QUÉ VI­GI­LAR EN LA DE­CLA­RA­CIÓN SI SE JU­BI­LÓ EL AÑO PA­SA­DO

El Economista - elEconomista Pensiones - - FINANZAS PERSONALES - ISA­BEL BLAN­CO

Em­pe­zar a co­brar un plan de pen­sio­nes o cual­quier otro pro­duc­to de aho­rro cam­bia por com­ple­to la de­cla­ra­ción de la ren­ta, so­bre to­do en fun­ción de si los res­ca­tes se rea­li­zan en for­ma de ca­pi­tal o de ren­ta vi­ta­li­cia. Co­noz­ca otros de­ta­lles pa­ra in­ten­tar re­ba­jar la fac­tu­ra fis­cal

Si es uno de los ca­si 100.000 ciu­da­da­nos que se ju­bi­la­ron en Es­pa­ña du­ran­te el año pa­sa­do, se­gún los da­tos del Mi­nis­te­rio de Em­pleo, lo nor­mal es que es­te año tam­po­co se li­bre de ha­cer la de­cla­ra­ción de la ren­ta. Aun­que en es­ta oca­sión se­rá muy di­fe­ren­te a la de otros ejer­ci­cios, so­bre to­do si ha op­ta­do por res­ca­tar un plan de pen­sio­nes o cual­quier otro pro­duc­to de aho­rro a largo pla­zo con el que pre­ten­de com­ple­tar su pen­sión pú­bli­ca. Su de­cla­ra­ción también se­rá muy dis­tin­ta en fun­ción de có­mo ha­ya rea­li­za­do el res­ca­te de es­te di­ne­ro.

Por re­gla ge­ne­ral, por to­das las pres­ta­cio­nes que re­ci­ba del Es­ta­do tri­bu­ta­rá de la mis­ma ma­ne­ra por lo que lo ha he­cho con su nó­mi­na, es de­cir, co­mo un ren­di­mien­to del tra­ba­jo al que se le apli­ca el ti­po mar­gi­nal que le co­rres­pon­da en fun­ción de la cuan­tía to­tal per­ci­bi­da en el año. Es­ta­rán exen­tas, eso sí, las per­so­nas que in­gre­sen un to­tal in­fe­rior a los 12.000 eu­ros. Aun­que a ello so­lo pue­den aco­ger­se quie­nes ob­tu­vie­ron ren­tas de un so­lo pa­ga­dor, y no aque­llos que du­ran­te par­te del año re­ci­bie­ron al mis­mo tiem­po, por ejem­plo, un sa­la­rio o res­ca­ta­ron un plan de pen­sio­nes.

Si pa­ra com­ple­men­tar su pen­sión de­ci­dió re­ti­rar par­te del ca­pi­tal acu­mu­la­do en un plan de pen­sio­nes o en un plan de pre­vi­sión ase­gu­ra­do (PPA), se­pa que en am­bos ca­sos tri­bu­tan, de la mis­ma for­ma, co­mo ren­di­mien­tos del tra­ba­jo en el ré­gi­men ge­ne­ral del IRPF. Nor­mal­men­te con­vie­ne res­ca­tar el di­ne­ro co­mo ren­ta vi­ta­li­cia y no en una so­la vez, ya que pue­de in­cre­men­tar el ti­po im­po­si­ti­vo de ma­ne­ra sus­tan­cial, aun­que se man­tie­ne un ca­so en el que pue­de ser pre­fe­ri­ble re­ci­bir el di­ne­ro acu­mu­la­do en for­ma de ca­pi­tal: cuan­do se apor­tó di­ne­ro an­tes del co­mien­zo de la cri­sis fi­nan­cie­ra. En la úl­ti­ma re­for­ma fis­cal, no obs­tan­te, se in­tro­du­je­ron cam­bios re­la­cio­na­dos con el mo­men­to de re­cu­pe­rar la in­ver­sión. Al­gu­nos aho­rra­do­res to­da­vía pue­den apro­ve­char un coe­fi­cien­te re­duc­tor del 40 por cien­to en to­das aque­llas apor­ta­cio­nes rea­li­za­das an­tes de 2007, pe­ro en esa úl­ti­ma re­for­ma que en­tró en vi­gor en 2015 se in­tro­du­je­ron cam­bios pa­ra es­te su­pues­to. Es­ta ven­ta­ja fis­cal ex­pi­ra­rá el pró­xi­mo 31 de di­ciem­bre y tie­ne aho­ra otra le­tra pe­que­ña. Si se ju­bi­ló el año pa­sa­do, “so­lo po­drá be­ne­fi­ciar­se de la re­duc­ción por lo res­ca­ta­do en for­ma de ca­pi­tal du­ran­te 2017 o por lo que pre­vea res­ca­tar de es­ta ma­ne­ra en los dos ejer­ci­cios si­guien­tes”, ex­pli­can des­de el REAF-REGAF del Con­se­jo Ge­ne­ral de Eco­no­mis­tas. Es de­cir, que es­te coe­fi­cien­te so­lo se­ría apli­ca­ble en las de­cla­ra­cio­nes de 2017, 2018 y 2019 pa­ra aque­llos que se ju­bi­la­ron el año pa­sa­do. Pa­ra los con­tri­bu­yen­tes que se ju­bi­la­ron an­tes de 2011, el pla­zo pa­ra res­ca­tar el di­ne­ro en for­ma de ca­pi­tal con ese coe­fi­cien­te con­clu­ye ya es­te mis­mo año; mien­tras que pa­ra los que se re­ti­ra­ron en­tre 2011 y 2014 se dis­po­ne de ocho años.

En nues­tro país, to­da­vía ca­si la mi­tad de los par­tí­ci­pes de pla­nes de pen­sio­nes op­ta por res­ca­tar el di­ne­ro en for­ma de ca­pi­tal -un 44 por cien­to lo hi­zo en 2016-, fren­te a la re­ti­ra­da en for­ma de ren­ta o de ma­ne­ra mix­ta, se­gún da­tos de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Se­gu­ros, pe­se a que la ma­yo­ría de ex­per­tos no lo re­co­mien­da sal­vo

cuan­do pue­da em­plear­se el coe­fi­cien­te re­duc­tor. “Nor­mal­men­te en el mo­men­to de sa­car el di­ne­ro del pro­duc­to, du­ran­te la ju­bi­la­ción, el ti­po mar­gi­nal del con­tri­bu­yen­te sue­le ser in­fe­rior, lo que cons­ti­tu­ye un be­ne­fi­cio fis­cal. Pe­ro, aun así, con­vie­ne plan­tear­se cuán­do y có­mo nos con­vie­ne res­ca­tar el di­ne­ro pa­ra mi­ni­mi­zar el im­pac­to fis­cal”, ex­pli­can des­de Aban­te Ase­so­res, don­de ex­po­nen que “si exis­te la po­si­bi­li­dad de apli­car­nos la re­duc­ción, es muy po­si­ble que nos con­ven­ga apro­ve­char­lo”.

To­do es­to también es apli­ca­ble pa­ra un PPA, mien­tras que si lo que con­tra­tó es otro pro­duc­to de aho­rro a largo pla­zo la tri­bu­ta­ción cam­bia por com­ple­to. En un plan in­di­vi­dual de aho­rro sis­te­má­ti­co (PIAS), por ejem­plo, exis­te la po­si­bi­li­dad de que los ren­di­mien­tos ge­ne­ra­dos que­den to­tal­men­te exen­tos de tri­bu­tar siem­pre que se res­ca­te co­mo una ren­ta vi­ta­li­cia. La vía pa­ra ello pue­de ser un pro­duc­to co­mo un se­gu­ro. En ca­so con­tra­rio, el ca­pi­tal se in­clui­ría en las ren­tas del aho­rro, don­de los ti­pos son in­fe­rio­res; la es­ca­la es del 19 por cien­to pa­ra los pri­me­ros 6.000 eu­ros, del 21 por cien­to pa­ra los 44.000 eu­ros si­guien­tes, y del 23 por cien­to pa­ra los im­por­tes su­pe­rio­res a los 50.000 eu­ros.

Si el aho­rro se ha ca­na­li­za­do a tra­vés de otros ins­tru­men­tos co­mo pue­da ser un fon­do de in­ver­sión, re­cuer­de que es­tos también es­tán ba­jo el pa­ra­guas de las ren­tas del aho­rro. Lo mis­mo ocu­rre con los Unit Lin­ked, aun­que es­tos tie­nen la par­ti­cu­la­ri­dad de que, de la mis­ma for­ma que un PIAS, si el ca­pi­tal se res­ca­ta en for­ma de ren­ta vi­ta­li­cia dis­po­ne de bo­ni­fi­ca­cio­nes fis­ca­les.

Otras uti­li­da­des pa­ra los ma­yo­res de 65 años

El aho­rro fi­nan­cie­ro de los es­pa­ño­les es­tá ma­yo­ri­ta­ria­men­te re­clui­do en de­pó­si­tos ban­ca­rios, pe­ro mu­chos ciu­da­da­nos aho­rran de ca­ra a la ju­bi­la­ción a tra­vés de otros ins­tru­men­tos que tam­po­co pa­san por pla­nes de pen­sio­nes, PPAs o PIAS. De he­cho, so­lo uno de ca­da 20 eu­ros del aho­rro fi­nan­cie­ro de las fa­mi­lias es­pa­ño­las se en­cuen­tra en pla­nes de pen­sio­nes, se­gún da­tos de In­ver­co de cie­rre de 2017. En cam­bio, la in­ver­sión di­rec­ta en ren­ta fi­ja y en ren­ta va­ria­ble su­po­ne un 27,2 por cien­to del to­tal. A par­tir de es­tos da­tos, y del im­por­tan­tí­si­mo pe­so que to­da­vía su­po­ne la vi­vien­da en el pa­tri­mo­nio de los ciu­da­da­nos en ge­ne­ral, co­bra re­le­van­cia otra de las no­ve­da­des que se pro­du­jo con la re­for­ma in­tro­du­ci­da en 2015. Los ma­yo­res de 65 años que ven­dan cual­quier ti­po de ele­men­to pa­tri­mo­nial -ac­cio­nes, bo­nos, fon­dos de in­ver­sión, se­gun­das vi­vien­das...- ob­te­nien­do plus­va­lías pue­den aco­ger­se a una exen­ción que les per­mi­te no tri­bu­tar por es­tas ga­nan­cias, “siem­pre que el im­por­te de la ven­ta se des­ti­ne a la crea­ción de una ren­ta vi­ta­li­cia ase­gu­ra­da, con un lí­mi­te de 240.000 eu­ros y en un pla­zo de seis me­ses. En Gui­púz­coa y Na­va­rra no exis­te es­ta exen­ción”, acla­ran los Téc­ni­cos del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da (Gest­ha).

Es cier­to que es­te año se ha anun­cia­do otra no­ve­dad fis­cal pa­ra la ju­bi­la­ción, pe­ro en cual­quier ca­so se­ría ya de ca­ra a 2018. El mi­nis­tro de Ha­cien­da, Cris­tó­bal Mon­to­ro, ade­lan­tó el pa­sa­do mes de febrero que el Go­bierno es­tá tra­ba­jan­do en una de­duc­ción fis­cal del IRPF pa­ra ju­bi­la­dos en “edad avan­za­da” y, en prin­ci­pio, be­ne­fi­cia­ría a las pen­sio­nes me­dias y al­tas.

GETTY

EFE

Los ser­vi­cios de aten­ción pre­sen­cial pa­ra la de­cla­ra­ción de la ren­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.