El ár­bi­tro de las tres le­tras

La Jun­ta Elec­to­ral Cen­tral es el ór­gano que apli­ca la Loreg des­de su crea­ción en 1985 Ha sa­bi­do evo­lu­cio­nar en sus más de tres dé­ca­das

El Dia de Cordoba - - Elecciones Generales - Án­gel A. Gi­mé­nez (Efe) MA­DRID

JEC. Así di­cho pa­re­ce una ono­ma­to­pe­ya ex­tra­ña, pe­ro se tra­ta del acró­ni­mo de la Jun­ta Elec­to­ral Cen­tral, el or­ga­nis­mo del que más se ha­bla du­ran­te los pe­rio­dos elec­to­ra­les por­que es el en­car­ga­do de ar­bi­trar­los y de ve­lar por que se desa­rro­llen en con­di­cio­nes de igual­dad .

La Jun­ta Elec­to­ral es­tu­dia los asun­tos que le lle­gan y to­ma de­ci­sio­nes en fun­ción de una nor­ma­ti­va tam­bién en­ce­rra­da en un acró­ni­mo, és­te más alam­bi­ca­do: la Loreg es la Ley Or­gá­ni­ca del Ré­gi­men Elec­to­ral Ge­ne­ral, se com­po­ne de más de 220 ar­tícu­los y da­ta de 1985. So­bre es­te texto, los 13 in­te­gran­tes de la Jun­ta dic­tan sus acuer­dos y re­so­lu­cio­nes, o aper­ci­ben a car­gos pú­bli­cos lle­ga­do el ca­so, y aun­que ya se dan fe­nó­me­nos que a ve­ces es­ca­pan de su co­ber­tu­ra (en­víos de men­sa­jes de What­sapp, por ejem­plo), ha lo­gra­do aco­plar­se a los tiem­pos.

Re­cien­te­men­te, ad­vir­tió a la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno y a la Secretaría de Es­ta­do de Co­mu­ni­ca­ción por uso inade­cua­do de tuits y de ví­deos en re­des so­cia­les, res­pec­ti­va­men­te.

De la Jun­ta se sa­ben sus fun­cio­nes y quié­nes la com­po­nen, pe­ro es un ór­gano de fun­cio­na­mien­to opa­co. Sus reunio­nes son siem­pre a puer­ta ce­rra­da, la di­fu­sión de sus re­so­lu­cio­nes no siguen pa­tro­nes tem­po­ra­les con­cre­tos y po­co, o muy po­co, trasciende de sus de­li­be­ra­cio­nes. Por ello, ca­be re­cor­dar, y más en cam­pa­ña, qué son esas tres le­tras

AD­MI­NIS­TRA­CIÓN ELEC­TO­RAL

En Es­pa­ña exis­te la ad­mi­nis­tra­ción elec­to­ral, co­sa que pa­re­ce ob­via, pe­ro no tan­to si se re­pa­ra en su es­truc­tu­ra. La in­te­gran las me­sas elec­to­ra­les, las jun­tas elec­to­ra­les de zo­na, las jun­tas pro­vin­cia­les, las jun­tas de co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas y la JEC, que es la que man­da so­bre las de­más. Apar­te, la Ofi­ci­na del Cen­so Elec­to­ral, que de­pen­de, cla­ro es­tá, de la propia JEC. Ca­da cual tie­ne su co­me­ti­do y su ra­dio de com­pe­ten­cia. Por ejem­plo, las jun­tas de co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas al­can­zan el ám­bi­to que in­di­ca su nom­bre, pe­ro he aquí una pe­cu­lia­ri­dad: no to­das las co­mu­ni­da­des tie­nen su jun­ta.

Las uni­pro­vin­cia­les de­le­gan en las jun­tas pro­vin­cia­les (me­nos La Rio­ja) y las que no lo son, pues de­pen­de: An­da­lu­cía, Ca­na­rias, Ba­lea­res, Cas­ti­lla y León, Ex­tre­ma­du­ra, País Vas­co, La Rio­ja (ya ci­ta­da) y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na sí tie­nen; las de­más, no, por lo que se re­mi­ten a las pro­vin­cia­les.

A to­das les une es­te ob­je­ti­vo: ga­ran­ti­zar, en los tér­mi­nos de la Loreg, la trans­pa­ren­cia y ob­je­ti­vi­dad de los pro­ce­sos elec­to­ra­les y el prin­ci­pio de igual­dad.

LA LEY ELEC­TO­RAL

Igual que los ma­gis­tra­dos del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal tie­nen la Car­ta Mag­na co­mo re­fe­ren­cia, los com­po­nen­tes de la Jun­ta Elec­to­ral Cen­tral tie­nen la Ley Elec­to­ral. En ella es­tá to­do lo que hay que sa­ber so­bre nor­ma­ti­va elec­to­ral, ac­tua­li­za­cio­nes in­clui­das, por­que la Loreg, co­mo la Cons­ti­tu­ción, vi­ve en el cen­tro del de­ba­te. Le­gis­la­tu­ra que empieza, propuesta que se for­mu­la en el Con­gre­so pa­ra cam­biar­la, co­mo ha­ce po­co ocu­rrió con la re­for­ma in­fruc­tuo­sa del vo­to ro­ga­do.

Es lar­ga la Loreg, pe­ro me­re­ce la pe­na re­su­mir­la: re­gu­la quié­nes son ele­gi­bles y quié­nes, elec­to­res; có­mo se for­man las me­sas y jun­tas elec­to­ra­les y sus fun­cio­nes; fi­ja el ca­len­da­rio elec­to­ral; mar­ca las pau­tas de las can­di­da­tu­ras y si és­tas se tie­nen que cam­biar y en qué pla­zo; dice có­mo tie­nen que ser los ac­tos en cam­pa­ña o dón­de co­lo­car pro­pa­gan­da; re­gu­la las co­ber­tu­ras in­for­ma­ti­vas (pa­ra lo que crea un Con­se­jo es­pe­cí­fi­co); po­ne las re­glas de los de­ba­tes te­le­vi­sa­dos en me­dios pú­bli­cos...

Hay más: or­de­na cuán­do no se pue­den pu­bli­car encuestas, aco­ta los gas­tos en que pue­den in­cu­rrir los partidos o coa­li­cio­nes que se pre­sen­ten, da el mar­co pa­ra que se ce­le­bre la jor­na­da elec­to­ral y, co­mo es evi­den­te, enu­me­ra cuá­les son de­li­tos elec­to­ra­les y sus res­pec­ti­vas san­cio­nes.

Por si fue­ra po­co, la JEC im­par­te doc­tri­na, y és­ta consta en sus ins­truc­cio­nes, co­mo la de 2015 que re­gu­la los de­ba­tes en­tre can­di­da­tos en te­le­vi­sio­nes pú­bli­cas y cu­yo pro­ta­go­nis­mo ha re­sur­gi­do es­ta se­ma­na de­bi­do a la pe­ti­ción de Vox pa­ra par­ti­ci­par en el de T VE aun no te­nien­do re­pre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria.

LOS GUAR­DIA­NES

De­trás de los acuer­dos, re­so­lu­cio­nes e ins­truc­cio­nes de la JEC, hay un grupo de hom­bres y mu­je­res que se reúnen en una sa­la del Con­gre­so de los Dipu­tados (su se­de) una vez a la se­ma­na en épo­ca elec­to­ral, co­mo mí­ni­mo. Son ocho ma­gis­tra­dos del Tri­bu­nal Su­pre­mo y cin­co vo­ca­les ca­te­drá­ti­cos de De­re­cho o Cien­cias Po­lí­ti­cas y So­cio­lo­gía en ac­ti­vo.

Los pri­me­ros los eli­ge el Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial me­dian­te in­sa­cu­la­ción, un tér­mino ra­ro de so­no­ri­dad aún más ra­ra que sig­ni­fi­ca que el es­cru­ti­nio se ha­ce en­tre unas pa­pe­le­tas con nom­bres in­tro­du­ci­das en un re­ci­pien­te ce­rra­do. Los se­gun­dos pro­ce­den de las pro­pues­tas de los gru­pos par­la­men­ta­rios.

La com­po­si­ción se re­nue­va den­tro de los 90 días si­guien­tes a ca­da se­sión cons­ti­tu­ti­va de las Cor­tes (la si­guien­te es el 21 de ma­yo), y una vez sen­ta­dos por pri­me­ra vez en su sa­la del Con­gre­so, de­ci­den en­tre ellos quién se­rá el presidente y quién, el vi­ce­pre­si­den­te. Los ac­tua­les son Se­gun­do Me­nén­dez y Eduar­do Cal­vo, res­pec­ti­va­men­te.

ALE­JAN­DRO GAR­CÍA / EFE

Una mu­jer con un la­zo ama­ri­llo fren­te a la Ge­ne­ra­li­tat, an­tes de la re­ti­ra­da de la pan­car­ta de apo­yo a los pre­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.