Trump pre­ten­de un año elec­to­ral en Wall Street de al menos un 7%

El pre­si­den­te de EEUU ne­ce­si­ta una bol­sa al­cis­ta pa­ra fa­vo­re­cer su ca­rre­ra ha­cia la re­elec­ción

El Economista - Ecobolsa - - Bolsa - EN LA ME­DIA DE LOS EJER­CI­CIOS CON COMICIOS Por Da­niel Ye­bra y Jo­sé Luis de Ha­ro

Desde que en­tró en la Casa Blan­ca, tras ga­nar las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2016 con cier­to gra­do de sor­pre­sa, el ac­tual pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, no ha de­ja­do de usar Wall Street co­mo re­fe­ren­cia del éxi­to de su Ad­mi­nis­tra­ción y de sus de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas. Las subidas de la bol­sa le han ser­vi­do in­clu­so pa­ra jus­ti­fi­car po­lí­ti­cas mi­gra­to­rias en con­tra de los de­re­chos hu­ma­nos, pa­ra enar­de­cer una gue­rra co­mer­cial con Chi­na, que ame­na­za con su­mer­gir la eco­no­mía glo­bal en una re­ce­sión o co­mo pas­ti­lla pa­ra ol­vi­dar las pro­me­sas in­cum­pli­das so­bre in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ras o me­jo­ras sa­la­ria­les en la in­dus­tria y en el cam­po.

El alien­to de Wall Street será to­da­vía más cru­cial en 2020, el úl­ti­mo año de su pri­mer man­da­to. Un cur­so en el que en­fren­ta su re­elec­ción con el con­flic­to aran­ce­la­rio con po­cos vi­sos de re­sol­ver­se, con una evi­den­te des­ace­le­ra­ción del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, en­fren­ta­do con la Re­ser­va Fe­de­ral (Fed) por sus crí­ti­cas fron­ta­les so­bre su ges­tión de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria y con la com­pe­ten­cia de un Partido De­mó­cra­ta cu­yos lí­de­res ga­nan po­pu­la­ri­dad rear­mán­do­se por flan­cos que él desprecia, pe­ro que ya son cons­tan­tes en la agen­da pú­bli­ca: el cam­bio cli­má­ti­co, la de­sigual­dad, el ac­ce­so a la sa­ni­dad, la dig­ni­dad de los in­mi­gran­tes o el fe­mi­nis­mo.

Al menos, la es­ta­dís­ti­ca es­tá de su par­te. Desde la dé­ca­da de los 30, tras el crack de 1929, el S&P 500, el ín­di­ce de re­fe­ren­cia en Es­ta­dos Uni­dos, re­pun­ta un 6,7 por cien­to de me­dia en los años elec­to­ra­les y un 5,8 por cien­to en los ejer­ci­cios con comicios en los que el pre­si­den­te del mo­men­to con­si­guió su re­elec­ción. Aun­que, qui­zá, unas ga­nan­cias cer­ca­nas al 7 por cien­to no sean su­fi­cien­tes pa­ra un per­so­na­je que bus­ca ser la pun­ta de lan­za de una so­cie­dad opu­len­ta y que, re­cu­rren­te­men­te, ha ce­le­bra­do los má­xi­mos de Wall Street co­mo un fo­ro­fo del de­por­te.

La ven­ta­ja con la que cuen­ta es que casi el 73 por cien­to de los años elec­to­ra­les del pe­rio­do es­tu­dia­do han ter­mi­na­do con subidas del S&P 500, aun­que pre­fe­ri­rá el re­cuer­do de ejer­ci­cios bur­sá­ti­les co­mo 1936, en el que el se­lec­ti­vo re­ci­bió a Fran­klin D. Roo­se­velt con unas ga­nan­cias del 27,92 por cien­to, o co­mo 1996, en el que Bill Clin­ton fue re­ele­gi­do pre­si­den­te con un ba­ga­je del ín­di­ce del 20,26 por cien­to. Y, se­gu­ro, pre­fe­ri­rá no pen­sar en el des­plo­me del 38,49 por cien­to de 2008, el año que el de­mó­cra­ta Ba­rack Oba­ma lle­gó al po­der.

El estilo de Trump, “dos pa­sos ha­cia ade­lan­te y uno pa­ra atrás, mien­tras la sa­lud de la eco­no­mía se lo per­mi­ta”, co­mo lo des­cri­ben desde A&G Ban­ca Pri­va­da, ha lle­va­do a Wall Street a acu­mu­lar ga­nan­cias de más del 20 por cien­to en 2019, has­ta si­tuar­se en zo­na de má­xi­mos his­tó­ri­cos. El S&P 500 sube con­cre­ta­men­te un 24 por cien­to desde que em­pe­zó el año, tras caer un 6,24 por cien­to en el 2018 de la Navidad del pá­ni­co y ga­nar un 19,42 por cien­to en 2017. “A cor­to pla­zo, se pue­de es­pe­rar cier­ta co­rrec­ción, pues las va­lo­ra­cio­nes des­cuen­tan, en­tre otras co­sas, la solución a la gue­rra co­mer­cial”, ob­ser­va Oli­vier Go­vaerts, ex­per­to de Pic­tet AM.

Es­te no se­ría un mal es­ce­na­rio pa­ra Do­nald Trump si esa co­rrec­ción es con­tro­la­da y vie­ne se­gui­da de “una se­gun­da par­te del año con re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía”, se­gún con­ti­núa el ana­lis­ta, aun­que co­mo des­ta­can desde Pim­co, “merece la pena en­fa­ti­zar que el cre­ci­mien­to glo­bal es­tá cerca de de­te­ner­se y por lo tan­to es más vul­ne­ra­ble de lo ha­bi­tual a cual­quier shock ad­ver­so, cual­quie­ra que sea la cau­sa”. La pre­vi­sión pa­ra el año elec­to­ral de Ro­be­co es el ideal pa­ra el ac­tual pre­si­den­te: “Es im­pro­ba­ble que Es­ta­dos Uni­dos cai­ga en re­ce­sión a cor­to pla­zo, pe­ro sí po­dría des­pués de 2020”.

Una bru­tal ca­rre­ra elec­to­ral

Mien­tras se van des­pe­jan­do las in­cog­ni­tas ma­cro­eco­nó­mi­cas y co­mer­cia­les, Do­nald Trump se en­fren­ta a una bru­tal ca­rre­ra elec­to­ral bajo el ace­cho de un po­si­ble jui­cio po­lí­ti­co (im­peach­ment) aban­de­ra­do por los de­mó­cra­tas en el Con­gre­so. Es­te partido to­da­vía de­be per­fi­lar en los pró­xi­mos me­ses qué del­fín de la de­ce­na de as­pi­ran­tes a la no­mi­na­ción será res­pon­sa­ble de con­se­guir un cam­bio de rum­bo en el Des­pa­cho Oval. “Bajo la Ad­mi­nis­tra­ción Trump he­mos vis­to una re­dis­tri­bu­ción de la ri­que­za de los ba­lan­ces del go­bierno a los ba­lan­ces cor­po­ra­ti­vos; ha si­do un gran vien­to de co­la pa­ra las ac­cio­nes en ge­ne­ral”, es­ti­ma Elliot Hen­tov, je­fe de aná­li­sis po­lí­ti­co en Sta­te Street Glo­bal Ad­vi­sors, al re­fe­rir­se no so­lo a la ren­ta­bi­li­dad del 40 por cien­to acu­mu­la­da por el S&P 500 sino tam­bién a la re­for­ma fis­cal or­ques­ta­da por los re­pu­bli­ca­nos en 2017, que re­ba­jó el im­pues­to de so­cie­da­des desde el 35 por cien­to has­ta el 21. Eso sí, el cos­te apro­xi­ma­do de es­ta me­di­da, que vino acom­pa­ña­da con otros re­cor­tes, al­can­zó los 1,5 bi­llo­nes de dó­la­res.

Sin em­bar­go, en el cam­po de­mó­cra­ta, el ex vi­ce­pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Joe Bi­den,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.