El ‘efec­to’ Bol­so­na­ro es el ai­re que so­pla a fa­vor del Ibex 35...

El Economista - Ecobolsa - - Renta Variable -

En los cua­der­nos de bi­tá­co­ras el vien­to a fa­vor es si­nó­ni­mo de buen au­gu­rio. En el ve­rano del año pa­sa­do el Ibex 35 se vio en­vuel­to en una tor­men­ta per­fec­ta por el des­plo­me de las di­vi­sas emer­gen­tes –paí­ses don­de sus co­ti­za­das tie­nen una im­por­tan­te pre­sen­cia– y la in­cer­ti­dum­bre por las elec­cio­nes en Bra­sil, cuan­do a fal­ta de un mes pa­ra la vo­ta­ción, el can­di­da­to del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res, Lu­la da Sil­va, con­ti­nua­ba en­car­ce­la­do por co­rrup­ción, y Jair Bol­so­na­ro, re­pre­sen­tan­te de la ul­tra­de­re­cha y el fa­vo­ri­to del mer­ca­do, era apu­ña­la­do en un mi­tin.

Pre­ci­sa­men­te, fue el gol­pe de ti­món en la po­lí­ti­ca del país su­r­ame­ri­cano lo que su­pu­so un cam­bio de na­ve­ga­ción pa­ra el ín­di­ce es­pa­ñol, coin­ci­dien­do con la vic­to­ria de Bol­so­na­ro en la pri­me­ra vuel­ta de los co­mi­cios. Des­de oc­tu­bre, el se­lec­ti­vo na­cio­nal lo ha­ce li­ge­ra­men­te me­jor que el res­to de na­ves del Vie­jo Con­ti­nen­te, y aven­ta­ja al Eu­roS­toxx 50 en 3 pun­tos por­cen­tua­les.

¿La ra­zón? Bra­sil es un gran ca­la­de­ro de be­ne­fi­cios pa­ra 27 co­ti­za­das es­pa­ño­las con in­tere­ses en el país su­r­ame­ri­cano, y 21 de ellas per­te­ne­cen al Ibex:

Ban­co San­tan­der, Te­le­fó­ni­ca, Iber­dro­la, Map­fre, Rep­sol, En­de­sa, ACS, Fe­rro­vial, Ac­cio­na, Map­fre, Ama­deus, In­di­tex, In­dra, Me­liá, Na­turgy, Téc­ni­cas Reu­ni­das, IAG, Vis­co­fan, Sie­mens Ga­me­sa,

Ena­gás, Cie y Gri­fols. Y en­tre ellas, dos pe­sos pe­sa­dos co­mo el ban­co cán­ta­bro y la te­le­co, apo­yan en Bra­sil el grue­so de su cuen­ta de re­sul­ta­dos y es la re­gión que más apor­ta al be­ne­fi­cio to­tal, un 33 por cien­to y un 23 por cien­to, res­pec­ti­va­men­te –ver grá­fi­co–.

Efec­to di­vi­sa

La de­pre­cia­ción del real fue uno de los prin­ci­pa­les es­co­llos pa­ra las es­pa­ño­las con pre­sen­cia en el país. Su di­vi­sa ca­yó un 16 por cien­to fren­te al eu­ro en 2017 y un 12 por cien­to en 2018, a me­di­da que Bra­sil con­se­guía sa­lir de la re­ce­sión. “Es­to ha em­pa­ña­do las cuen­tas en eu­ros por me­ra tras­la­ción con­ta­ble. Ade­más, ha in­tro­du­ci­do vo­la­ti­li­dad en los már­ge­nes e in­cer­ti­dum­bre adi­cio­nal so­bre el fu­tu­ro, que tie­ne re­fle­jo en me­no­res múl­ti­plos de va­lo­ra­ción”, se­ña­la Juan Llo­na, ges­tor de ren­ta va­ria­ble de Iman­tia, quien ad­mi­te que aho­ra que la si­tua­ción se re­vier­te, es­tá to­man­do ma­yor po­si­ción a es­te ti­po de ries­go a tra­vés de Pro­se­gur, Iber­dro­la, Cie o Vis­co­fan.

Des­de los mí­ni­mos his­tó­ri­cos que la di­vi­sa mar­có en sep­tiem­bre, en los 0,203 eu­ros, la mo­ne­da se ha re­va­lo­ri­za­do un 17 por cien­to. “La re­cu­pe­ra­ción del real sin po­lí­ti­cas rup­tu­ris­tas le vie­ne bien a las em­pre­sas que es­tán allí, que no ten­drán que pro­vi­sio­nar más”, aña­de Ig­na­cio Can­tos, di­rec­tor de in­ver­sio­nes de atl Ca­pi­tal.

Pe­ro una vez que el mer­ca­do ha des­con­ta­do el efec­to Bol­so­na­ro, ¿has­ta cuán­do du­ra­rá el efec­to po­si­ti­vo so­bre el Ibex? “Mien­tras se man­ten­gan las ex­pec­ta­ti­vas de que el nue­vo go­bierno reali­ce las re­for­mas es­truc­tu­ra­les que pre­ci­sa la eco­no­mía del país”, ase­gu­ra Na­ta­lia Agui­rre, di­rec­to­ra de aná­li­sis de Ren­ta 4. “Tam­bién se­rá ne­ce­sa­rio com­pro­bar có­mo va evo­lu­cio­nan­do la eco­no­mía bra­si­le­ña. Una Fed más sen­si­ble con las se­ña­les de des­ace­le­ra­ción es un apo­yo en ge­ne­ral a emer­gen­tes, co­mo lo es que Chi­na man­ten­ga un só­li­do rit­mo de cre­ci­mien­to, pa­ra lo que se pre­ci­sa que se avan­ce en las ne­go­cia­cio­nes co­mer­cia­les en­tre EEUU y Chi­na”.

Los da­tos ma­cro in­vi­tan al op­ti­mis­mo, ya que Bra­sil es una de las po­cas eco­no­mías a ni­vel glo­bal don­de las pers­pec­ti­vas eco­nó­mi­cas se man­tie­nen prác­ti­ca­men­te sin cam­bios. La re­cu­pe­ra­ción del real y una po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca pro mer­ca­do han sen­ta­do las ba­ses pa­ra que con­ti­núe la en­tra­da de ca­pi­ta­les, lo que lle­vó al vo­lu­men de in­ver­sión a su­pe­rar las es­ti­ma­cio­nes del Ban­co Cen­tral gra­cias a la re­cu­pe­ra­ción de los ín­di­ces de ac­ti­vi­dad y al en­tu­sias­mo que ge­ne­ral plan del Eje­cu­ti­vo en ma­te­ria re­for­mis­ta. En con­cre­to, “la re­for­ma de las pen­sio­nes se­rá la prue­ba de fue­go de Bol­so­na­ro, y en­ton­ces ve­re­mos si po­de­mos se­guir sien­do po­si­ti­vos con Bra­sil y has­ta qué pun­to”, apun­ta To­más Gar­cíaPu­rri­ños, de Mo­raBanc As­set Ma­na­ge­ment.

Me­nos en­tu­sias­ta se mues­tra Fer­nan­do Her­nán­dez, sub­di­rec­tor de And­bank Wealth Ma­na­ge­ment, quien con­si­de­ra que el me­jor com­por­ta­mien­to del Ibex se de­be a otras cues­tio­nes. “Es­pa­ña tie­ne una va­lo­ra­ción más re­tra­sa­da que otros mer­ca­dos eu­ro­peos en tér­mi­nos his­tó­ri­cos de lo que pue­de es­tar un Dax o un Cac, y eso ha ayu­da­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.