Las pre­sas de em­bal­se de la Jun­ta

El au­tor re­fle­xio­na so­bre la ges­tión que ha­ce la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca de es­tas in­fra­es­truc­tu­ras hi­dráu­li­cas y de la am­plia va­rie­dad que hay a lo lar­go del te­rri­to­rio an­da­luz

El Dia de Cordoba - - Andalucía - JUAN LÓPEZ MARTOS

LA trans­fe­ren­cia a la Jun­ta de An­da­lu­cía de sus cuen­cas in­tra­co­mu­ni­ta­rias, tan­to me­di­te­rrá­neas co­mo atlán­ti­cas, me­dian­te sen­dos rea­les de­cre­tos de oc­tu­bre de 2004 y de di­ciem­bre de 2005 su­pu­so ló­gi­ca­men­te tam­bién el tras­pa­so de 27 pre­sas de em­bal­se ubi­ca­das en las cuen­cas re­fe­ri­das. La pre­sa más ba­ja, Gua­dal­mi­na, tie­ne 21 me­tros de al­tu­ra, y la más al­ta, Béz­nar, 134 me­tros. La al­tu­ra de las de­más se dis­tri­bu­ye co­mo si­gue: dos su­pe­ran los 100 me­tros, 16 los 50 me­tros y las siete res­tan­tes es­tán en­tre 21 me­tros y 50 me­tros

La ti­po­lo­gía de es­tas pre­sas es muy va­ria­da. Hay on­ce que son de hor­mi­gón, de las cua­les siete son de gra­ve­dad, tres son de ar­co-gra­ve­dad y hay, fi­nal­men­te, una bó­ve­da de do­ble cur­va­tu­ra. Las otras die­ci­séis son de ma­te­ria­les suel­tos, de las que pa­ra asu­mir la fun­ción de im­per­mea­bi­li­dad, on­ce tie­nen un nú­cleo in­te­rior de ar­ci­lla, tres son ho­mo­gé­neas y las dos que que­dan tie­nen una pan­ta­lla su­per­fi­cial de hor­mi­gón.

La ca­pa­ci­dad de em­bal­se es de 3.984,4 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos. Es­tos em­bal­ses jun­to con los dis­tin­tos acuí­fe­ros exis­ten­tes ga­ran­ti­zan las de­man­da de agua pa­ra los di­ver­sos usos: abas­te­ci­mien­to, re­ga­dío, in­dus­trial y re­crea­ti­vo. To­do ello sin ol­vi­dar la ne­ce­sa­ria y prio­ri­ta­ria siem­pre, sal­vo en ca­sos muy ex­cep­cio­na­les, de­man­da eco­ló­gi­ca.

To­dos es­tos da­tos po­nen de ma­ni­fies­to la su­ma im­por­tan­cia eco­nó­mi­ca y es­tra­té­gi­ca del pa­tri­mo­nio hi­dráu­li­co trans­fe­ri­do, que

qui­zá aún no ha si­do su­fi­cien­te­men­te va­lo­ra­do por la Jun­ta de An­da­lu­cía.

Las piezas cla­ve de es­te pa­tri­mo­nio son las pre­sas, sin ellas no hay ni em­bal­ses, ni agua guar­da­da de las épo­cas en que llue­ve pa­ra cuan­do hay fal­ta de llu­vias. Tam­bién se de­be te­ner en cuen­ta que las pre­sas son es­truc­tu­ras de­li­ca­das que re­quie­re una ex­plo­ta­ción cui­da­do­sa, es­pe­cial­men­te en aten­ción a su propia seguridad, pues el co­lap­so de una pre­sa pue­de su­po­ner da­ños per­so­na­les, in­clu­so nu­me­ro­sas víc­ti­mas mor­ta­les y gran­des pér­di­das ma­te­ria­les.

En re­la­ción con la seguridad las nor­ma­ti­va vi­gen­te las cla­si­fi­ca en tres ti­pos:

A: Cuan­do en ca­so de ro­tu­ra los da­ños oca­sio­na­dos son muy im­por­tan­tes y ade­más hay víc­ti­mas mor­ta­les.

B: Cuan­do en ca­so de ro­tu­ra los da­ños son im­por­tan­tes.

C: Úni­ca­men­te hay en ca­so de ro­tu­ra da­ños le­ves.

Las pre­sas ti­tu­la­ri­dad de la Jun­ta de An­da­lu­cía, a ex­cep­ción de cuatro de ellas, es­tán a es­tos efec­tos cla­si­fi­ca­das co­mo A y B.

A tí­tu­lo de ejem­plo se pue­de ci­tar la ro­tu­ra de la pre­sa de Tous en Valencia en oc­tu­bre de 1982, que cau­só 40 muer­tos y obli­gó al Es­ta­do al pa­go de 300 mi­llo­nes de eu­ros en con­cep­to de in­dem­ni­za­cio­nes. La sen­ten­cia ju­di­cial es­ta­ble­ció co­mo cau­sas: fal­ta de per­so­nal es­pe­cia­li­za­do en la obra, dé­fi­cit de man­te­ni­mien­to y vul­ne­ra­ción de las normas de con­ser­va­ción y seguridad. Tam­bién en Se­vi­lla el co­lap­so de la pre­sa de Az­nal­có­llar, en 1998, cau­sa­do por el fa­llo de la ci­men­ta­ción, obli­gó a la Jun­ta de An­da­lu­cía a gas­tar 90 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra lim­piar el cau­ce y ri­be­ras del río Gua­dia­mar en los par­ques Nacional y Na­tu­ral de Do­ña­na.

La seguridad de las pre­sas es una cues­tión pri­mor­dial, por ello es­tán do­ta­das de un sistema de aus­cul­ta­ción, bas­tan­te so­fis­ti­ca­do a ve­ces, co­mo ocu­rre en Béz­nar. Con­se­cuen­te­men­te la nor­ma­ti­va estatal exi­ge pa­ra di­ri­gir la ex­plo­ta­ción de una pre­sa te­ner la ti­tu­la­ción de in­ge­nie­ro, for­ma­do cu­rri­cu­lar­men­te en la ma­te­ria y con ex­pe­rien­cia en es­ta.

Has­ta el des­afor­tu­na­do Plan Bo­lo­nia, que Es­pa­ña acep­tó pre­ci­pi­ta­da­men­te, la úni­ca in­ge­nie­ría ca­pa­ci­ta­da pa­ra es­ta fun­ción era la In­ge­nie­ría de Ca­mi­nos, Ca­na­les y Puer­tos. Es­pe­re­mos que no se ob­ten­ga la ca­pa­ci­ta­ción de los fu­tu­ros in­ge­nie­ros ex­per­tos en ma­te­ria de pre­sas por el mé­to­do que se han ob­te­ni­do tan es­can­da­lo­sa­men­te al­gu­nos tí­tu­los de mas­ter.

Vea­mos a es­te res­pec­to co­mo se es­tán di­ri­gien­do las ex­plo­ta­cio­nes de las pre­sas que nos ocu­pan. Hay dos pre­sas di­ri­gi­das por sen­dos in­ge­nie­ros que cum­plen la nor­ma­ti­va; hay otro in­ge­nie­ro asi­mis­mo cua­li­fi­ca­do, pe­ro que es­tá so­bre­ex­plo­ta­do pues lle­va di­rec­ta­men­te cin­co pre­sas y coor­di­na otras siete y otras cin­co las lle­va un in­ge­nie­ro cua­li­fi­ca­do, pró­xi­mo a la ju­bi­la­ción, en sus­ti­tu­ción de un bió­lo­go que fue ce­sa­do. En las de­más, los di­rec­to­res de ex­plo­ta­ción no tie­nen ni la for­ma­ción y ex­pe­rien­cia ne­ce­sa­rias pa­ra desem­pe­ñar la ta­rea en­co­men­da­da, cues­tión que es pri­mor­dial.

No nos re­sis­ti­mos a ci­tar un ca­so real­men­te sor­pren­den­te, el de las pre­sas de Gua­da­rran­que y Char­co Re­don­do am­bas en el Cam­po de Gi­bral­tar de más de 70 me­tros de al­tu­ra, cu­yos em­bal­ses su­pe­ran los 79 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos, cu­ya ex­plo­ta­ción es­tá en­co­men­da­da a una li­cen­cia­da en Bi­blio­te­co­no­mía.

Ta­les dis­la­tes, sin du­da pe­li­gro­sos se de­ben al mo­de­lo con que se ha cons­trui­do la Ad­mi­nis­tra­ción Au­tó­no­ma An­da­lu­za, que al ba­jar del ha­bi­tual ni­vel 30 (Director Ge­ne­ral) en la Ad­mi­nis­tra­ción del Es­ta­do pa­ra los pues­tos de li­bre de­sig­na­ción al 26 (Jefe de Ser­vi­cio), pa­ra los fun­cio­na­rios que op­tan a un pues­to. Si ade­más no se exi­ge re­qui­si­to es­pe­cí­fi­co al­guno, pa­ra pues­tos co­mo los de la seguridad de las pre­sas, da la im­pre­sión que qui­zá se es­tén pre­fi­rien­do otros cri­te­rios al de la ca­pa­ci­dad.

Ha­ré un rue­go fi­nal a los go­ber­nan­tes ac­tua­les de la Jun­ta de An­da­lu­cía, en es­pe­cial al con­se­je­ro que ten­ga en­co­men­da­das las pre­sas, que no es res­pon­sa­ble de los nom­bra­mien­tos he­chos en su día pa­ra di­ri­gir la ex­plo­ta­ción de las pre­sas, ti­tu­la­ri­dad de la Jun­ta de An­da­lu­cía, pe­ro si no co­rri­ge la si­tua­ción lo an­tes po­si­ble, con el respeto de­bi­do a las per­so­nas que pu­die­ran ser afec­ta­das, po­drá in­cu­rrir en res­pon­sa­bi­li­dad an­te cual­quier ac­ci­den­te po­si­ble, que en mo­do al­guno de­seo.

La nor­ma­ti­va exi­ge que sea un in­ge­nie­ro el en­car­ga­do de di­ri­gir la ex­plo­ta­ción de una pre­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.