Cell­nex ge­ne­ra el 242% a gol­pe de com­pra

El Economista - Ecobolsa - - Inversión - V EDI­CIÓN DE LOS PRE­MIOS IN­VER­SIÓN A FON­DO DE PRE­MIO A LA CREA­CIÓN DE VA­LOR Por Car­los Ja­ra­mi­llo

Des­de su de­but en el par­qué, ha anun­cia­do in­ver­sio­nes por 10.800 mi­llo­nes, lo que le ha ser­vi­do pa­ra ex­pe­ri­men­tar una subida del 31% anualizado, con­vir­tién­do­se en la cuar­ta ma­yor ‘te­le­co’ de la eu­ro­zo­na. Ade­más, cuan­do cie­rre la am­plia­ción de ca­pi­tal su va­lor bur­sá­til ro­za­rá los 15.000 mi­llo­nes de eu­ros. Y to­da­vía tie­ne en el pun­to de mi­ra 5.000 mi­llo­nes más pa­ra com­prar

Cuan­do en el año 2015 Cell­nex dio su sal­to al par­qué, muy po­cos en Es­pa­ña co­no­cían y en­ten­dían su ne­go­cio. Aho­ra la com­pa­ñía se ha he­cho no­tar en el mun­do de la in­ver­sión a gol­pe de ad­qui­si­ción –des­de su de­but ha anun­cia­do in­ver­sio­nes por 10.800 mi­llo­nes de eu­ros– y de ju­go­sos re­tor­nos a sus ac­cio­nis­tas, con una ren­ta­bi­li­dad to­tal del 242 por cien­to, el equi­va­len­te a un cre­ci­mien­to del 31 por cien­to anualizado.

El des­ta­ca­ble com­por­ta­mien­to de la com­pa­ñía –que es­te año acu­mu­la una re­va­lo­ri­za­ción del 108 por cien­to– le ha per­mi­ti­do lle­var­se el pre­mio de In­ver­sión a fon­do, de elE­co­no­mis­ta, a la crea­ción de va­lor. El ga­lar­dón fue re­co­gi­do por Lluis Deu­lo­feu, de­puty CEO de la em­pre­sa. Y es que to­do aquel que ha­ya si­do ca­paz de aguan­tar los mo­men­tos de du­das bur­sá­ti­les de la em­pre­sa –que exis­tie­ron so­bre to­do en 2016– lo­gra ren­ta­bi­li­zar su in­ver­sión con sus tí­tu­los en má­xi­mos his­tó­ri­cos, en la zo­na de los 41 eu­ros. Tras re­co­ger el pre­mio, Deu­lo­feu anun­ció que Cell­nex ha ini­cia­do un pro­yec­to pa­ra crear la Fun­da­ción Cell­nex, con la que pre­ten­den no so­lo dar un re­torno pa­ra los ac­cio­nis­tas, sino tam­bien “pa­ra la sociedad”.

Eso sí, han si­do po­cos los in­ver­so­res mi­no­ris­tas que han po­di­do apro­ve­char es­te rally. Se­gún ex­pli­có Jo­sé Ma­nuel Ai­sa, CFO de Cell­nex, en una en­tre­vis­ta a es­te me­dio, so­lo hay 1.000 par­ti­cu­la­res en el ac­cio­na­ria­do y “mu­chos es­tán en el edi­fi­cio de la com­pa­ñía”. Ade­más, el 90 por cien­to del ca­pi­tal es­tá en ma­nos de no re­si­den­tes, con es­pe­cial pe­so de los in­ver­so­res de EEUU que al me­nos con­tro­lan el 35 por cien­to de las ac­cio­nes de la em­pre­sa. Y es que la his­to­ria de Cell­nex no es muy dis­tin­ta de la que han vi­vi­do otras com­pa­ñías co­mo Ame­ri­can To­wer o Crown Castle al otro la­do del Atlán­ti­co, lo que ha he­cho que mu­chos in­ver­so­res ins­ti­tu­cio­na­les ju­ga­sen, en pa­la­bras de Ai­sa, “a la op­cio­na­li­dad, a no que­dar­se fue­ra por si su­ce­día lo mis­mo que en Es­ta­dos Uni­dos”.

El fu­tu­ro

En es­te ejer­ci­cio la com­pa­ñía ha anun­cia­do dos gran­des ope­ra­cio­nes. En ma­yo ce­rró la com­pra de 10.700 to­rres en Fran­cia, Ita­lia y Sui­za por 2.700 mi­llo­nes y es­te mis­mo mes ha anun­cia­do un acuer­do pa­ra ad­qui­rir 7.400 em­pla­za­mien­tos de Ar­qi­va en Reino Uni­do y los de­re­chos de co­mer­cia­li­za­ción de otros 900 mi­llo­nes por unos 2.200 mi­llo­nes de eu­ros. Ade­más, en me­dio de es­tas dos transac­cio­nes ad­qui­rió 546 to­rres por 210 mi­llo­nes a Cig­nal en Ir­lan­da. Así, la com­pa­ñía ya tie­ne ba­jo su con­trol unos 53.000 em­pla­za­mien­tos.

Pa­ra ha­cer fren­te a su ope­ra­ción en Reino Uni­do la em­pre­sa ha lan­za­do una am­plia­ción de ca­pi­tal de 2.500 mi­llo­nes –que su­po­ne in­cre­men­tar en un 29 por cien­to el nú­me­ro de ac­cio­nes– que, una vez más, fue bien re­ci­bi­da por el mer­ca­do. Des­de el anun­cio las ac­cio­nes re­pun­tan un 18 por cien­to. Ha­bi­tual­men­te, la co­ti­za­ción de una em­pre­sa su­fre tras el anun­cio de una am­plia­ción de ca­pi­tal, pe­ro los in­ver­so­res pa­re­cen con­fiar en que la fir­ma de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes se­rá ca­paz de me­jo­rar los re­tor­nos lo su­fi­cien­te pa­ra com­pen­sar la di­lu­ción. “Es­pe­ra­mos que la crea­ción de va­lor que pue­de mostrar es­te acuer­do y las pers­pec­ti­vas de cre­ci­mien­to a fu­tu­ro com­pen­san más que de so­bra el efec­to di­lu­ti­vo de la emi­sión de nue­vos tí­tu­los”, ar­gu­men­tan des­de Main First.

Así las co­sas, el va­lor de sus ac­cio­nes or­di­na­rias se si­túa por en­ci­ma de los 12.500 mi­llo­nes de eu­ros co­lo­cán­do­se co­mo la cuar­ta te­le­co de la eu­ro­zo­na, tras su­pe­rar a KPN. Cuan­do se com­ple­te la am­plia­ción el va­lor to­tal al­can­za­rá los 15.000 mi­llo­nes de eu­ros ayu­da­da por su ca­pa­ci­dad in­dus­trial. El mer­ca­do ha pre­mia­do a la em­pre­sa por su ca­pa­ci­dad pa­ra ce­rrar tra­tos a pre­cios ra­zo­na­bles y por el know how que ha de­mos­tra­do, su gran ven­ta­ja fren­te a los com­pe­ti­do­res del ca­pi­tal pri­va­do, que en 2018 la de­ja­ron fue­ra de los gran­des tra­tos ce­rra­dos en la re­gión. “So­lo Cell­nex ha te­ni­do el ape­ti­to y la ha­bi­li­dad pa­ra eje­cu­tar un tra­to de tan­ta com­ple­ji­dad. So­lo ella tie­ne el ta­ma­ño pa­ra ge­ne­rar si­ner­gias que apo­yen la com­pra de un ac­ti­vo en to­do el país y so­lo Cell­nex ha es­ta­do en diá­lo­gos con Ar­qi­va du­ran­te va­rios años en los que la em­pre­sa bri­tá­ni­ca ha te­ni­do pro­ble­mas de li­qui­dez, lo que la ha po­si­cio­na­do pa­ra ata­car el tra­to cuan­do se han acor­da­do los tér­mi­nos”, re­sal­tan en Jef­fe­ries.

Tras el rally vi­vi­do es­te año, la prin­ci­pal du­da es si sus tí­tu­los po­drán con­ti­nuar su es­ca­la­da. Pa­ra los ana­lis­tas el com­bus­ti­ble pa­ra pro­se­guir la es­ca­la­da ten­dría que ve­nir de per­si­si­tir en el cie­rre de ope­ra­cio­nes cor­po­ra­ti­vas a pre­cios atrac­ti­vos y la em­pre­sa to­da­vía iden­ti­fi­ca po­si­bles tra­tos. “Se­gui­mos ana­li­zan­do ac­ti­va­men­te opor­tu­ni­da­des de cre­ci­mien­to en prác­ti­ca­men­te to­dos los mer­ca­dos en los que ya ope­ra­mos. El ob­je­ti­vo es con­so­li­dar y am­pliar nues­tra po­si­ción en los sie­te paí­ses”, ex­pli­ca­ba To­bías Mar­tí­nez, con­se­je­ro de­le­ga­do de Cell­nex, tras anun­ciar la am­plia­ción de ca­pi­tal.

La fir­ma to­da­vía ten­dría iden­ti­fi­ca­dos unos 5.000 mi­llo­nes en opor­tu­ni­da­des pa­ra se­guir con su ex­pan­sión y se pue­de be­ne­fi­ciar del en­torno de ba­jos ti­pos de in­te­rés pa­ra po­der se­guir fi­nan­cia­do es­tas ope­ra­cio­nes. “Ve­mos el úl­ti­mo mo­vi­mien­to co­mo una con­fir­ma­ción de una opor­tu­ni­dad de con­so­li­da­ción muy atrac­ti­va pa­ra Cell­nex en Eu­ro­pa. Y pen­sa­mos que pue­de ha­ber más po­si­bi­li­da­des de ex­pan­sión inor­gá­ni­ca en el ho­ri­zon­te”, apun­tan des­de Bank of Ame­ri­ca Me­rrill Lynch.

Den­tro de es­ta his­to­ria de cre­ci­mien­to, Cell­nex tam­bién pue­de ga­nar con la de­bi­li­dad que mues­tra el sec­tor de las te­le­cos y su ne­ce­si­dad de re­ba­jar el en­deu­da­mien­to. Te­le­fó­ni­ca co­mu­ni­có en sep­tiem­bre que es­tu­dia co­lo­car 50.000 to­rres y en ju­lio Vo­da­fo­ne creó To­we­rCo, que agru­pa su in­fra­es­truc­tu­ra de 61.700 em­pla­za­mien­tos, que pre­ten­de mo­ne­ti­zar en un pla­zo de año y me­dio.

Lluis Deu­lo­feu, ‘de­puty CEO’ de Cell­nex

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.