ES­TA­MOS ME­NOS GOR­DOS, PE­RO YA NO ADELGAZAMO­S

El Economista - Ecobolsa - - El Termómetro -

Si a un ges­tor que si­gue la bol­sa es­pa­ño­la se le pi­de una de las fo­tos que me­nos le gus­tan de nues­tro mer­ca­do res­pec­to a otros sa­ca­rá la del so­bre­pe­so. La ima­gen es co­mo la de un gru­po de com­pa­ñe­ros en la que sa­li­mos son­rien­tes, sim­pá­ti­cos, por­que te­ne­mos la gra­cia la­ti­noa­me­ri­ca­na, pe­ro es­ta­mos más gor­dos que los de­más.

Es cier­to que los ex­ce­sos de so­bre­pe­so que se hi­cie­ron ha­ce una dé­ca­da lle­va­ron la re­la­ción en­tre lo que se de­bía y lo que se ge­ne­ra­ba por en­ci­ma de las tres ve­ces. Una re­la­ción que se ha ido re­du­cien­do pe­ro en la que ya no se es­pe­ra que la deu­da/ebitda de las em­pre­sas no fi­nan­cie­ras se re­cor­te por de­ba­jo de las 1,8/1,7 ve­ces. Un por­cen­ta­je al­go ele­va­do si el otro fac­tor que afec­ta en la ve­lo­ci­dad que lle­va un bar­co jun­to a las ve­las o los re­mos, el vien­to, cam­bia de di­rec­ción.

Aun­que la subida del pre­cio del di­ne­ro se es­tá des­pla­zan­do en el ca­len­da­rio ca­si con una fe­cha de muy lar­go pla­zo, lo que ca­da vez pa­re­ce más cla­ro es que los cos­tes de fi­nan­cia­ción pa­ra las em­pre­sas es­tán cre­cien­do y van a se­guir ha­cién­do­lo. Los ti­tu­la­res de que una em­pre­sa sa­lía al mer­ca­do y lo­gra­ba un ré­cord de fi­nan­cia­ción a un pla­zo de­ter­mi­na­do des­apa­re­cie­ron du­ran­te 2017 y 2018. En la ale­gría por el di­ne­ro ba­ra­to in­clu­so se dio el ca­so de que Dia lle­gó a fi­nan­ciar 300 mi­llo­nes al 0,876 en abril de 2017 por seis años. Vis­to to­do lo su­ce­di­do des­pués, ten­drían que dar ex­pli­ca­cio­nes quie­nes acu­die­ron a aque­lla emi­sión, por­que so­lo pa­re­ce que tie­nen que ren­dir cuen­tas los pa­ra­me­ses en­gan­cha­dos en Dia. Hoy Frid­man se que­da con esa fi­nan­cia­ción ca­si re­ga­la­da por el mis­mo im­por­te que va a po­ner so­bre la me­sa si ad­quie­re to­do. 417 mi­llo­nes es lo que va­le el 100 por cien de la com­pa­ñía a 0,67 eu­ros.

En 2019 no creo que vea­mos nin­gún ré­cord de fi­nan­cia­ción. In­clu­so con unos bo­nos gu­ber­na­men­ta­les en ren­ta­bi­li­da­des mí­ni­mas del úl­ti­mo año, los ban­cos van a con­ti­nuar apre­tan­do al­go la con­ce­sión de cré­di­to. Es­te es el con­tex­to con el que nos va­mos a en­con­trar en los pró­xi­mos años, en el que pun­tual­men­te se le va a re­cor­dar a mu­chas em­pre­sas que no han apro­ve­cha­do los años de bo­nan­za pa­ra adel­ga­zar lo su­fi­cien­te.

Se­rá en­ton­ces cuan­do al­gu­nas com­pa­ñías ten­drán que ha­cer las dos co­sas ne­ce­sa­rias pa­ra per­der pe­so: ha­cer ré­gi­men y ejer­ci­cio. Ha­cer ré­gi­men es ba­jar la deu­da y el ejer­ci­cio es des­ha­cer­se de ac­ti­vos. El ejem­plo de que se pue­de ha­cer or­de­na­da­men­te es el ac­tual lí­der de la Li­ga Ibex de

elE­co­no­mis­ta: Fe­rro­vial. Tras ha­cer­se con la cir­cun­va­la­ción de To­ron­to y Heath­row su deu­da al­can­zó los 23.000 mi­llo­nes. Se ha re­du­ci­do años des­pués a 4.000 mi­llo­nes, por­que sus par­ti­ci­pa­cio­nes se han di­lui­do por de­ba­jo del 50 por cien­to. No con­so­li­da la deu­da, pe­ro si­gue con­ser­van­do el va­lor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.