “fotógrafos do­cu­men­ta­les de los 90 y las úl­ti­mas pro­pues­tas, con au­to­res co­mo Cris­ti­na de Mid­del”. La ex­po­si­ción sur­ge del li­bro ho­mó­ni­mo pu­bli­ca­do en 2017 por Signo edi­to­res.

“La se­lec­ción de las fo­to­gra­fías ha si­do rea­li­za­da con mu­cho ri­gor. Son 50 imá­ge­nes muy icó­ni­cas y tam­bién se ha te­ni­do en cuen­ta la his­to­ria que hay de­trás de la fo­to­gra­fía: de­trás de ca­da una hay un gran fo­tó­gra­fo pe­ro tam­bién una his­to­ria que me­re­ce ser con­ta­da”, se­ña­ló Re­vi­die­go. Es­tas his­to­rias, “ex­traí­das a tra­vés de con­ver­sa­cio­nes con los au­to­res y sus des­cen­dien­tes, en mu­chos ca­sos se co­no­cen aquí por pri­me­ra vez”. El prin­ci­pal ob­je­ti­vo de es­te pro­yec­to es “di­vul­gar la fo­to­gra­fía es­pa­ño­la”, que en las úl­ti­mas dé­ca­das ha ge­ne­ra­do re­fe­ren­tes de gran re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal.

El vi­si­tan­te “no so­lo va a co­no­cer a 50 au­to­res de la ta­lla de Isa­bel Mu­ñoz, Agus­tí Cen­te­lles o Ger­va­sio Sán­chez sino tam­bién esas his­to­rias: se tra­ta de abrir­le puer­tas pa­ra que co­noz­ca más a fon­do la fo­to­gra­fía es­pa­ño­la”. En­tre esos re­la­tos se en­cuen­tran los que com­po­nen la se­rie Vi­das mi­na­das de Ger­va­sio Sán­chez, ga­na­dor del pre­mio Or­te­ga y Gas­set, y “otros po­co co­no­ci­dos que al vi­si­tan­te le van a sor­pren­der mu­cho co­mo el que cuen­ta la fo­to­gra­fía de Cé­sar Lu­cas, la vi­si­ta del Che Gue­va­ra a Madrid en el año 58. Esas fo­tos se que­da­ron en un ca­jón y no se pu­bli­ca­ron has­ta mu­chos años des­pués”.

Re­vi­die­go tam­bién sub­ra­yó “la his­to­ria que hay de­trás de la fo­to­gra­fía de En­ri­que Me­ne­ses, fo­to­pe­rio­dis­ta que es­tu­vo acom­pa­ñan­do a Fi­del Cas­tro en Sie­rra Maes­tra y to­mán­do­le fo­to­gra­fías mien­tras es­ta­ba es­con­di­do”.

Por otra par­te, es­te jue­ves tam­bién se inau­gu­ró en el Cen­tro Ra­fael Bo­tí Simulacrum Bourrée, una ex­po­si­ción que for­ma par­te de la sec­ción ofi­cial en la que Jor­di Ber­na­dó ref le­xio­na so­bre el con­cep­to de si­mu­la­cro.

Ber­na­dó afir­mó en el ac­to de aper­tu­ra que se tra­ta de “un jue­go de ping-pong”, una lú­di­ca ex­pe­rien­cia de si­mu­la­cio­nes y tram­pas en diá­lo­go con las obras del pin­tor ca­ta­lán Qui­met Sa­ba­té. Un jue­go car­ga­do de “iro­nía, crí­ti­ca y sim­pa­tía por nues­tro país” que se be­ne­fi­cia del to­que de “un co­mi­sa­rio muy crea­ti­vo que apor­ta otra mi­ra­da y me­jo­ra el tra­ba­jo”; Xo­sé Ga­rri­do.

El co­mi­sa­rio ex­pli­có que es­ta mues­tra fue ori­gi­nal­men­te una de las cin­co par­tes de una am­bi­cio­sa ex­po­si­ción que pu­do ver­se ha­ce unos años en Bar­ce­lo­na. “Es un jue­go de re­pre­sen­ta­cio­nes en torno a la idea de si­mu­la­cro”, aña­dió, an­tes de ad­ver­tir que “el si­mu­la­cro es­tá in­va­dien­do nues­tro mun­do: ca­da vez que­da me­nos de lo real”. Al­gu­nas pie­zas del pro­yec­to ori­gi­nal, re­la­tó co­mo anéc­do­ta, han te­ni­do que ser re­ti­ra­das por­que los cua­dros de Sa­ba­té que las ins­pi­ra­ban han si­do ven­di­dos.

En es­te pro­yec­to hay mu­cho hu­mor pe­ro tam­bién seriedad, si bien, se­gún Ga­rri­do, es una seriedad sin pe­si­mis­mo. “Si hay al­go que nos re­cuer­da las fo­to­gra­fías de Ber­na­dó es que hay una reali­dad pa­ra ser ob­ser­va­da más que pa­ra ser vi­vi­da o ex­pe­ri­men­ta­da. Hoy qui­zá más que nun­ca”, re­fle­xio­na el co­mi­sa­rio. Y es que “Ber­na­dó es un ob­ser­va­dor, in­clu­so an­tes que fo­tó­gra­fo. La fo­to­gra­fía es la he­rra­mien­ta que ha ele­gi­do pa­ra or­ga­ni­zar for­mal y vi­sual­men­te un mun­do en cons­tan­te fu­ga, en un mo­vi­mien­to de­for­ma­dor que di­fi­cul­ta la ex­pe­rien­cia del es­pec­ta­dor del mis­mo.

La mues­tra de Jor­di Ber­na­dó en el Cen­tro Bo­tí com­ple­ta la sec­ción ofi­cial

LAU­RA MAR­TÍN

Una de las fo­to­gra­fías que se ex­hi­ben en el pa­seo de la Vic­to­ria.

EL DÍA

Dos mu­je­res ob­ser­van obras de ‘Simulacrum Bourrée’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.