Una tor­men­ta de pro­me­sas mi­llo­na­rias so­bre las ce­ni­zas

El Dia de Cordoba - - Sociedad - E. Ru­bio (Efe) PA­RÍS

No se ha­bían apa­ga­do aún las ce­ni­zas del in­cen­dio y una llu­via de pro­me­sas de fi­nan­cia­ción, tan­to de ins­ti­tu­cio­nes co­mo de las ma­yo­res for­tu­nas del país, ya tra­ta­ba de pa­liar la con­mo­ción que su­fren los fran­ce­ses por uno de sus mo­nu­men­tos más que­ri­dos. Em­ma­nuel Ma­cron qui­so de­jar­lo cla­ro po­co an­tes de la me­dia­no­che del lu­nes: “Re­cons­trui­re­mos No­tre Da­me to­dos jun­tos”, y anun­ció una co­lec­ta ofi­cial en Fran­cia y el ex­tran­je­ro. Los anun­cios lle­ga­ron sin pau­sa. A me­dia tar­de de ayer, ya se con­ta­bi­li­za­ban has­ta 750 mi­llo­nes de eu­ros en com­pro­mi­sos de do­na­ción.

La fa­mi­lia de Ber­nard Ar­nault, la ma­yor for­tu­na de Fran­cia y pro­pie­ta­ria del gru­po del lu­jo LVMH, se­ña­ló que rea­li­za­rá “una do­na­ción de 200 mi­llo­nes al fon­do de­di­ca­do a la re­cons­truc­ción de es­ta obra ar­qui­tec­tó­ni­ca, que for­ma par­te de la His­to­ria de Fran­cia”. Es­te anun­cio res­pon­día al de la fa­mi­lia de Fra­nçois-Hen­ri Pinault, otro de los gran­des bol­si­llos ga­los, que cuan­do el in­cen­dio to­da­vía no ha­bía si­do so­fo­ca­do, se com­pro­me­tió a apor­tar 100 mi­llo­nes a tra­vés de su so­cie­dad de in­ver­sio­nes Artemis. No qui­so que­dar­se atrás otra de las fa­mi­lias se­ñe­ras del di­ne­ro ga­lo, los Bet­ten­cour­tMe­yers, due­ños de L’Oréal, que pon­drán otros 200 mi­llo­nes.

En un ni­vel al­go in­fe­rior, otros cla­nes co­mo los Bouy­gues o los De­caux, que dan nom­bre a sen­dos gru­pos de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y mo­bi­lia­rio ur­bano, se com­pro­me­tie­ron a po­ner de sus bol­si­llos 10 y 20 mi­llo­nes, res­pec­ti­va­men­te. La pe­tro­le­ra To­tal pon­drá, se­gún di­jo, otros 100 mi­llo­nes.

Qui­zá pa­ra po­ner en con­tex­to es­ta eu­fo­ria da­di­vo­sa, el con­ce­jal de Cul­tu­ra del Ayun­ta­mien­to de Pa­rís, Chris­top­he Gi­rard, se apres­tó a ma­ti­zar que a esas do­na­cio­nes ha­bría que des­con­tar­les las pin­gües des­gra­va­cio­nes fis­ca­les que aca­rrean. Y ese di­ne­ro, ar­gu­men­tó Gi­rard en Fran­ce In­fo, se­rán los con­tri­bu­yen­tes quie­nes lo apor­ten.

El de­ba­te so­bre las exen­cio­nes pa­ra quie­nes quie­ran apor­tar en la re­cons­truc­ción ya se ha abier­to. El mi­nis­tro de Cul­tu­ra, Franck Ries­ter, ba­ra­ja de­cla­rar No­tre Da­me co­mo Te­so­ro na­cio­nal, lo que ga­ran­ti­za­ría re­duc­cio­nes de im­pues­tos de más del 60% pa­ra em­pre­sas y par­ti­cu­la­res. Pe­ro ni si­quie­ra eso es se­gu­ro, ya que esa ca­li­fi­ca­ción se re­ser­va nor­mal­men­te pa­ra las obras que co­rren el ries­go de sa­lir del te­rri­to­rio ga­lo. A pri­me­ra vis­ta, no pa­re­ce el caso de la ca­te­dral pa­ri­si­na.

Con el fin de or­de­nar la pre­vi­si­ble ava­lan­cha de con­tri­bu­cio­nes, la al­cal­de­sa de Pa­rís, An­ne Hi­dal­go, pro­pu­so con­vo­car una “con­fe­ren­cia in­ter­na­cio­nal de do­nan­tes”. Tam­bién se com­pro­me­tió a que la ins­ti­tu­ción que di­ri­ge con­tri­bu­ya con unos 50 mi­llo­nes. A to­do ello ha­brá que su­mar­le las can­ti­da­des que los ciu­da­da­nos deseen apor­tar de su pro­pio bol­si­llo.

Las ma­yo­res for­tu­nas fran­ce­sas ha­rán gran­des do­na­cio­nes pa­ra la re­cons­truc­ción del tem­plo

CHRIS­TOP­HE PE­TIT TESSON / EFE

Va­rios bom­be­ros per­ma­ne­cen ayer en­tre las co­lum­nas de la ca­te­dral de No­tre Da­me tras el in­cen­dio del lu­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.