Crean un co­ra­zón vi­vo con te­ji­do hu­mano en una im­pre­so­ra 3-D

El es­tu­dio abri­rá nue­vas vías pa­ra tras­plan­tes uti­li­zan­do cé­lu­las y bio­ma­te­ria­les del pro­pio pa­cien­te

El Dia de Cordoba - - Sociedad - Efe JE­RU­SA­LÉN

In­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Tel Aviv (Is­real) han crea­do un co­ra­zón vi­vo que pal­pi­ta uti­li­zan­do te­ji­do hu­mano y una im­pre­so­ra 3-D, en un avan­ce que abre vías ha­cia los tras­plan­tes del fu­tu­ro, in­for­mó el cen­tro de es­tu­dios. “Es la pri­me­ra vez que se ha­ce un co­ra­zón con una im­pre­so­ra 3-D con te­ji­do hu­mano de un pa­cien­te”, ex­pli­có el di­rec­tor de la in­ves­ti­ga­ción, pro­fe­sor Tal Dvir.

El co­ra­zón “es­tá com­ple­to, vi­vo y pal­pi­ta” y ha si­do he­cho con “cé­lu­las y bio­ma­te­ria­les que vie­nen del pro­pio pa­cien­te. To­ma­mos una pe­que­ña biop­sia de te­ji­do gra­so del pa­cien­te, qui­ta­mos to­das las cé­lu­las y las se­pa­ra­mos del co­lá­geno y otros bio­ma­te­ria­les, las re­pro­gra­ma­mos pa­ra que sean cé­lu­las ma­dre y lue­go las di­fe­ren­cia­mos pa­ra que sean cé­lu­las car­dia­cas y cé­lu­las de va­sos san­guí­neos”, aña­dió el in­ves­ti­ga­dor. Des­pués, se pro­ce­san los bio­ma­te­ria­les “pa­ra con­ver­tir­los en bio-tin­ta, que per­mi­ti­rá im­pri­mir con las cé­lu­las”.

El pro­duc­to re­sul­tan­te, un co­ra­zón de unos 3 centímetros, equi­va­len­te al ta­ma­ño del de una ra­ta o un co­ne­jo, “to­da­vía es muy bá­si­co”, se­ña­ló el pro­fe­sor, pa­ra quien “el pró­xi­mo pa­so es ma­du­rar es­te co­ra­zón de mo­do que pue­da bom­bear”. De mo­men­to, “las cé­lu­las se pue­den con­traer, pe­ro el co­ra­zón com­ple­to no bom­bea. Ne­ce­si­ta­mos desa­rro­llar­lo más” pa­ra lo­grar un ór­gano que pue­da tras­plan­tar­se a un hu­mano, con­si­de­ró Dvir.

“El pró­xi­mo re­to es ma­du­rar es­tas cé­lu­las y ayu­dar­las a que se co­mu­ni­quen en­tre ellas, de for­ma que se con­trai­gan jun­tas. Hay que en­se­ñar a las cé­lu­las a com­por­tar­se ade­cua­da­men­te. Y des­pués ten­dre­mos otro re­to, lo­grar desa­rro­llar un co­ra­zon más gran­de, con más cé­lu­las. Te­ne­mos que des­cu­brir có­mo crear su­fi­cien­tes cé­lu­las pa­ra pro­du­cir un co­ra­zón hu­mano”, re­fle­xio­nó.

Dvir tie­ne la es­pe­ran­za de que “en diez o quin­ce años ten­ga­mos im­pre­so­ras 3-D en hos­pi­ta­les, que pro­vean de te­ji­do pa­ra los pa­cien­tes. Qui­zás, co­ra­zo­nes”. El es­tu­dio “pa­vi­men­ta el ca­mino ha­cia la me­di­ci­na del fu­tu­ro, en la que los pa­cien­tes no ten­drán que es­pe­rar a un tras­plan­te o to­mar me­di­ca­ción pa­ra evi­tar su re­cha­zo. Los ór­ga­nos que se ne­ce­si­ten se­rán im­pre­sos, to­tal­men­te per­so­na­li­za­dos pa­ra ca­da pa­cien­te”, afir­mó la uni­ver­si­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.