Có­mo pla­ni­fi­car una car­te­ra en re­ce­sión

El Economista - Ecobolsa - - Crisis Del Coronaviru­s - NO HAY CA­SI RE­FU­GIOS Por Án­gel Alon­so

Pe­se al mie­do a lo des­co­no­ci­do que re­pre­sen­ta el co­ro­na­vi­rus y las caí­das bru­ta­les de las bol­sas, los ex­per­tos re­co­mien­dan cal­ma y man­te­ner el per­fil de ries­go pa­ra no per­der las opor­tu­ni­da­des que ofre­ce­rá la re­cu­pe­ra­ción del mer­ca­do. Com­pa­ñías tec­no­ló­gi­cas, de sa­lud y consumo, per­du­ra­bles en el tiem­po y con re­par­to de di­vi­den­dos son al­gu­nas de las re­co­men­da­cio­nes

La re­ce­sión ha de­ja­do de ser un es­ce­na­rio pro­ba­ble en los pa­pe­les de los ana­lis­tas pa­ra con­ver­tir­se en un even­to ca­da vez más in­elu­di­ble. Y no de­bi­do a los efec­tos de una ra­len­ti­za­ción eco­nó­mi­ca que se ve­nía re­trans­mi­tien­do a cá­ma­ra lenta, sino al fe­roz ata­que de un ene­mi­go in­vi­si­ble al ojo hu­mano, co­mo es el Co­vid 19. La du­da so­bre los efec­tos del co­ro­na­vi­rus en la eco­no­mía, aun­que li­mi­ta­dos tem­po­ral­men­te, ha pro­vo­ca­do un hun­di­mien­to his­tó­ri­co de los mer­ca­dos mun­dia­les, con con­se­cuen­cias to­da­vía dí­fi­ci­les de cuan­ti­fi­car pa­ra las com­pa­ñías. El cha­pa­rrón ha si­do de tal mag­ni­tud que ha pi­lla­do a los in­ver­so­res to­tal­men­te des­pre­ve­ni­dos. Y no so­lo es la preo­cu­pa­ción so­bre el ren­di­mien­to de su car­te­ra, sino que su pro­pia vi­ven­cia per­so­nal es­tá in­flu­yen­do más que nun­ca en su to­ma de de­ci­sio­nes.

An­te es­ta si­tua­ción de mie­do y du­das, ¿có­mo ac­tuar, mo­jar­se asu­mien­do más ries­go en la car­te­ra apro­ve­chan­do las caí­das de las bol­sas o gua­re­cer­se de la llu­via man­te­nien­do el per­fil de ries­go que ya te­nían? Die­go Fer­nán­dez-Eli­ces, di­rec­tor ge­ne­ral de in­ver­sio­nes de A&G, con­si­de­ra que la re­ce­sión téc­ni­ca es inevi­ta­ble, pe­ro “eso ya es­tá re­co­gi­do en los pre­cios ac­tua­les y aho­ra, la du­da res­pec­to a la eco­no­mía es si la re­cu­pe­ra­ción co­men­za­rá en el ter­cer tri­mes­tre y si el re­cor­te de es­ti­ma­cio­nes de cre­ci­mien­to pa­ra el ejer­ci­cio 2020 que han he­cho la ma­yo­ría de los eco­no­mis­tas en torno a 50 pun­tos bá­si­cos es su­fi­cien­te”.

Opor­tu­ni­dad histórica

Su re­co­men­da­ción es afron­tar­lo con cal­ma. “Ni es­ta­mos an­te el fin del mun­do ni pro­ba­ble­men­te sea una opor­tu­ni­dad histórica de com­pra. Los pre­cios son hoy más atrac­ti­vos, pe­ro tam­bién la in­cer­ti­dum­bre es ma­yor. Lo prio­ri­ta­rio en es­tas si­tua­cio­nes es te­ner una es­tra­te­gia e im­ple­men­tar­la con cier­ta fle­xi­bi­li­dad, pe­ro con frial­dad. Se pue­den ir ha­cien­do com­pras se­lec­ti­vas si el po­si­cio­na­mien­to an­te­rior era muy con­ser­va­dor y la reac­ción de cor­to pla­zo ha si­do tan ex­tre­ma que no ven­de­ría­mos en es­tos mo­men­tos, pe­ro no pen­sa­mos ha­ber vis­to la ca­pi­tu­la­ción de­fi­ni­ti­va”, ex­pli­ca.

Pa­ra Gui­ller­mo San­tos, so­cio de iCa­pi­tal, aún es pron­to pa­ra de­fi­nir al­gún es­ce­na­rio, pues­to que “has­ta que no per­ci­ba­mos un con­trol del con­ta­gio, no se po­drán cuan­ti­fi­car sus efec­tos eco­nó­mi­cos. En to­do ca­so, la vo­la­ti­li­dad du­ra­rá to­da­vía va­rios me­ses y po­de­mos ver una vuel­ta cla­ra a la es­ta­bi­li­dad de los mer­ca­dos de ac­cio­nes y bo­nos en la se­gun­da par­te del año”. Con es­ta pre­mi­sa, su con­se­jo pa­ra un in­ver­sor con li­qui­dez en car­te­ra y to­le­ran­cia al ries­go con vi­sión de lar­go pla­zo es que se en­cuen­tra “an­te una opor­tu­ni­dad de in­ver­sión y po­dría apro­ve­char­la com­pran­do bol­sa es­pa­ño­la, que es una de las más pe­na­li­za­das en los úl­ti­mos años y, si no cuen­ta con su­fi­cien­te di­ver­si­fi­ca­ción, en­trar tam­bién en fon­dos glo­ba­les de gran­des ten­den­cias”, se­ña­la.

Aguan­tar

De la mis­ma opi­nión es Mi­guel Án­gel Gar­cía, di­rec­tor de in­ver­sio­nes de Diap­ha­num, quien es­pe­ra una pa­ra­li­za­ción muy fuer­te de la eco­no­mía con una ba­ja­da se­ria del cre­ci­mien­to, se­gui­da por una reac­ti­va­ción apo­ya­da por los ban­cos cen­tra­les y un au­men­to del gas­to pú­bli­co y una re­duc­ción de los im­pues­tos. “El in­ver­sor en ac­ti­vos de ries­go con un ni­vel acor­de a su per­fil de­be aguan­tar, ya que si re­du­ce ries­go pue­de en­con­trar­se fuera si se pro­du­ce una reac­ción al al­za, que pro­ba­ble­men­te se­rá tan rá­pi­da que no ten­ga tiem­po a reac­cio­nar. Si es­tá por de­ba­jo de su ni­vel de ries­go, le re­co­men­da­ría­mos por lo me­nos ir­se a un ni­vel neu­tral”, apun­ta.

Jo­sé María Lu­na, so­cio de Lu­na Se­vi­lla Ase­so­res Fi­nan­cie­ros, re­cal­ca que pe­se a to­do la si­tua­cion de fuer­te con­trac­ción eco­nó­mi­ca se­ría en to­do ca­so co­yun­tu­ral y no sis­té­mi­ca, co­mo en 2008, por lo que “los bue­nos ne­go­cios van a con­ti­nuar exis­tien­do y es el mo­men­to de plan­tear­se con dis­ci­pli­na dón­de pue­do in­ver­tir”. En­tre sus re­co­men­da­cio­nes fi­gu­ran las com­pa­ñías vin­cu­la­das con la di­gi­ta­li­za­ción de la eco­no­mía, las re­la­cio­na­das con la sa­lud e in­clu­so Chi­na, que se­rá el pri­mer país en sa­lir del es­tra­go del co­ro­na­vi­rus.

Mar­ta Díaz-Ba­jo, di­rec­to­ra de aná­li­sis de fon­dos de atl Ca­pi­tal, in­sis­te en que “du­ran­te cual­quier mo­men­to de cri­sis es bueno man­te­ner la cal­ma y es más sen­sa­to cuán­to más ho­ri­zon­te tem­po­ral ten­ga­mos por de­lan­te. So­lo al­guien que ne­ce­si­te ti­rar de sus in­ver­sio­nes en un pla­zo in­fe­rior a 2 años se de­be­ría plan­tear si tie­ne el ni­vel de ries­go ade­cua­do”. En­tre sus con­se­jos pa­ra ca­pear el tem­po­ral du­ran­te los pró­xi­mos me­ses, apun­ta al oro y los bo­nos de go­bierno ame­ri­cano y ale­mán, gra­cias al apo­yo de la li­qui­dez de los ban­cos cen­tra­les. “La ren­ta fi­ja emer­gen­te, por muy bien que se ha­ya com­por­ta­do en es­te ini­cio de cri­sis, no es un ac­ti­vo re­fu­gio. Con el ho­ri­zon­te tem­po­ral de un año no re­co­men­da­ría­mos ren­ta va­ria­ble, ni ac­ti­vos de ries­go. Con más pla­zo di­ver­si­fi­ca­ría­mos en va­rios sec­to­res, no nos gus­ta con­cen­trar­nos en na­da, aun­que la sa­lud y el consumo bá­si­co pue­den ser los me­nos cí­cli­cos si al­guien quie­re con­cen­trar­se”, ase­gu­ra.

Com­pa­ñías de ca­li­dad

Die­go Fer­nán­dez-Eli­ces ad­vier­te de que “el ac­ti­vo li­bre de ries­go es­tá li­bre de ren­ta­bi­li­dad (y po­si­ble­men­te no de ries­go), por lo que pen­sa­mos que en las úl­ti­mas jor­na­das ha per­di­do mu­cho va­lor co­mo re­fu­gio. En ese con­tex­to, nos que­dan po­cos ac­ti­vos y des­ta­ca­mos el oro, que pen­sa­mos le que­da re­co­rri­do de me­dio pla­zo, pe­ro de ma­ne­ra más tác­ti­ca”. Pa­ra los in­ver­so­res con me­nos aver­sión al ries­go, acon­se­ja com­pa­ñías de ca­li­dad que co­ti­cen a “pre­cios no exa­ge­ra­da­men­te ca­ros”. “Es­to era di­fí­cil de en­con­trar an­tes de las re­cien­tes co­rrec­cio­nes, pe­ro vuel­ve a ha­ber ne­go­cios con ba­rre­ras de en­tra­das sig­ni­fi­ca­ti­vas y ca­pa­ci­dad de fi­jar pre­cios que co­ti­zan a va­lo­ra­cio­nes ra­zo­na­bles. Es­pe­ra­ría­mos pa­ra in­cre­men­tar el pe­so de los sec­to­res más cí­cli­cos en car­te­ra”, sub­ra­ya.

Pa­ra Án­gel Olea, di­rec­tor de in­ver­sio­nes de Aban­te, las caí­das de los mer­ca­dos pue­dan ofre­cer una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra los in­ver­so­res pa­cien­tes por­que “nos per­mi­te com­prar a pre­cios más ba­ra­tos em­pre­sas bue­nas que van a per­du­rar en el tiem­po y que a me­dio pla­zo vol­ve­rán a re­cu­pe­rar la nor­ma­li­dad. Es una opor­tu­ni­dad re­le­van­te, pen­san­do que el efec­to eco­nó­mi­co del co­ro­na­vi­rus va a te­ner unos efec­tos tem­po­ra­les”, apun­ta. En Diap­ha­num “es­ta­mos so­bre­pon­de­ran­do Es­ta­dos Uni­dos y emer­gen­tes asiá­ti­cos y en nues­tras car­te­ras de va­lo­res las tec­no­ló­gi­cas y las re­la­cio­na­das con la sa­lud son las que tie­nen ma­yor pe­so, mien­tras que fi­nan­cie­ras, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y ener­gía es­tán in­fra­pon­de­ra­dos”.

Por su par­te, Jo­sé María Lu­na acon­se­ja fon­dos glo­ba­les que re­par­ten di­vi­den­dos y no tie­nen en­ti­da­des fi­nan­cie­ras en car­te­ra y no ol­vi­dar­se to­da­vía de las es­tra­te­gias de cre­ci­mien­to, apar­te de los fon­dos te­má­ti­cos. “Sin nor­ma­li­za­ción de ti­pos de ti­pos de in­te­rés, los fon­dos va­lue ten­drán más di­fi­cul­ta­des”, ase­gu­ra el experto, pa­ra quien es ne­ce­sa­rio más que nun­ca dis­po­ner de un ca­ta­le­jo en un mar bur­sá­til tan em­bra­ve­ci­do.

ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.