IAG pier­de en la des­co­ne­xión en­tre Lon­dres y Bru­se­las la re­co­men­da­ción de com­pra

Las va­lo­ra­cio­nes y pre­vi­sio­nes so­bre la com­pa­ñía en el cor­to pla­zo que­dan su­bor­di­na­das a la evo­lu­ción de la ne­go­cia­cio­nes en­tre Lon­dres y Bru­se­las

El Economista - Ecobolsa - - La Grada Del Accionista - Por Fer­nan­do S. Mon­real

Si hay una pa­la­bra que a lo lar­go de las úl­ti­mas se­ma­nas ha­ya si­do uti­li­za­da has­ta la sa­cie­dad pa­ra de­fi­nir la si­tua­ción y el en­torno de IAG –tan­to bur­sá­til co­mo em­pre­sa­rial– esa es

in­cer­ti­dum­bre. Ana­lis­tas e in­ver­so­res no han de­ja­do de alu­dir a es­te tér­mino ca­da vez que se re­fe­rían a los tí­tu­los de la ma­yor ae­ro­lí­nea de Eu­ro­pa, y eso es al­go que se re­fle­ja en un com­por­ta­mien­to la­te­ral en bol­sa en los úl­ti­mos me­ses y la pér­di­da de la re­co­men­da­ción de com­pra ha­ce quin­ce días, pa­ra pa­sar a ser un man­te­ner.

No es pa­ra me­nos. Es­ta in­cer­ti­dum­bre en Reino Uni­do, país en el que tie­ne su se­de so­cial la com­pa­ñía, si­gue acre­cen­tán­do­se. Y es que el Par­la­men­to Bri­tá­ni­co apro­bó es­ta se­ma­na, por es­ca­so mar­gen de vo­tos, exi­gir al Go­bierno un nue­vo acuer­do con la Unión Eu­ro­pea pa­ra la sa­li­da de Reino Uni­do de la mis­ma.

Es­ta si­tua­ción no es po­si­ti­va pa­ra las com­pa­ñías con in­tere­ses en am­bas zo­nas geo­grá- fi­cas en ge­ne­ral y pa­ra las fir­mas aé­reas e IAG en par­ti­cu­lar.

El Bre­xit es un que­bra­de­ro de ca­be­za pa­ra al­gu­nas ae­ro­lí­neas con­ti­nen­ta­les, que aho­ra de­ben de­mos­trar que más de un 50 por cien­to de sus ac­cio­nis­tas son de la UE pa­ra po­der man­te­ner sus de­re­chos de vue­lo a al­gu­nos paí­ses.

Es el ca­so de IAG, que cuen­ta con una am­plia pro­por­ción de in­ver­so­res de fue­ra de la Unión se­gún los da­tos re­co­pi­la­dos des­de

Bloom­berg, y que, por en­de, se jue­ga la pér­di­da de los de­re­chos de vue­lo en Eu­ro­pa de sus ae­ro­lí­neas.

Por eso, los ac­cio­nis­tas de IAG im­plo­ran pa­ra que la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca lo­gre que la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes aprue­be el acuer­do de re­ti­ra­da que fi­nal­men­te aca­be lle­van­do The­re­sa May tras vol­ver a re­unir­se con la UE.

Su ‘repu­tación’, en en­tre­di­cho

En es­te sen­ti­do, IAG, que siem­pre se ha ca­rac­te­ri­za­do por te­ner uno de los con­se­jos de com­pra más cla­ros de su sec­tor y del mer­ca­do, ha de­ja­do de te­ner a los ana­lis­tas uná­ni­me­men­te de su la­do. De he­cho, la com­pa­ñía no te­nía tan­tas fir­mas de in­ver­sión re­co­men­da­do a sus clien­tes des­ha­cer po­si­cio­nes (un 16 por cien­to del to­tal del con­sen­so) des­de prin­ci­pios de 2014, es de­cir, des­de ha­ce ca­si un lus­tro.

“La in­cer­ti­dum­bre en cuan­to al im­pac­to

del Bre­xit”, es uno de los prin­ci­pa­les ries­gos a los que se en­fren­ta la com­pa­ñía, se­gún se­ña­lan des­de Ren­ta 4. E igual opi­nan des­de el de­par­ta­men­to de aná­li­sis de Ci­ti. Pe­ro no es el úni­co. “La so­bre­ca­pa­ci­dad en el sec­tor en Eu­ro­pa, los re­pun­tes del pre­cio del cru­do y la po­si­bi­li­dad de su­frir ata­ques te­rro­ris­tas” son otros de los gran­des pe­li­gros a los que alu­den los ex­per­tos.

Mor­gan Stan­ley o HSBC son so­lo al­gu­nos de los ejem­plos de fir­mas de in­ver­sión que ha de­te­rio­ra­do su re­co­men­da­ción so­bre los tí­tu­los de la fir­ma di­ri­gi­da por Wi­llie Walsh y pre­si­di­da por An­to­nio Váz­quez en los úl­ti­mos me­ses.

“Ve­mos que IAG ofre­ce­rá en 2019 un cre­ci­mien­to de be­ne­fi­cio plano”, ase­gu­ran des­de Bar­clays, des­de don­de afir­man que el gru­po “en­fren­ta ries­gos adi­cio­na­les re­la­cio­na­dos con Bre­xit tan­to por la con­ver­sión de mo­ne­da co­mo por los ries­gos re­la­cio­na­dos con la de­man­da”.

Tra­ta de reac­ti­var dos de sus tur­bi­nas

His­tó­ri­ca­men­te, el in­ver­sor de IAG ha si­do cons­cien­te de có­mo in­fluía en su co­ti­za­ción el efec­to di­vi­sa y el com­por­ta­mien­to del ba­rril de pe­tró­leo, aun­que es­te úl­ti­mo fac­tor ha si­do co­mún pa­ra cual­quier com­pa­ñía del ra­mo que se pre­cie. De he­cho, am­bos fac­to­res han si­do du­ran­te pro­lon­ga­dos pe­rio­dos de tiem­po –co­mo en los pri­me­ros com­pa­ses de 2015– las tur­bi­nas que han im­pul­sa­do la re­va­lo­ri­za­ción en bol­sa de las ac­cio­nes del gru­po.

El com­por­ta­mien­to al­cis­ta de la di­vi­sa bri­tá­ni­ca be­ne­fi­cia a IAG, que al con­ver­tir a su mo­ne­da ba­se –el eu­ro– los be­ne­fi­cios ob­te­ni­dos en el ex­tran­je­ro a un ti­po de cam­bio más fa­vo­ra­ble ob­tie­ne unas ga­nan­cias ma­yo­res.

En es­te sen­ti­do, la fuer­te de­pre­cia­ción que vi­vió la mo­ne­da bri­tá­ni­ca el 23 de ma­yo de 2016, tras co­no­cer­se los re­sul­ta­dos del re­fe­rén­dum de sa­li­da de Reino Uni­do de la Unión Eu­ro­pea, tam­bién con­tri­bu­yó a que la com­pa­ñía re­gis­tra­ra una de sus peo­res se­sio­nes bur­sá­ti­les de la his­to­ria. Y es que, una de sus prin­ci­pa­les tur­bi­nas ha­bía gri­pa­do. No es pa­ra me­nos. La com­pa­ñía aé­rea tie­ne una gran par­te de su ne­go­cio en Reino Uni­do, re­gión de don­de re­ci­be más de un 30 por cien­to de sus in­gre­sos y don­de el trá­fi­co si­gue su­bien­do.

En es­te sen­ti­do, la re­cu­pe­ra­ción de la di­vi­sa bri­tá­ni­ca fren­te a la eu­ro­pea en los úl­ti­mos me­ses ha he­cho que IAG vuel­va a re­to­mar el vue­lo en el par­qué. Des­de los mí­ni­mos mar­ca­dos en 2016 (el año del re­fe­rén­dum), la di­vi­sa ha re­cu­pe­ra­do ca­si un 4 por cien­to fren­te al eu­ro, al­go que ha re­dun­da­do en una re­va­lo­ri­za­ción de IAG del 85 por cien­to des­de los mí­ni­mos mar­ca­dos ese mis­mo ejer­ci­cio. De he­cho, ya ha vuel­to a co­ti­zar por en­ci­ma de los ni­ve­les a lo que co­ti­za­ba an­tes de la vo­ta­ción.

Sea co­mo sea, lo que es evi­den­te es que su com­por­ta­mien­to en el mer­ca­do es­tá li­ga­do al de la li­bra, que a su vez se ha mos­tra­do co­mo el ter­mó­me­tro que me­jor re­fle­ja el es­ta­do de las ne­go­cia­cio­nes en­tre Bru­se­las y Lon­dres.

La que pa­re­ce ya me­nos evi­den­te es la co­rre­la­ción in­ver­sa que han man­te­ni­do tra­di­cio­nal­men­te las fir­mas aé­reas con la evo­lu­ción del pe­tró­leo. Al­go que ha con­se­gui­do gra­cias a se­gu­ros pa­ra ga­ran­ti­zar­se el pre­cio del cru­do a un de­ter­mi­na­do ni­vel du­ran­te un de­ter­mi­na­do pe­rio­do de tiem­po –las lla­ma­das co­ber­tu­ras–.

Pen­dien­tes del rui­do cor­po­ra­ti­vo

El otro gran fac­tor que ha mar­ca­do la evo­lu­ción de IAG y sus pre­vi­sio­nes de ca­ra a fu­tu­ro en los úl­ti­mos me­ses ha si­do el rui­do cor­po­ra­ti­vo. La hi­po­té­ti­ca ad­qui­si­ción de Nor­we­gian por par­te del hol­ding an­glo­es­pa­ñol ha he­cho co­rrer ríos de tin­ta.

Am­bas com­pa­ñías prác­ti­ca­men­te ha­bían lle­ga­do al fi­nal de sus ne­go­cia­cio­nes pa­ra que la fir­ma nór­di­ca se in­cor­po­ra­ra a la car­te­ra de ae­ro­lí­neas de IAG, al­go que en prin­ci­pio fa­vo­re­ce­ría un in­cre­men­to del trá­fi­co de ba­jo cos­te en las ru­tas Eu­ro­pa-Nor­tea­mé­ri­ca de la es­pa­ño­la. Sin em­bar­go el acuer­do no lle­gó a co­rro­bo­rar­se.

“Con­si­de­ra­mos po­si­ti­vo pa­ra las ac­cio­nes de IAG que fi­nal­men­te no se ha­ya lle­va­do a ca­bo la ope­ra­ción, ya que los ries­gos de un ma­yor apa­lan­ca­mien­to y el im­pac­to po­ten­cial en el di­vi­den­do y la re­com­pra de ac­cio­nes se re­du­ci­rían en el cor­to pla­zo”, afir­man des­de Ci­ti. “En es­te sen­ti­do”, pro­si­guen los mis­mo ex­per­tos, “cree­mos que IAG sí que ten­drá que ex­plo­rar otros ac­ti­vos atrac­ti­vos pa­ra cre­cer en un mer­ca­do con ca­pa­ci­dad li­mi­ta­da”.

El cre­ci­mien­to pu­ro y du­ro

A cor­to pla­zo, es­tas in­cer­ti­dum­bres es­tán ge­ne­ran­do que los ana­lis­tas ape­nas atis­ben cre­ci­mien­to de ca­ra al más in­me­dia­to cor­to pla­zo. “He­mos ajus­ta­do le­ve­men­te a la ba­ja los in­gre­sos uni­ta­rios por pa­sa­je y ele­va­do los gas­tos uni­ta­rios de com­bus­ti­ble”, ase­gu­ra­ban des­de Ren­ta 4 ha­ce unas se­ma­nas.

En es­te sen­ti­do, en­tre 2018 y 2019, la com­pa­ñía ape­nas lo­gra­rá ha­cer cre­cer su be­ne­fi­cio ne­to a pe­sar de que sus in­gre­sos sí que se ve­rán in­cre­men­ta­dos en cer­ca de un 7 por cien­to, se­gún re­co­gen las es­ti­ma­cio­nes del con­sen­so de mer­ca­do. Tam­bién re­gis­tra­ra al­zas cer­ca­nas al 10 por cien­to su ebit­da (be­ne­fi­cio an­tes de in­tere­ses, im­pues­tos, de­pre­cia­cio­nes y amor­ti­za­cio­nes).

A me­dio pla­zo, la vi­sión es al­go más op­ti­mis­ta. Has­ta 2021 los ex­per­tos va­ti­ci­nan un cre­ci­mien­to de, al me­nos, un 20 por cien­to de sus ga­nan­cias ne­tas has­ta al­can­zar su ni­vel más al­to de to­da su his­to­ria al su­pe­rar la co­ta de los 3.000 mi­llo­nes de eu­ros ese mis­mo ejer­ci­cio.

Sea co­mo sea, has­ta el pró­xi­mo día 28 de fe­bre­ro, in­ver­so­res y ana­lis­tas no sal­drán de du­das con sus re­sul­ta­dos. Y es que se­rá ese día cuan­do la com­pa­ñía anun­cie sus re­sul­ta­dos co­rres­pon­dien­tes al úl­ti­mo tri­mes­tre del año y al ejer­ci­cio en su con­jun­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.