“En el ne­go­cio de alar­mas es­tá to­do por ha­cer”

El Economista - Ecobolsa - - Renta Variable - PRO­SE­GUR In­gre­sos ex­po­si­ción por paí­ses 2018 La­ti­noa­mé­ri­ca

Pro­se­gur se ha con­so­li­da­do co­mo una de las prin­ci­pa­les com­pa­ñías en las car­te­ras de los ges­to­res va­lue. “Mien­tras que los in­ver­so­res de la Quin­ta Ave­ni­da, Ma­drid y Lon­dres tien­den a pen­sar que el di­ne­ro en me­tá­li­co es­tá des­apa­re­cien­do, la can­ti­dad de efec­ti­vo que se mue­ve en el mun­do si­gue au­men­tan­do, y en es­te sen­ti­do, no ve­mos fin al sec­tor”, ase­gu­ra Ch­ris­toph Schoofs, di­rec­tor de mer­ca­do de ca­pi­ta­les de la com­pa­ñía. El 85 por cien­to del di­ne­ro que se mue­ve en el mun­do se ges­tio­na en me­tá­li­co y to­da­vía hay po­ten­cial de cre­ci­mien­to, es­pe­cial­men­te pa­ra una fir­ma co­mo Pro­se­gur, con un cuo­ta del 12 por cien­to. El di­rec­ti­vo de la fir­ma re­co­no­ce que Pro­se­gur es­tá ac­tual­men­te muy cen­tra­da en la re­cu­pe­ra­ción de los már­ge­nes y es­tá ob­se­sio­na­do con las efi­cien­cias. “Mien­tras otros com­pe­ti­do­res es­tán en cuo­tas de mer­ca­do más ba­jos, pre­fe­ri­mos es­tar en me­nos mer­ca­dos, pe­ro con una po­si­ción de li­de­raz­go, con ca­pa­ci­dad pa­ra lle­var a ca­bo ad­qui­si­cio­nes, ge­ne­rar si­ner­gias y crear va­lor”. Schoofs re­co­no­ce que los in­ver­so­res pre­gun­tan por fu­tu­ras ope­ra­cio­nes en el sec­tor y po­si­bles transac­cio­nes con com­pe­ti­do­res co­mo Brinks y Loo­mis, pe­ro des­car­ta que se pro­duz­can de ma­ne­ra in­mi­nen­te. “Cree­mos que po­de­mos crear más va­lor ha­cien­do transac­cio­nes más pe­que­ñas o abrien­do nue­vos mer­ca­dos don­de to­dos los dri­vers pa­ra el cre­ci­mien­to fu­tu­ro son po­si­ti­vos, co­mo Eu­ro­pa la en­tra­da en Fi­li­pi­nas el año pa­sa­do, don­de ve­mos mu­cho po­ten­cial. Esas ope­ra­cio­nes tie­nen me­nos ries­gos, son me­nos com­ple­jas y crean más va­lor en el cor­to pla­zo”.

Pe­ro no to­do es Cash, y por ello, la com­pa­ñía que pre­si­de He­le­na Re­vo­re­do de­ci­dió ha­ce jus­to dos años rea­li­zar un spin-off de su fi­lial de efec­ti­vo, el área de ne­go­cio que apor­ta 9 de ca­da 10 eu­ros de in­gre­sos de la ma­triz, y sa­car­la a bol­sa. “An­tes de la OPV es­ta­ba to­do en el mis­mo pa­ra­guas y los ana­lis­tas se cen­tra­ban más en Cash, pe­ro que­ría­mos que los ana­lis­tas pu­sie­ran en va­lor los otros dos ne­go­cios que te­ne­mos: se­gu­ri­dad y alar­mas, el área que más cre­ce –un 6 por cien­to–, e hi­cie­ran una su­ma de par­tes. Creo que po­co a po­co el mer­ca­do lo es­tá re­co­no­cien­do”, ase­gu­ra Schoofs.

Pre­ci­sa­men­te, la apues­ta de la com­pa­ñía es­tá en el ne­go­cio de las alar­mas, don­de los da­tos ha­blan por sí so­los. “En Es­pa­ña la pe­ne­tra­ción es­tá en el 8-9 por cien­to, mien­tras que en La­ti­noa­mé­ri­ca es de so­lo el 1-2 por cien­to. EEUU es el país con más por­cen­ta­je de alar­mas so­bre el to­tal de la po­bla­ción, un 23 por cien­to. Es­to im­pli­ca que es­tá to­do el mer­ca­do por ha­cer”, ex­pli­ca.

La tec­no­lo­gía es­tá sien­do un alia­do en es­te sen­ti­do, ya que to­do es inalám­bri­co, se pue­de mo­ni­to­ri­zar con un mó­vil y la ins­ta­la­ción es más sen­ci­lla, lo que abre el mer­ca­do. “Un mi­le­nial que vi­ve en un es­tu­dio en Man­hat­tan se pue­de plan­tear po­ner una alar­ma pa­ra pro­te­ger su mac o su bi­ci­cle­ta”, ar­gu­men­ta.

Pro­se­gur quie­re po­ten­ciar la pre­sen­cia que tie­ne en La­ti­noa­mé­ri­ca a tra­vés de Cash pa­ra desa­rro­llar la ra­ma de alar­mas, una re­gión que pe­na­li­zó sus cuen­tas de 2018 por la de­pre­cia­ción de las di­vi­sas lo­ca­les. El cas­ti­go tam­bién pa­só fac­tu­ra en bol­sa: en los úl­ti­mos 12 me­ses los tí­tu­los de Pro­se­gur y Cash se de­jan en torno a un 25 por cien­to. No obs­tan­te, la pér­di­da ha aflo­ra­do un po­ten­cial pa­ra el con­sen­so de mer­ca­do del 27 por cien­to.

C. Schoofs, di­rec­tor de mer­ca­dos de ca­pi­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.