La ges­tión de las cuen­cas hi­dro­grá­fi­cas an­da­lu­zas

El au­tor re­fle­xio­na so­bre los erro­res co­me­ti­dos por la Jun­ta en la ad­mi­nis­tra­ción de las po­lí­ti­cas hí­dri­cas con es­pe­cial aten­ción a la pre­sa de Ru­les (en Gra­na­da) blo­quea­da des­de ha­ce una dé­ca­da

El Dia de Cordoba - - Andalucía - Ex con­se­je­ro de Obras Pú­bli­cas de la Jun­ta de An­da­lu­cía JUAN LÓ­PEZ MAR­TOS

EL mo­de­lo de ges­tión ini­cia­do por Es­pa­ña, con la ins­ti­tu­ción de las Con­fe­de­ra­cio­nes Hi­dro­grá­fi­cas en el año 1926, se ha ido adop­tan­do en to­do el mun­do y ha su­pues­to la mejor apor­ta­ción a la go­ber­nan­za del agua.

La Ley de Aguas es­ta­ble­ció dos ti­pos de cuen­cas hi­dro­grá­fi­cas, aque­llas cu­yo te­rri­to­rio se dis­tri­bu­ye en­tre va­rias co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas y se les de­no­mi­na­ba in­ter­co­mu­ni­ta­rias y las que te­nían su te­rri­to­rio en una so­la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma que se les lla­ma­ba in­tra­co­mu­ni­ta­rias. Se­gún los pre­cep­tos cons­ti­tu­cio­na­les las se­gun­das se con­si­de­ra­ban com­pe­ten­cia ex­clu­si­va de la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma don­de se en­con­tra­ban y, con­se­cuen­te­men­te, po­dían ser trans­fe­ri­das a la co­mu­ni­dad que lo so­li­ci­ta­se.

An­da­lu­cía tie­ne va­rias cuen­cas me­di­te­rrá­neas in­tra­co­mu­ni­ta­rias, des­de la del río Al­man­zo­ra en Al­me­ría has­ta la del río Gua­dia­ro en Cá­diz. Asi­mis­mo tie­ne

otras cuen­cas atlán­ti­cas de es­ta con­di­ción, en Cá­diz las de los ríos Bar­ba­te y Gua­da­le­te y, en Huel­va, las de los ríos Tin­to, Odiel y Pie­dras. A efec­tos de ges­tión, las me­di­te­rrá­neas se agru­pa­ban en la Con­fe­de­ra­ción Hi­dro­grá­fi­ca del Sur de Es­pa­ña, con se­de cen­tral en Má­la­ga, si bien te­nía ofi­ci­nas en Al­me­ría, Gra­na­da y Cam­po de Gi­bral­tar. Las atlán­ti­cas de Cá­diz es­ta­ban ads­cri­tas a la Con­fe­de­ra­ción Hi­dro­grá­fi­ca del Gua­dal­qui­vir y las onu­ben­ses a la Con­fe­de­ra­ción Hi­dro­grá­fi­ca del Gua­dia­na.

Las trans­fe­ren­cias de las cuen­cas me­di­te­rrá­neas (la Con­fe­de­ra­ción Hi­dro­grá­fi­ca del Sur com­ple­ta) se pro­du­jo me­dian­te R. D. 29/10/ 2004; la de las atlán­ti­cas tu­vo lu­gar por R.D. 23/12/2005. Co­mo apo­yo a las com­pe­ten­cias asu­mi­das el Mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te fir­mó, en ma­yo de 2005 un con­ve­nio de co­la­bo­ra­ción con la con­se­je­ría análo­ga, por es­te cual com­pro­me­tía 237 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra fi­nan­ciar obras en las cuen­cas trans­fe­ri­das, en­tre otras las con­duc­cio­nes de­ri­va­das del em­bal­se de Ru­les (Gra­na­da). La obli­ga­ción que con­traía la con­se­je­ría era re­dac­tar los pro­yec­tos necesarios pa­ra li­ci­tar las obras.

Con las trans­fe­ren­cias ci­ta­das la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca an­da­lu­za se ha­cía car­go de la ges­tión hí­dri­ca en el 37% de su te­rri­to­rio, don­de se asien­ta hoy el 51% de su po­bla­ción y se ge­ne­ra el 42% del PIB.

Las prin­ci­pa­les fuen­tes de ri­que­za de las cuen­cas trans­fe­ri­das son la agri­cul­tu­ra avan­za­da ba­jo plás­ti­co y los fru­ta­les sub­tro­pi­ca­les, así co­mo el tu­ris­mo. Es cla­ra la im­por­tan­cia ca­pi­tal que co­bran las pre­sas trans­fe­ri­das y sus em­bal­ses, que su­man en to­tal 3984,4 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos de ca­pa­ci­dad. Sin ol­vi­dar las ne­ce­si­da­des del abas­te­ci­mien­to, con­si­de­ra­do hoy ya en me­dios in­ter­na­cio­na­les co­mo un de­re­cho hu­mano.

Los res­pon­sa­bles po­lí­ti­cos de la Jun­ta de An­da­lu­cía, ob­se­sio­na­dos por con­se­guir más com­pe­ten­cias, so­li­ci­ta­ron la trans­fe­ren­cia de la cuen­ca del Gua­dal­qui­vir, la úni­ca que tie­ne te­rri­to­rio en las ocho pro­vin­cias an­da­lu­zas. El R. D. 17/10/2006 en su pro­pio tí­tu­lo ol­vi­da­ba la uni­dad de cuen­ca hi­dro­grá­fi­ca, pues alu­día al “tras­pa­so de fun­cio­nes y ser­vi­cios de la Ad­mi­nis­tra­ción del Es­ta­do a la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma de An­da­lu­cía(...) las aguas co­rres­pon­dien­tes a la cuen­ca del Gua­dal­qui­vir que transcurren ín­te­gra­men­te por el te­rri­to­rio de la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma”. Co­mo se pue­de sa­ber en la pro­vin­cia de Jaén la pro­ce­den­cia de las aguas del Gua­dal­qui­vir. La Jun­ta de Ex­tre­ma­du­ra re­cu­rrió el Real De­cre­to ci­ta­do an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, que en sen­ten­cia de 14/6/2011 lo anu­ló.

Las cuen­cas trans­fe­ri­das se ads­cri­bie­ron a la Agen­cia An­da­lu­za del Agua, or­ga­nis­mo au­tó­no­mo, crea­do en enero de 2005. Es­te con­ta­ba con cua­tro di­rec­cio­nes ge­ne­ra­les en Se­vi­lla, eli­mi­nan­do la di­rec­ción de la Con­fe­de­ra­ción Hi­dro­grá­fi­ca del Sur de Es­pa­ña, que ha­bía es­ta­do siem­pre en Má­la­ga; las de­pen­den­cias te­rri­to­ria­les que es­ta te­nía se ads­cri­bie­ron a las de­le­ga­cio­nes pro­vin­cia­les de agri­cul­tu­ra. Qué ex­tra­ña pa­ra­do­ja, cuan­do el mun­do acep­ta la ges­tión hí­dri­ca por cuen­cas hi­dro­grá­fi­cas la Jun­ta de An­da­lu­cía la ha­ce pro­vin­cial, ig­no­ran­do que cua­tro de sus cuen­cas im­por­tan­tes te­nían te­rri­to­rio en dos pro­vin­cias.

La sus­ti­tu­ción de la Agen­cia An­da­lu­za del Agua por la Agen­cia de Me­dio Am­bien­te y Agua de An­da­lu­cía, de­gra­dó aún más la po­lí­ti­ca y ges­tión hí­dri­cas, pues­to que la Agen­cia se ca­li­fi­ca­ba co­mo en­te ins­tru­men­tal de la Con­se­je­ría de Agri­cul­tu­ra.

En­tre tan­to vai­vén de agen­cias, na­die en la con­se­je­ría fir­man­te hi­zo un se­gui­mien­to del con­ve­nio con el Mi­nis­te­rio. Con­se­cuen­te­men­te no se re­dac­ta­ron to­dos los pro­yec­tos que la Jun­ta se com­pro­me­tió pa­ra con­tra­tar las obras pre­vis­tas.

El pro­yec­to de las con­duc­cio­nes del em­bal­se de Ru­les, con cu­yas aguas se po­drían ha­ber trans­for­ma­do en re­ga­dío diez mil hec­tá­reas en la zo­na cos­te­ra gra­na­di­na, que ha­brían crea­do, úni­ca­men­te en la pro­duc­ción, 10.000 pues­tos de tra­ba­jo. En el año 2012 la Jun­ta acep­tó eli­mi­nar del con­ve­nio el pro­yec­to de las con­duc­cio­nes de Ru­les.

Aho­ra, sie­te años más tar­de, se va a ini­ciar por la Ad­mi­nis­tra­ción cen­tral la in­for­ma­ción pú­bli­ca del Pro­yec­to Bá­si­co de las Con­duc­cio­nes de Ru­les, que no es do­cu­men­to vá­li­do pa­ra la li­ci­ta­ción. En Es­pa­ña y An­da­lu­cía hay nu­me­ro­sí­si­mas obras cons­trui­das sin pro­yec­to bá­si­co, pe­ro sí con un pro­yec­to de cons­truc­ción.

La Jun­ta de An­da­lu­cía se con­vir­tió en ti­tu­lar de la pre­sa de Ru­les, don­de ha­bía pre­vis­to un apro­ve­cha­mien­to hi­dro­eléc­tri­co en enero de 2005. Nue­ve años des­pués la Con­se­je­ría de Me­dio Am­bien­te con­vo­có el ne­ce­sa­rio con­cur­so, que se ad­ju­di­có a fi­na­les de 2018. Pa­re­ce ne­ce­sa­rio que los ac­tua­les res­pon­sa­bles de la ges­tión del do­mi­nio pú­bli­co hi­dráu­li­co, in­ves­ti­guen las res­pon­sa­bi­li­da­des en que han po­di­do in­cu­rrir sus an­te­ce­so­res, no só­lo pa­ra exi­gir­las sino pa­ra evi­tar re­tra­sos análo­gos en el trá­mi­te con­ce­sio­nal, ne­ce­sa­rio pa­ra ini­ciar las obras, que ne­ce­si­ta­rán un año más. Es bueno sa­ber que la ofer­ta ad­ju­di­ca­da ofre­cía pro­du­cir vein­ti­séis mi­llo­nes de ki­lo­va­tios ho­ra al año

Se de­be co­men­tar pa­ra te­ner idea de las pér­di­das eco­nó­mi­cas pro­du­ci­das, que la pre­sa de Ru­les se li­qui­dó en ma­yo de 2005 con un im­por­te de 205 mi­llo­nes de eu­ros, su­ma im­por­tan­te y aún no ha pro­du­ci­do un cén­ti­mo.

Así pues la ges­tión de las cuen­cas an­da­lu­zas es muy me­jo­ra­ble, bas­ta con se­guir la ex­pe­rien­cia de ca­si cien años de las Con­fe­de­ra­cio­nes Hi­dro­grá­fi­cas.

La Ad­mi­nis­tra­ción an­da­lu­za se ha­ce car­go de la ges­tión hí­dri­ca del 73% de su te­rri­to­rio

Las cuen­cas trans­fe­ri­das se ads­cri­bie­ron a la Agen­cia An­da­lu­za del Agua en enero de 2005

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.