LA ES­PA­ÑA IN­DUS­TRIAL SE JU­BI­LA CON LAS PA­GAS MÁS AL­TAS

Una ra­dio­gra­fía de la cuan­tía de las pen­sio­nes en com­pa­ra­ti­va pro­vin­cial mues­tra que don­de la ca­rre­ra de co­ti­za­ción es me­nos vo­lá­til y los sa­la­rios más al­tos se re­por­ta más di­ne­ro en el re­ti­ro la­bo­ral

El Economista - elEconomista Pensiones - - EL INFORME - GONZALO VE­LAR­DE

La cues­tión del in­cre­men­to de la desigualda­d es un te­ma re­cu­rren­te en los paí­ses desa­rro­lla­dos tras el pa­so del ci­clón en for­ma de cri­sis eco­nó­mi­ca que ha en­san­cha­do las dis­tan­cias en­tre los di­fe­ren­tes es­ca­lo­nes de la es­truc­tu­ra so­cial de es­tas po­ten­cias. Es­pa­ña no es un ca­so ais­la­do en la ma­te­ria, y un sín­to­ma de ello se pue­de apre­ciar en la di­fe­ren­cia en­tre las cuan­tía de las pen­sio­nes en las di­fe­ren­tes co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas y pro­vin­cias a lo lar­go y an­cho del te­rri­to­rio na­cio­nal.

La pri­me­ra mues­tra de la desigualda­d que exis­te, en es­te ca­so en­tre los ju­bi­la­dos es­pa­ño­les, se ex­pli­ca cla­ra­men­te al ob­ser­var la di­fe­ren­cia en­tre la pro­vin­cia don­de se per­ci­ben las cuan­tías más al­tas y las más ba­jas. En am­bos ex­tre­mos en­con­tra­mos por un la­do Biz­kaia, con una pen­sión me­dia de 1.391,57 eu­ros, lo que su­po­ne 625,97 eu­ros más que en la re­gión don­de se per­ci­be la me­nor cuan­tía del país: Ou­ren­se, con 765,6 eu­ros.

La ex­pli­ca­ción de es­ta di­fe­ren­cia se sus­ten­ta en los pi­la­res del cálcu­lo de la pen­sión de ju­bi­la­ción. Co­mo se pue­de ob­ser­var (ver grá­fi­co) las pen­sio­nes son más al­tas en el País Vas­co por el ma­yor pe­so del sec­tor in­dus­trial en su te­ji­do pro­duc­ti­vo, lo que con­lle­va tra­ba­ja­do­res más cua­li­fi­ca­dos y con re­tri­bu­cio­nes más al­tas que en el sec­tor ser­vi­cios o la agri­cul­tu­ra, ex­pli­ca el pro­fe­sor del CEF Juan Fer­nan­do Ro­bles, quien pun­tua­li­za que el des­em­pleo en el País Vas­co ha si­do sen­si­ble­men­te me­nor que en el res­to del te­rri­to­rio na­cio­nal, con vi­das la­bo­ra­les más lar­gas y con co­ti­za­cio­nes más al­tas du­ran­te más tiem­po pa­ra el con­jun­to de tra­ba­ja­do­res.

So­bre es­tos fac­to­res es don­de se sos­tie­ne la desigualda­d ma­ni­fies­ta en el co­bro de pen­sión en­tre re­gio­nes. De he­cho, al mar­gen de con­cre­cio­nes, el grá­fi­co mues­tra có­mo la cuan­tía se va ele­van­do a me­di­da que se atra­vie­sa el te­rri­to­rio na­cio­nal de sur a nor­te, sien­do es­tas úl­ti­mas re­gio­nes más ge­ne­ro­sas, y coin­ci­dien­do con las más in­dus­tria­li­za­das.

Así, se pue­de ob­ser­var có­mo la pen­sión pre­do­mi­nan­te en el ex­tre­mo sur de Es­pa­ña es la que se en­cuen­tra en el mar­gen de en­tre 900 y 999 eu­ros. En An­da­lu­cía, el 50 por cien­to de las pro­vin­cias cuen­ta pres­ta­cio­nes por de­ba­jo de los 1.000 eu­ros: Gra­na­da (924,86 eu­ros), Cór­do­ba (903,02 eu­ros), y dos más, que se en­cuen­tran en el ran­go sub­si­guien­te de los 800 a 899 eu­ros, en Jaén (899,39 eu­ros) y Al­me­ría (890,33 eu­ros). Del otro la­do se en­cuen­tran Huel­va, Se­vi­lla y Má­la­ga, que su­pe­ran los 1.000 eu­ros por un es­tre­cho mar­gen, sien­do Cá­diz la pro­vin­cia an­da­lu­za con ma­yo­res re­por­tes en la ju­bi­la­ción, don­de la cuan­tía me­dia es de 1.138,59 eu­ros. Una ex­pli­ca­ción a es­te he­cho se en­cuen­tra en la pre­sen­cia de la in­dus­tria as­ti­lle­ra,

que ha te­ni­do una im­por­tan­te pre­sen­cia en la ofer­ta de pues­tos de tra­ba­jo de los ha­bi­tan­tes de di­cha lo­ca­li­dad. De he­cho, uno de los pa­tro­nes que se re­pi­te en los lu­ga­res con pen­sio­nes más al­tas es la pre­sen­cia de sec­to­res in­dus­tria­les que en tiem­pos es­tu­vie­ron pro­te­gi­dos por el Es­ta­do y que, en úl­ti­ma ins­tan­cia, se han vis­to be­ne­fi­cia­dos en al­gu­nas oca­sio­nes por cie­rres pa­tro­na­les tu­te­la­dos des­de el pro­pio Go­bierno.

En la mis­ma si­tua­ción que las an­da­lu­zas se en­cuen­tran las pro­vin­cias del sur me­ri­dio­nal per­te­ne­cien­tes a Mur­cia, Cas­ti­lla-La Man­cha, Ex­tre­ma­du­ra y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na, la ma­yo­ría con pen­sio­nes me­no­res a 1.000 eu­ros. En el ca­so mur­ciano la cuan­tía es de 975,64 eu­ros, mien­tras en La Man­cha se en­cuen­tra ma­yor dis­pa­ri­dad con Al­ba­ce­te y Cuen­ca, en 968,52 y 923,16 eu­ros, res­pec­ti­va­men­te; To­le­do y Ciu­dad Real, en un ran­go su­pe­rior con 1.010,45 y 1.045,69 eu­ros, res­pec­ti­va­men­te, mien­tras que la ma­yor ren­ta la per­ci­ben los ju­bi­la­dos de Gua­da­la­ja­ra, con 1.169,99 eu­ros. Y una si­tua­ción más pre­ca­ria aún es la que se en­cuen­tran los ma­yo­res ex­tre­me­ños, sien­do su pen­sión me­dia de 926,76 eu­ros en Ba­da­joz y de 891,03 eu­ros en la pro­vin­cia de Cá­ce­res.

Un ca­so más pe­cu­liar es el que mues­tra la Co­mu­ni­dad Va­len­cia, con una eco­no­mía in­te­rior más bo­yan­te, sos­te­ni­da en el tiem­po por el im­por­tan­te rol tu­rís­ti­co que jue­ga en el país, pe­ro don­de se ven las de­bi­li­da­des de un sec­tor más en­fo­ca­do en los ser­vi­cios y la hostelería, don­de los em­pleos cuen­tan con una ma­yor tem­po­ra­li­dad y los sa­la­rios son más ba­jos y más vo­lá­ti­les. Así, tan­to en Ali­can­te co­mo en Cas­te­llón la ren­ta dis­pues­ta por el Es­ta­do no al­can­za de me­dia de los 1.000 eu­ros, mien­tras que en la ca­pi­tal va­len­cia­na so­lo lle­ga a los 1.062,97 eu­ros.

Re­mu­ne­ra­cio­nes más só­li­das

Pre­ci­sa­men­te, a me­di­da que se avan­za ha­cia el nor­te me­ri­dio­nal y don­de los em­pleos se en­cuen­tran más li­ga­dos a la in­dus­tria, con ca­rre­ras de co­ti­za­ción más lar­gas y me­no­res ta­sas de des­truc­ción de em­pleo du­ran­te la cri­sis, las nó­mi­nas de los ju­bi­la­dos van en­gor­dan­do pro­gre­si­va­men­te.

Así ocu­rre al aden­trar­se en el in­te­rior pe­nin­su­lar, don­de Cas­ti­lla y León so­lo des­cuen­ta tres re­gio­nes con pen­sio­nes que no su­pe­ran la ba­rre­ra de los 1.000 eu­ros, sien­do és­tas la más oc­ci­den­ta­les: Ávi­la (931,99 eu­ros) y Sa­la­man­ca (999,36 eu­ros) por un es­tre­cho mar­gen, y ya de me­nor im­pac­to en Za­mo­ra con una me­dia de 898,84 eu­ros. Es más, a me­di­da que se ex­pan­de la in­dus­tria au­to­mo­vi­lís­ti­ca y mi­ne­ra se ob­ser­va el re­pun­te. Se­go­via, So­ria y León se si­túan en el ran­go in­me­dia­ta­men­te su­pe­rior con 1.021,57, 1.007,50 y 1.074,71 eu­ros, res­pec­ti­va­men­te. Un es­ca­lón por en­ci­ma se en­cuen­tran Burgos (1.155,86) y Pa­len­cia (1.120,70), y Va­lla­do­lid, que al­ber­ga la fá­bri­ca de Re­nault se va a los 1.243,47 eu­ros.

En es­ta lí­nea se si­túan las pro­vin­cias nor­te­ñas con pre­sen­cia de in­dus­tria mi­ne­ra y si­de­rúr­gi­ca co­mo As­tu­rias (1.337,75 eu­ros), sien­do la ter­ce­ra pro­vin­cia del país con ma­yor pen­sión me­dia, y Can­ta­bria (1.173,70). En el País Vas­co, jun­to a la ya men­cio­na­da Biz­kaia, es­tán las otras dos pro­vin­cias que com­ple­tan el top 4 de cuan­tías más ele­va­das: Ála­va (1.376,8 eu­ros) y Gi­puz­koa (1.312,89 eu­ros). Tam­bién los ju­bi­la­dos navarros su­pe­ran los 1.200 eu­ros de pen­sión, mien­tras que en Ara­gón, si bien to­dos su­pe­ran los 1.000, son los de Za­ra­go­za los más be­ne­fi­cia­dos con una cuan­tía de 1.199,4 eu­ros.

Ya en la com­pa­ra­ti­va es­tre­lla los ma­dri­le­ños per­ci­ben una pen­sión me­dia de 1.298,33 eu­ros, mien­tras que nin­gu­na re­gión ca­ta­la­na su­pera los 1.200 eu­ros, sien­do Bar­ce­lo­na la más ge­ne­ro­sa con 1.157,98 eu­ros.

T. B.

A. ZEA

Tra­ba­ja­do­res del sec­tor de la hostelería.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.