Su­per­hé­roe li­ge­ro

El Dia de Cordoba - - Cultura Y Ocio -

da­ra con el nom­bre ori­gi­nal de es­te su­per­hé­roe –Ca­pi­tán Mar­vel– y la se­gun­da con el per­so­na­je (crea­do en 1939 por Faw­cet Co­mics y com­pra­do en 1972 por DC Co­mics) al que se vio obli­ga­da a lla­mar uti­li­zan­do el con­ju­ro Sha­zam (acró­ni­mo de San­són, Hér­cu­les, Atlas, Zeus, Aqui­les y Mer­cu­rio) que el ni­ño pro­ta­go­nis­ta pro­nun­cia pa­ra con­ver­tir­se en el su­per­hé­roe adul­to.

En los años 40 el Ca­pi­tán Mar­vel fue más po­pu­lar que Su­per­man. Por eso fue el pri­mer su­per­hé­roe de te­beo adap­ta­do al ci­ne en una mo­des­ta se­rie de 12 epi­so­dios de Re­pu­blic di­ri­gi­dos por el ex­ce­len­te ar­te­sano Wi­lliam Wit­ney. Pos­te­rior­men­te, pe­se a dos se­ries de te­le­vi­sión, fue per­dien­do pre­sen­cia an­te el au­ge de otros per­so­na­jes.

La hi­per ex­plo­ta­ción del uni­ver­so del có­mic, lle­va­da a ex­tre­mos de sa­tu­ra­ción, ha traí­do a la pan­ta­lla a es­te su­per­hé­roe li­ge­ro, in­fan­ti­loi­de y di­ver­ti­do, muy ale­ja­do de las os­cu­ras tras­cen­den­cias con las que en los úl­ti­mos tiem­pos se ha re­ves­ti­do a los per­so­na­jes de te­beos. Tal vez por fi­de­li­dad al per­so­na­je ori­gi­nal. Tal vez por la pre­sen­cia del jo­ven­ci­to. Tal vez co­mo es­tra­te­gia de di­fe­ren­cia­ción. Tal vez por las tres co­sas. El pro­ble­ma es que con­for­me la pe­lí­cu­la avan­za las di­fe­ren­cias con otras se ate­núan y to­do ca­mi­na por las sen­das más tri­lla­das. Aún así su va­lor prin­ci­pal es si­tuar al su­per­hé­roe (más bien ta­ru­go) en el en­torno in­fan­til y ado­les­cen­te que le co­rres­pon­de, sin con­ta­mi­nar­lo con trá­gi­cas os­cu­ri­da­des sha­kes­pea­ria­nas ni tra­tar­lo con én­fa­sis wag­ne­riano. Es de­cir, la ca­ren­cia de otra pre­ten­sión que ser un di­ver­ti­men­to he­cho pa­ra ver­se, reír­se y ol­vi­dar­se. La di­ri­ge el da­nés, que lo mis­mo hu­bie­ra po­di­do ser de Brooklyn o de Seúl, Da­vid F. Sand­berg (au­tor de las me­dio­cres Nun­ca apa­gues la luz y An­na­be­lle: Crea­tion) de for­ma tan me­cá­ni­ca que po­dría ha­ber­la di­ri­gi­do cual­quier otro pe­ga­pla­nos.

Un mo­men­to de la pe­lí­cu­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.