LA EDAD REAL DE RE­TI­RO CAE TRAS LAS RE­FOR­MAS

Las gran­des po­ten­cias de la UE han lo­gra­do re­tra­sar el re­ti­ro un año y cua­tro me­ses des­de 2011, has­ta los 63,2 años, mien­tras que en Es­pa­ña se ha ade­lan­ta­do seis me­ses, has­ta los 62,4 años

El Economista - elEconomista Pensiones - - EL INFORME - ISA­BEL ACOSTA

Es­pa­ña es la úni­ca po­ten­cia de la eu­ro­zo­na don­de se es­tá ade­lan­tan­do la edad efec­ti­va de ju­bi­la­ción tras ha­ber­se im­pul­sa­do las re­for­mas en pro de la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma pú­bli­co de pensiones que pre­ten­dían justo lo con­tra­rio: re­tra­sar el grue­so de las ju­bi­la­cio­nes. En el res­to de so­cios del eu­ro, con la úni­ca ex­cep­ción de los Paí­ses Bál­ti­cos, las vi­das la­bo­ra­les se alargan y se pos­po­ne la edad de re­ti­ro. De es­te mo­do, se agran­da la bre­cha en­tre la edad real y la edad le­gal de ju­bi­la­ción.

Le­jos de de­mo­rar­se las ju­bi­la­cio­nes, co­mo pre­ten­dió la re­for­ma de 2011 y, en ge­ne­ral, el mar­co nor­ma­ti­vo al que se afe­rran las economías avan­za­das, en Es­pa­ña se es­tá ade­lan­tan­do la fe­cha efec­ti­va de re­ti­ro. Se­gún los úl­ti­mos da­tos com­ple­tos y com­pa­ra­bles de la OCDE, las ju­bi­la­cio­nes an­ti­ci­pa­das se han ade­lan­ta­do seis me­ses fren­te a los re­gis­tros de 2011 si­tuán­do­se la edad me­dia de re­ti­ro es­pa­ño­la en los 62,4 años fren­te a la pre­ten­sión de lle­var la ju­bi­la­ción gra­dual­men­te has­ta los 67 años en 2027 y fren­te a los 62,9 años en que se si­tua­ba en 2011.

Mien­tras, en el mis­mo pe­rio­do, Ale­ma­nia ha con­se­gui­do re­tra­sar la edad me­dia de ju­bi­la­ción un año y me­dio -de 61,7 a 63,2 años-; Fran­cia, un año -de 59,2 a 60,2-; Ita­lia, un año y ocho me­ses -de 60 a 61,7 años-; Por­tu­gal, un año y dos me­ses -de 65,7 a 66,9-; Gre­cia, en me­dio de sus res­ca­tes, ha lo­gra­do un en­san­cha­mien­to de 4 me­ses -de 60,8 años a 61,1-; y el con­jun­to de la eu­ro­zo­na, un año y cua­tro me­ses -de 61,7 a 63 años-.

Es­tos re­ti­ros an­ti­ci­pa­dos son otro de los fac­to­res que pre­sio­nan al al­za el gas­to en pensiones, uni­dos a la ma­yor es­pe­ran­za de vi­da. Co­mo ex­pli­ca el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Oco­pen, Manuel Ál­va­rez, es­ta de­ri­va es su­ma­men­te sig­ni­fi­ca­ti­va. “An­tes de las re­for­mas, la edad de ju­bi­la­ción ha­bía ido au­men­tan­do y es­ta­ba más pró­xi­ma al to­pe le­gal de re­ti­ro. La evo­lu­ción ló­gi­ca hu­bie­ra si­do que si­guie­ra su­bien­do”, jus­ti­fi­ca.

Nues­tro país pin­cha en la con­se­cu­ción de es­ta me­ta, lo que en­gor­da el de­sa­fío de las cuen­tas de la Se­gu­ri­dad So­cial y evi­den­cia que nos ale­ja­mos de la pre­ten­sión de la re­for­ma de 2011, que in­cluía un re­tra­so gra­dual de la edad le­gal de ju­bi­la­ción has­ta lle­gar pau­la­ti­na­men­te de los 65 años an­te­rior­men­te vi­gen­tes a los 67 en 2027. Di­ver­sos ex­per­tos y or­ga­nis­mos, co­mo el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal, re­co­mien­dan que se alar­guen las vi­das la­bo­ra­les an­te el de­sa­fío que su­po­ne la pi­rá­mi­de po­bla­cio­nal en­ve­je­ci­da, la ba­ja na­ta­li­dad y la ma­yor es­pe­ran­za de vi­da pa­ra los sis­te­mas pú­bli­cos de pensiones.

El fra­ca­so es­pa­ñol en la con­se­cu­ción de es­ta me­ta po­ne de ma­ni­fies­to, ade­más, uno de los gran­des hán­di­caps de los Go­bier­nos en ma­te­ria de

pensiones: la pre­sión elec­to­ral de pa­sar por las ur­nas ca­da cua­tro años re­ba­ja la in­ten­si­dad pe­da­gó­gi­ca a la ho­ra de ex­pli­car con ni­ti­dez a los ciu­da­da­nos la si­tua­ción exac­ta que aguar­da al Sis­te­ma Pú­bli­co e im­pli­car a los dis­tin­tos ac­to­res en el re­equi­li­brio de las mal­tre­chas cuen­tas de la Se­gu­ri­dad So­cial. En par­te, ex­pli­can los ex­per­tos con­sul­ta­dos por elE­co­no­mis­ta Pensiones, su­ce­de que no ha ca­la­do el men­sa­je de de­mo­ra en la edad de ju­bi­la­ción. Por otro la­do, tan­to la re­cien­te cri­sis, co­mo la in­cer­ti­dum­bre nor­ma­ti­va, ha pro­pi­cia­do que cre­cie­ran las ju­bi­la­cio­nes an­ti­ci­pa­das.

Es­pa­ña no so­lo se que­da so­la en la eu­ro­zo­na en es­ta de­ri­va al acor­ta­mien­to de la vi­da la­bo­ral; tam­bién se que­da re­za­ga­da en la com­pa­ra­ti­va con la OCDE, el club de las economías más avan­za­das. En EEUU, en Reino Uni­do, Aus­tra­lia, Chi­le, Ja­pón, y en la me­dia del club de las economías más po­ten­tes, la edad efec­ti­va de ju­bi­la­ción se ha ido re­tra­san­do, con la ex­cep­ción de Mé­xi­co, don­de ha des­cen­di­do li­ge­ra­men­te, pe­ro por mo­ti­vos no com­pa­ra­bles, ya que ha ba­ja­do de 70,2 años a 69,5 en un país que ha ex­pe­ri­men­ta­do una fuer­te mo­der­ni­za­ción de su es­truc­tu­ra eco­nó­mi­ca.

La ba­ja­da con­ti­nua­da de la edad pro­me­dio de ju­bi­la­ción real en Es­pa­ña se de­be, so­bre to­do, al au­ge de las pre­ju­bi­la­cio­nes y ju­bi­la­cio­nes an­ti­ci­pa­das que se han pro­du­ci­do de for­ma trans­ver­sal y ge­ne­ra­li­za­da en la ma­yor par­te de los sec­to­res de ac­ti­vi­dad, amén del im­pac­to que los ERE acae­ci­dos du­ran­te la cri­sis que pro­pi­cia­ron la sa­li­da an­ti­ci­pa­da de nu­me­ro­sos efec­ti­vos del mer­ca­do la­bo­ral es­pa­ñol. Co­mo ex­pli­ca el in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad de Es­sex Ja­vier San­ta­cruz, mien­tras las pre­ju­bi­la­cio­nes se si­gan man­te­nien­do co­mo una de las prin­ci­pa­les vías pa­ra sa­lir del mer­ca­do la­bo­ral an­tes de la edad le­gal de ju­bi­la­ción, la edad real se­gui­rá re­du­cién­do­se has­ta los 62,2 años en 2018. So­lo cam­bios nor­ma­ti­vos que im­pi­dan su apli­ca­ción y el fin de la re­es­truc­tu­ra­ción de sec­to­res co­mo el ban­ca­rio u otros sec­to­res re­gu­la­dos -eléc­tri­co, te­le­cos...- que son gran­des emi­so­res de sa­li­das del mer­ca­do an­tes de la edad, pa­ra­rán la ten­den­cia a la ba­ja de la edad real y, por tan­to, irá con­ver­gien­do a la edad le­gal co­mo sí es­tá ocu­rrien­do en el res­to de paí­ses com­pa­ra­bles de la eu­ro­zo­na, ex­pli­ca San­ta­cruz.

Por qué los da­tos de la OCDE di­fie­ren de los del Ministerio

Los da­tos del Ministerio de Tra­ba­jo cons­ta­tan la caí­da de la edad efec­ti­va de ju­bi­la­ción, pe­ro arro­jan una ci­fra di­fe­ren­te a la re­fle­ja­da por la OCDE. Se­gún los re­gis­tros es­ta­dís­ti­cos ofi­cia­les del Go­bierno es­pa­ñol, la edad me­dia de re­ti­ro cae des­de 2013, fe­cha de la más re­cien­te re­for­ma de las pensiones, y se si­túa en los 64,1 años en el úl­ti­mo ejer­ci­cio con da­tos ce­rra­dos (2016), fren­te a los 62,4 años que re­co­ge la estadístic­a del club de las ma­yo­res economías del pla­ne­ta. La ra­zón es que la estadístic­a de la OCDE lim­pia y ho­mo­ge­nei­za las di­fe­ren­cias en­tre re­gí­me­nes sin­gu­la­res que no co­exis­ten en to­dos los paí­ses, co­mo pue­den ser, en­tre otros, el del car­bón o el de cla­ses pa­si­vas. Co­mo ex­pli­ca el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción de Con­sul­to­res de Pensiones (Oco­pen), Manuel Ál­va­rez, la me­to­do­lo­gía de la OCDE es la más con­sis­ten­te.

La cri­sis y la in­cer­ti­dum­bre re­gu­la­to­ria han acor­ta­do las vi­das la­bo­ra­les en Es­pa­ña

ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.