El sa­gra­do ar­te de las flo­res

Las co­fra­días y flo­ris­tas se de­can­tan por las rosas, los cla­ve­les y los li­rios

El Dia de Cordoba - - Semana Santa - Ja­vier Sán­chez

EL exorno flo­ral de los pa­sos es un ele­men­to esen­cial en los pa­sos du­ran­te la Se­ma­na San­ta. Se tra­ta de un tra­ba­jo que en los úl­ti­mos años, “se ha pro­fe­sio­na­li­za­do”, de­cla­ra el flo­ris­ta de Pin­sa­po, Ra­fael Cue­vas, pues hay ca­da vez más em­pre­sas que se de­di­can a es­te sec­tor. To­dos los pa­sos es­tán en el pun­to de mi­ra y, es por es­to, que las her­man­da­des bus­can el tra­ba­jo de un pro­fe­sio­nal, por “tran­qui­li­dad y co­mo­di­dad”, aña­de.

Ra­fael Cue­vas y Luis Ne­va­do fundaron la flo­ris­te­ría Pin­sa­po ha­ce seis años en Cór­do­ba y, des­de sus ini­cios tra­ba­jan en los exor­nos flo­ra­les de la Se­ma­na San­ta. A pe­sar de ser una flo­ris­te­ría joven, es­te año son los res­pon­sa­bles de 22 pa­sos y tro­nos ma­la­gue­ños, pues tra­ba­jan con her­man­da­des de Cór­do­ba, Má­la­ga, Gra­na­da y Jaén. En con­cre­to, en la ca­pi­tal cor­do­be­sa son los res­pon­sa­bles de los pa­sos de las her­man­da­des del Amor, la Sen­ten­cia, el San­to Se­pul­cro, el Pren­di­mien­to y el Per­dón.

La se­lec­ción de la f lor no es ta­rea fá­cil pa­ra de­co­rar los pa­sos y Así, Cue­vas di­fe­ren­cia en­tre las her­man­da­des más clá­si­cas, que tie­nen una f lor o un co­lor iden­ti­ta­rio, mien­tras que hay otras que “de­jan un mar­gen más am­plio pa­ra tra­ba­jar”.

La ma­yor par­te de las flo­res con las que Pin­sa­po tra­ba­ja lle­gan des­de Ho­lan­da, de­bi­do a la ca­li­dad de las mis­mas. “La du­ra­bi­li­dad de las flo­res ho­lan­de­sas y su ca­li­dad es de la más al­ta”, destaca y aña­de

que es en el mes de enero cuan­do “se de­ci­de que flor lle­va­rá ca­da pa­so”. Otras, co­mo los cla­ve­les, los li­rios y los gla­dio­los lle­gan des­de Chi­pio­na (Cá­diz). El flo­ris­ta adelanta a el Día que es­te año un pa­so cuen­ta con un adorno de nar­dos traí­dos des­de Is­rael. Por cier­to, Pin­sa­po fue pio­ne­ra en uti­li­zar los tu­li­pa­nes y las rosas de pi­ti­mi­ní en los pa­sos de Se­ma­na San­ta.

Cue­vas se­ña­la tam­bién que de­di­can has­ta seis ho­ras de me­dia en pre­pa­rar ca­da pa­so y destaca el tra­ba­jo que re­quie­ren los tro­nos de Má­la­ga, “que son de gran ta­ma­ño”. Pe­ro, en Pin­sa­po no so­lo de­co­ran pa­sos, sino que tam­bién son los res­pon­sa­bles de mon­tar los mo­nu­men­tos del Jue­ves San­to en al­gu­nas igle­sias, co­mo por ejem­plo, en la Tri­ni­dad, San Ni­co­lás o la Com­pa­ñía.

Es­ta f lo­ris­te­ría ade­más, se es­me­ra en el sim­bo­lis­mo de sus crea­cio­nes y, por eso, “siem­pre pro­cu­ra­mos que el en­torno va­ya acor­de a la es­ce­na pa­ra dar rea­lis­mo”, destaca. Cue­vas avan­za que “la Pro­vi­den­cia es un cal­va­rio” y, es­te año por pri­me­ra vez, lle­va­rá ese pun­to de es­pi­nas que exi­ge el pa­so.

El flo­ris­ta de Pin­sa­po tam­bién ha­ce re­fe­ren­cia a la Her­man­dad del Per­dón y sub­ra­ya que “en nin­gún mo­men­to po­nen con­di­cio­nes y de­jan al ar­tis­ta tra­ba­jar”. En es­te pun­to, destaca la la­bor de Luis Ne­va­do, es­pe­cia­li­za­do en ar­te flo­ral de Pin­sa­po, que “in­ven­ta ca­da año un exorno di­fe­ren­te pa­ra la Her­man­dad del Per­dón”.

La flo­ris­te­ría de San­ta Mar­ta es una de las ve­te­ra­nas de la ca­pi­tal y ca­si des­de sus ini­cios –se pu­so en mar­cha ha­ce más de 70 años– co­men­zó a tra­ba­jar en el sec­tor co­fra­de. Prue­ba de ello es que tra­ba­ja des­de ha­ce seis dé­ca­das con ca­si to­das las her­man­da­des de la ciu­dad. Es­te año, por ejem­plo, es la res­pon­sa­ble del exorno f lo­ral del pa­so del Res­ca­ta­do, que sa­le ma­ña­na en pro­ce­sión, y tam­bién de la Ca­ri­dad, ade­más de otros tres pa­sos de Bae­na. Uno de los f lo­ris­tas que tra­ba­jan en San­ta Mar­ta es Ma­nuel Roldán, quien cuen­ta que en pre­pa­rar un pa­so em­plean unas cuatro ho­ras. Ade­más, tam­bién pre­pa­ran arre­glos f lo­ra­les pa­ra cul­tos y ofren­das, co­mo el exorno es­te año de la Ca­te­dral, tan­to del al­tar ma­yor co­mo del sa­gra­rio.

Roldán re­co­no­ce que el cla­vel es la f lor prin­ci­pal, si bien, se­ña­la que “la ten­den­cia es­tá cam­bian­do” y, por ejem­plo, se es­tá in­tro­du­cien­do “la f lor va­ria­da y la mez­cla de rosas, con tu­li­pa­nes y car­dos”. Tam­bién ano­ta que an­tes eran las her­man­da­des las que ele­gían el ti­po de f lor a usar en ca­da pa­so, si bien, “aho­ra co­mien­zan a de­jar­se acon­se­jar”. Tam­bién aña­de que “exis­te ma­yor li­ber­tad en la elec­ción y se atre­ven a uti­li­zar co­lo­res más fuer­tes y vi­vos”. Aun así, ano­ta que “las f lo­res que nun­ca fal­tan son el cla­vel, la ro­sa o el iris”. El flo­ris­ta tam­bién alu­de al cam­bio de ten­den­cia en la de­co­ra­ción de los mis­te­rios, ya que an­ti­gua­men­te “no so­lían de­co­rar­se de­ma­sia­do” y es al­go que es­tá cam­bian­do”. En el ca­so de San­ta Mar­ta acom­pa­ña los mis­te­rios con eu­ca­lip­to y he­le­chos pa­ra em­be­lle­cer. Es­ta f lo­ris­te­ría nor­mal­men­te uti­li­za flo­res de ori­gen nacional, aun­que en al­gu­nas oca­sio­nes son ho­lan­de­sas.

JUAN AYALA

El ar­tis­ta Luis Ne­va­do, al fon­do, pre­pa­ra los exor­nos flo­ra­les en Pin­sa­po.

LAURA MARTÍN

Pre­pa­ra­ción del exorno flo­ral de la Vir­gen de la Amar­gu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.