Ena­gás enar­bo­la la ban­de­ra del di­vi­den­do fren­te a la in­cer­ti­dum­bre re­gu­la­to­ria

In­mer­sa en su ex­pan­sión in­ter­na­cio­nal, es­pe­ra que la con­tri­bu­ción del re­sul­ta­do de es­tas par­ti­ci­pa­das al be­ne­fi­cio des­pués de im­pues­tos pa­se del 20% al 40%

El Economista - Ecobolsa - - La Grada Del Accionista - Por Cristina Cán­di­do

La prin­ci­pal de­bi­li­dad de Ena­gás es­tá uni­da a su ma­yor vir­tud. La com­pa­ñía que pre­si­de An­to­nio Llar­dén no le que­da dón­de in­ver­tir pa­ra cre­cer en Es­pa­ña, don­de la red de in­fra­es­truc­tu­ra de gas y re­ga­si­fi­ca­do­ras es más que su­fi­cien­te pa­ra la de­man­da. Co­mo tie­ne que in­ver­tir po­co, el di­ne­ro se que­da

en ca­ja y es­to se tra­du­ce en su prin­ci­pal for­ta­le­za: la ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar ca­ja y que uti­li­za pa­ra re­tri­buir a sus ac­cio­nis­tas, re­du­cir deu­da e in­ver­tir fue­ra de nues­tras fron­te­ras.

Pre­ci­sa­men­te los tres ejes en los que se en­cuen­tra cen­tra­do Ena­gás son el com­pro­mi­so de un di­vi­den­do cre­cien­te y sos­te­ni­ble, la bús­que­da de opor­tu­ni­da­des de cre­ci­mien­to y crea­ción de va­lor en otros paí­ses y la vi­si­bi­li­dad y se­gu­ri­dad que ofre­ce un ne­go­cio re­gu­la­do co­mo el su­yo. En es­te sen­ti­do, 2019 es­tá sien­do un pun­to de in­fle­xión pa­ra la com­pa­ñía, año en el que se ano­ta una subida del 7,5 por cien­to en bol­sa tras to­car en mar­zo má­xi­mos de tres años.

En los úl­ti­mos me­ses la fir­ma ha da­do un con­tun­den­te pa­so en la di­ver­si­fi­ca­ción de su ne­go­cio in­ter­na­cio­nal con su en­tra­da en la es­ta­dou­ni­den­se Tall­grass Energy y ha ac­tua­li­za­do su plan es­tra­té­gi­co has­ta el ho­ri­zon­te de 2023, re­afir­man­do su po­lí­ti­ca de re­tri­bu­ción al ac­cio­nis­ta. Por otra par­te, ha vis­to có­mo la in­cer­ti­dum­bre que acom­pa­ña a ne­go­cios re­gu­la­dos co­mo el su­yo se ha ate­nua­do des­pués de que las com­pe­ten­cias re­gu­la­to­rias y ta­ri­fa­rias del Go­bierno se ha­yan tras­pa­sa­do a la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Com­pe­ten­cia (CNMC), lo que en opi­nión de ex­per­tos co­mo Án­gel Pé­rez, de Ren­ta 4, “do­ta al ór­gano re­gu­la­dor de in­de­pen­den­cia”. No obs­tan­te, la re­no­va­da ho­ja de ru­ta de la com­pa­ñía no es­tá ca­lan­do en las va­lo­ra­cio­nes de los ana­lis­tas del con­sen­so de mer­ca­do que re­co­ge Fac­tSet, pa­ra quie­nes la com­pa­ñía ha ago­ta­do su po­ten­cial al­cis­ta –la va­lo­ran en 23,5 eu­ros fren­te a los 25,38 eu­ros a los que co­ti­za ac­tual­men­te– y acon­se­jan ven­der sus tí­tu­los, lo que ha de­te­rio­ra­do su re­co­men­da­ción has­ta la peor de su his­to­ria y car­ga con el peor con­se­jo del Ibex 35 –ver pá­gi­na 15–.

Un di­vi­den­do que no se cues­tio­na

Po­cas com­pa­ñías de la bol­sa es­pa­ño­la tie­nen una po­lí­ti­ca de re­tri­bu­ción com­pro­me­ti­da pa­ra los pró­xi­mos años en la que ofrez­can una al­ta ren­ta­bi­li­dad por di­vi­den­do que no es­té re­ñi­da con un cre­ci­mien­to anual de los pa­gos. No es el ca­so de Ena­gás, que ha he­cho del di­vi­den­do su ban­de­ra y pi­lar fun­da­men­tal en la úl­ti­ma dé­ca­da: la re­va­lo­ri­za­ción de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.