ME­NU­DO TRAN­CA­ZO TEN­GO

El Dia de Cordoba - - Opinión -

Ya­de­más, cons­ti­pa­do. Cuan­do lean es­tas lí­neas ya le ha­brán da­do el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da a la cam­pa­ña elec­to­ral, que nos lle­va­rá a ce­le­brar la fiesta de la de­mo­cra­cia el 28A, y es­tas le­tras que aquí jun­to pa­ra us­te­des, ha­bi­ta­rán con aque­llas que den cuen­ta de las de­cla­ra­cio­nes de los ca­gaban­du­rrias en je­fe. Sus ede­ca­nes y to­da la ca­de­na de su­mi­nis­tro de ba­zo­fia en­la­ta­da entrarán en fa­se de pleno ren­di­mien­to y sa­tu­ra­rán to­do ca­nal in­for­ma­ti­vo exis­ten­te o por in­ven­tar, con la sa­na in­ten­ción de arri­mar

al as­cua su sar­di­na. La ofer­ta es pen­ta­fá­li­ca. La co­sa va de tran­cas, de sa­car la po­rra a ver quien la tie­ne más gran­de. Va­mos al lío, su­jé­ten­me el cu­ba­ta que yo tam­bién voy a sa­car mi po­rra a pa­sear. Es­ta po­rra es fru­to de un ex­haus­ti­vo y pro­fun­do, to­tal y ab­so­lu­to, in­ten­si­vo y com­ple­to ejer­ci­cio de po­lí­ti­ca fic­ción, cu­ya me­to­do­lo­gía me re­ser­vo pa­ra sa­car­la a la ven­ta tras los re­sul­ta­dos si acier­to; y si no acier­to, ha­bré en­tra­do en el Olim­po de los que pu­bli­can pro­nós­ti­cos en tin­ta so­bre pa­pel dia­rio y fallan, al­go que vis­te mu­cho, oi­gan.

Va­mos allá y por es­te or­den que no es alea­to­rio: Ca­sa­do, Abas­cal, Ri­ve­ra, Igle­sias y Sánchez nos da el acró­ni­mo CARIS. Ca­sa­do es el prin­ci­pal ac­ti­vo de la cam­pa­ña de to­dos los de­más, con su bo­qui­ta de chan­cla lle­va al PP por de­ba­jo del peor re­sul­ta­do de Az­nar (107) y del me­jor de Fra­ga (106), le da­mos un 14,4% y 49 dipu­tados, uno en Cór­do­ba. San­tia­go y cie­rra Es­pa­ña –vis­to des­de fue­ra lo que pa­re­ce es que cie­rra ba­res– es el que más cla­ro lo tie­ne, la per­fec­ción en po­lí­ti­ca es el te­rror y lo de es­te mu­cha­cho es te­rro­rí­fi­co: un 19,1%, 69 dipu­tados, dos en Cór­do­ba y pri­me­ra fuer­za en Ma­drid con 10. A Ri­ve­ra le han pues­to un ta­pón cuan­do ti­ra­ba des­de la lí­nea de tres y le ha vuel­to a caer el ba­lón en las ma­nos, veremos si la pa­sa y a quién: 15,6 %, 51 es­ca­ños, uno en Cór­do­ba. Lo de Igle­sias es amor­ti­za­ción de su hi­po­te­ca en es­ta­do pu­ro, 36 asien­tos y un 13,1% de los vo­tos es el re­sul­ta­do de la so­cia­li­za­ción de las de­ci­sio­nes per­so­na­les a tra­vés de vo­ta­cio­nes in­ter­nas, un ge­nio de la Com­plu, sí se­ñor. Ce­rra­mos la po­rra con Sánchez, el Be­llo Pe­dro si no ha­bla mu­cho –¿pa qué, pa ca­gar­la?– con un 26,8% de los vo­tos y 116 dipu­tados, va a que­dar por de­ba­jo del peor re­sul­ta­do de es­pal­da pla­tea­da Gon­zá­lez (118) y por en­ci­ma del me­jor y úni­co re­sul­ta­do de Ru­bal­ca­ba (110). Que­dan en mi po­rra fic­ción 29 es­ca­ños por re­par­tir: los otros. Su­men, res­ten y com­bi­nen, ha­gan cá­ba­las: otra vez con la sar­tén por el man­go.

En fin, voy a ha­cer las ma­le­tas, que me voy a ver de cer­ca el Bre­xit; y re­cuer­den que es­to es ba­sa­do en he­chos reales: cual­quier pa­re­ci­do con la reali­dad es pu­ra coin­ci­den­cia.

JUAN LUIS PIQUERAS

@jl­pi­que­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.