EEUU da la es­pal­da a la Eu­ro­pa

El in­ver­sor ame­ri­cano cree que su pre­cio no com­pen­sa los ries­gos que en­tra­ña

El Economista - Ecobolsa - - Portada - Por Jo­sé Luis de Ha­ro (Nue­va York)

Ame­di­da que al­gu­nos de los tor­men­tos que han sa­cu­di­do mu­chas me­sas de in­ver­sión, co­mo las ten­sio­nes co­mer­cia­les en­tre EEUU y Chi­na, el pro­pio de­bi­li­ta­mien­to del gi­gan­te asiá­ti­co o las in­ten­cio­nes de la Re­ser­va Fe­de­ral pa­ra el año en cur­so, co­mien­zan a di­si­par­se, al me­nos a cor­to pla­zo, los in­ver­so­res ex­tran­je­ros acu­den a las ta­ras es­truc­tu­ra­les y po­lí­ti­cas de la eu­ro­zo­na pa­ra jus­ti­fi­car su po­co ape­ti­to por los ac­ti­vos del Vie­jo Con­ti­nen­te.

“Las ame­na­zas a me­dio pla­zo pa­ra la uni­dad eu­ro­pea, el cre­ci­mien­to to­da­vía anémi­co de su eco­no­mía y su de­pen­den­cia del co­mer­cio nos ha­cen ser cautelosos con los ac­ti­vos de ries­go eu­ro­peos”, re­co­no­ce Ri­chard Tur­nill, es­tra­te­ga je­fe de in­ver­sión glo­bal del BlackRock In­vest­ment Ins­ti­tu­te.

Des­de la en­ti­dad no pro­yec­tan un bro­te de ries­go in­me­dia­to, pe­ro con­si­de­ran que se sub­es­ti­man las ame­na­zas en el ho­ri­zon­te. Pre­ci­sa­men­te, la frag­men­ta­ción po­lí­ti­ca si­gue sien­do una de ellas y en el pa­sa­do és­ta ha ge­ne­ra­do gran­des pér­di­das, por ejem­plo en la bol­sa ita­lia­na o en va­lo­res re­la­cio­na­dos con el sec­tor fi­nan­cie­ro eu­ro­peo. No ol­vi­de­mos que es­ta mis­ma se­ma­na la po­si­ble fu­sión en­tre Deuts­che Bank y Com­merz­bank vol­vía de nue­vo a la pa­les­tra.

En el me­nú de los in­ver­so­res ex­tran­je­ros, la si­tua­ción po­lí­ti­ca en Ita­lia, ofi­cial­men­te en re­ce­sión, las pro­tes­tas en Fran­cia, la pró­xi­ma mar­cha de la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, en un mo­men­to en que la prin­ci­pal eco­no­mía de la eu­ro­zo­na se des­in­fla o las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias eu­ro­peas su­po­nen un atra­cón su­fi­cien­te pa­ra so­me­ter­se a una ham­bru­na vo­lun­ta­ria de ac­ti­vos eu­ro­peos. Tam­po­co po­de­mos pa­sar por al­to la po­si­bi­li­dad de un abrup­to di­vor­cio sin acuer­do con Reino Uni­do el pró­xi­mo 29 de mar­zo.

“En Eu­ro­pa, las úl­ti­mas tem­po­ra­das de re­sul­ta­dos, en el me­jor de los ca­sos, han si­do me­dio­cres y las va­lo­ra­cio­nes no son lo su­fi­cien­te­men­te ba­ra­tas co­mo pa­ra ser con­vin­cen­tes”, ex­pli­ca John Bil­ton, je­fe de es­tra­te­gia glo­bal en JP Mor­gan As­set Ma­na­ge­ment. “Se­gui­mos fa­vo­re­cien­do la ren­ta va­ria­ble es­ta­dou­ni­den­se y nos man­te­ne­mos es­cép­ti­cos con la eu­ro­pea”, re­co­mien­dan, apun­tan­do a que la ca­pa­ci­dad de re­cu­pe­ra­ción de be­ne­fi­cios a es­te la­do del Atlán­ti­co es muy su­pe­rior y brin­da­rá apo­yo al S&P 500 a lo lar­go de es­te año.

No to­dos com­par­ten es­ta opi­nión. Pa­ra los es­tra­te­gas de Rus­sell In­vest­ments, las va­lo­ra­cio­nes eu­ro­peas son neu­tra­les en tér­mi­nos his­tó­ri­cos pe­ro atrac­ti­vas pa­ra un in­ver­sor es­ta­dou­ni­den­se. Por su par­te, los es­tra­te­gas de Mor­gan Stan­ley re­cuer­dan que Eu­ro­pa tie­ne uno de los ni­ve­les más al­tos de ren­di­mien­to de di­vi­den­dos, con un 3,5 por cien­to, y con­si­de­ran que la de­man­da mun­dial de co­ches y ma­qui­na­ria ale­ma­na, pro­duc­tos de lu­jo fran­ce­ses, mo­da ita­lia­na, pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos sui­zos y ser­vi­cios fi­nan­cie­ros bri­tá­ni­cos si­gue sien­do re­la­ti­va­men­te só­li­da, en­co­mian­do así a sus clien­tes a ig­no­rar los ti­tu­la­res pro­ce­den­tes del “pa­ti­to feo”. No obs­tan­te, Em­ma­nuel Cau, es­tra­te­ga de Bar­clays, in­di­có en un in­for­me re­cien­te que “los va­lo­res eu­ro­peos se­gui­rán sien­do rehe­nes de con­fu­sión po­lí­ti­ca”. Pre­ci­sa­men­te, jus­ti­fi­có es­te he­cho ase­gu­ran­do que mu­chos de sus clien­tes no ven ya el mer­ca­do eu­ro­peo co­mo una pla­za de in­ver­sión. “Na­die pa­re­ce es­tar po­si­cio­na­do pa­ra re­ci­bir bue­nas no­ti­cias de Eu­ro­pa”, re­cal­có.

Qué se es­pe­ra en Eu­ro­pa

Aun así, el con­sen­so es­ti­ma un cre­ci­mien­to de los be­ne­fi­cios por ac­ción del Stoxx 600 es­te año que po­dría al­can­zar el 9,6 por cien­to so­bre unas ven­tas que avan­za­rán un 3,4 por cien­to. Di­cho es­to, des­de Gold­man Sachs re­du­cen el avan­ce del be­ne­fi­cio por ac­ción (bpa) al 4 por cien­to, que si­gue sien­do, eso sí, más ape­ti­to­so que el 1 por cien­to que se es­pe­ra pa­ra el MSCI Asia Pa­ci­fic, que ex­clu­ye a Ja­pón, o el 3 por cien­to que pro­yec­ta pa­ra el TOPIX ni­pón. Pe­ro, en tér­mi­nos de ren­ta­bi­li­dad acu­mu­la­da a lo lar­go del año por al­gu­nos in­di­ca­do­res bur­sá­ti­les, la ren­ta va­ria­ble eu­ro­pea se si­túa a la co­la, con en torno a un 5 por cien­to, fren­te al 6 por cien­to pre­vis­to pa­ra Ja­pón o el 14 por cien­to pa­ra el S&P 500.

Cu­rio­sa­men­te, don­de los es­tra­te­gas de Gold­man ob­ser­van opor­tu­ni­da­des es en gru­po de 50 com­pa­ñías es­ta­dou­ni­den­ses den­tro del Rus­sell 1000, co­mo In­ves­co o Axis Ca­pi­tal, con una am­plia ex­po­si­ción al mer­ca­do eu­ro­peo y al me­nos un 25 por cien­to de sus in­gre­sos pro­ce­den­tes del Vie­jo Con­ti­nen­te. El ban­co es­pe­ra que es­te gru­po de va­lo­res re­gis­tre un cre­ci­mien­to me­dio en su be­ne­fi­cio por ac­ción del 8 por cien­to, un in­cre­men­to en sus ven­tas del 4 por cien­to y ofrez­ca un ren­di­mien­to del 1,1 por cien­to con su di­vi­den­do.

En lo que se re­fie­re a la ren­ta fi­ja, el en­du­re­ci­mien­to fi­nan­cie­ro ya apli­ca­do por la Re­ser­va Fe­de­ral has­ta la fe­cha ha­ce que los bo­nos es­ta­dou­ni­den­ses sean, en ge­ne­ral, más atrac­ti­vos que los eu­ro­peos. Pe­se a ello, Tur­nill ob­ser­va en un aná­li­sis opor­tu­ni­da­des es­pe­cí­fi­cas en deu­da cor­po­ra­ti­va eu­ro­pea con un ra­ting de BBB mien­tras afir­ma que su equi­po re­cu­pe­ra­rá cier­to op­ti­mis­mo en lo que al cré­di­to eu­ro­peo se re­fie­re has­ta que me­jo­ren las pers­pec­ti­vas de cre­ci­mien­to de la eu­ro­zo­na o se pre­sen­ten so­lu­cio­nes po­ten­cia­les a los pro­ble­mas po­lí­ti­cos, in­clui­do tam­bién el Bre­xit.

BLACKROCK: “EN EU­RO­PA SO­MOS CAUTELOSOS CON AC­TI­VOS DE RIES­GO POR LA IN­CER­TI­DUM­BRE A ME­DIO PLA­ZO”

AL­GU­NAS FIR­MAS AME­RI­CA­NAS VEN ATRAC­TI­VO, POR EJEM­PLO, EN LOS DI­VI­DEN­DOS EU­RO­PEOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.