Los ac­ti­vos al­ter­na­ti­vos deben pe­sar en las car­te­ras en­tre el 10% y el 20%

El Economista - Ecobolsa - - Inversión A Fondo - Por Ma­ría Do­mín­guez

Las en­ti­da­des es­pa­ño­las mi­ran más allá de los ac­ti­vos tra­di­cio­na­les y bus­can sus­ti­tu­tos de los bo­nos en el ac­tual es­ce­na­rio de ‘gla­cia­ción’ de las ren­ta­bi­li­da­des la ren­ta fi­ja

Alos ac­ti­vos al­ter­na­ti­vos habría que cam­biar­les el nom­bre a ac­ti­vos mains­tream -con­ven­cio­na­les-”, co­men­ta, me­dio en bro­ma, me­dio en se­rio, Mi­guel Zu­ri­ta, pre­si­den­te de As­cri (la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Ca­pi­tal, Cre­ci­mien­to e In­ver­sión) y co-CIO (chief in­vest­ment of­fi­cer) de Al­ta­mar Ca­pi­tal Part­ners. Lo di­ce por­que vez es más ha­bi­tual que las car­te­ras in­clu­yan un por­cen­ta­je de ac­ti­vos que se sa­len de los tra­di­cio­na­les y que pre­sen­tan una ba­ja co­rre­la­ción con ellos en cuan­to a su com­por­ta­mien­to. Tiene sen­ti­do: se­gún el Ba­ró­me­tro de Ex­pec­ta­ti­vas de Ren­ta­bi­li­dad (BER) ela­bo­ra­do por elE­co­no­mis­ta, de ca­ra a los pró­xi­mos 12 me­ses el in­ver­sor pue­de es­pe­rar so­lo un 5,89% de la bol­sa y un anémi­co 1,36% de la ren­ta fi­ja, así que es ló­gi­co que las en­ti­da­des se re­vuel­van en bus­ca de re­tor­nos pa­ra sus clien­tes.

¿De qué ha­bla­mos cuan­do nos re­fe­ri­mos a ac­ti­vos al­ter­na­ti­vos? De mu­chas co­sas. Del ca­pi­tal pri­va­do –es de­cir, de la in­ver­sión en em­pre­sas no co­ti­za­das en di­fe­ren­tes es­ta­dios de su de­sa­rro­llo–; de ac­ti­vos in­mo­bi­lia­rios no co­ti­za­dos; de in­fra­es­truc­tu­ras (to­rres de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, plan­tas fo­to­vol­tai­cas) o de deu­da pri­va­da. La en­tra­da en es­tos ac­ti­vos sue­le rea­li­zar­se a tra­vés de fon­dos es­pe­cia­li­za­dos que in­vier­ten en ellos, o vía fon­dos de fon­dos. El ac­ce­so ca­da vez es más fá­cil, da­do que ca­si to­das las ban­cas pri­va­das es­pa­ño­las ya tie­nen, des­de 2019, en su pa­le­ta de co­mer­cia­li­za­ción al­gún vehícu­lo con un sub­ya­cen­te al­ter­na­ti­vo, y en mu­chos ca­sos las car­te­ras dis­cre­cio­na­les los in­clu­yen tam­bién. Pa­ra las en­ti­da­des, es­tos pro­duc­tos ofre­cen el atrac­ti­vo de ca­re­cer de un valor li­qui­da­ti­vo dia­rio que el clien­te pue­da vi­gi­lar... y an­gus­tiar­se si cae.

“Es­tos ac­ti­vos es­tán en ebu­lli­ción”, afirma Ser­gio Mí­guez, so­cio fun­da­dor de Al­ter­na­ti­ve Ra­tings. Tam­bién de­tec­tan in­te­rés Tres­sis, Ban­ca March, Ban­kin­ter, BBVA, San­tan­der, Ban­kin­ter... Ahora bien, ¿qué pre­sen­cia deben te­ner en car­te­ra? “Pa­ra el ci­clo que te­ne­mos por de­lan­te tiene mu­cho sen­ti­do que al­can­cen en­tre un 10% y un 20%”, se­ña­la Paulo Go­nçal­ves, ana­lis­ta se­nior de es­tra­te­gia de mer­ca­dos de Ban­ca March. Con él está de acuer­do Ig­na­cio Pe­rea, di­rec­tor de in­ver­sio­nes de Tres­sis: “Ló­gi­ca­men­te, si mi horizonte de in­ver­sión son tres años no voy a en­trar en es­te ac­ti­vo; pe­ro si es­toy pen­san­do en mi ju­bi­la­ción, pro­ba­ble­men­te les da­ría en torno a un 20%”, explica. Con esos ni­ve­les se sien­ten có­mo­dos tan­to Fer­nan­do Lu­que, edi­tor se­nior de Mor­nings­tar, co­mo Mí­guez.

Des­de Fi­de­lity apun­tan que es­te ti­po de in­ver­sio­nes, si ade­más ge­ne­ran ren­tas pe­rió­di­cas, co­mo los al­qui­le­res, “nos pue­den ayu­dar a con­se­guir un po­si­cio­na­mien­to más de­fen­si­vo”.

¿Qué ofre­cen y a cam­bio de qué?

Es­tas in­ver­sio­nes “ofre­cen ren­ta­bi­li­da­des me­dias a par­tir del 6%, 7% y 8%”, a cam­bio de “una du­ra­ción de, al me­nos, sie­te a diez años”, se­ña­la el so­cio fun­da­dor de Al­ter­na­ti­ve

SE TRA­TA DE IN­VER­TIR EN EM­PRE­SAS NO CO­TI­ZA­DAS, EN IN­MUE­BLES, EN IN­FRA­ES­TRUC­TU­RAS...

OFRE­CEN RE­TOR­NOS DEL 6%, 7% Y 8%, A CAM­BIO DE PER­MA­NE­CER EN ELLOS, AL ME­NOS, EN­TRE SIE­TE Y DIEZ AÑOS

Ra­tings, que ma­ti­za que es­tos ac­ti­vos “deben pa­gar una pri­ma por ili­qui­dez”.

Los in­ver­so­res que más mi­ran ha­cia los al­ter­na­ti­vos son los ins­ti­tu­cio­na­les, co­mo las ase­gu­ra­do­ras, que bus­can sus­ti­tu­tos de unos bo­nos con ren­ta­bi­li­da­des ce­ro.

“A mí, la idea de sus­ti­tuir los bo­nos por ac­ti­vos al­ter­na­ti­vos me pa­re­ce una bar­ba­ri­dad”, ad­vier­te Víc­tor Al­var­gon­zá­lez, so­cio fun­da­dor de Nex­tep Fi­nan­ce; se re­fie­re a que son “po­co lí­qui­dos y ofre­cen me­nos in­for­ma­ción que los va­lo­res co­ti­za­dos”, aler­ta.

Des­cár­gue­se la re­vis­ta en

www.ele­co­no­mis­ta.es/kios­co/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.