SO­LO UN 33% DE EM­PRE­SAS

Los sec­to­res fi­nan­cie­ro y ener­gé­ti­co li­de­ran la ofer­ta de pla­nes de em­pre­sa en­tre sus tra­ba­ja­do­res. Mien­tras, los sin­di­ca­tos pi­den re­for­zar la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va pa­ra im­pul­sar los pla­nes de pre­vi­sión

El Economista - elEconomista Pensiones - - EL INFORME - GONZALO VE­LAR­DE

La im­pli­ca­ción de las em­pre­sas en el aho­rro pa­ra la ju­bi­la­ción es­tá le­jos de los ni­ve­les desea­dos en nues­tro país y con­fi­gu­ra uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas de ca­ra al man­te­ni­mien­to del po­der ad­qui­si­ti­vo de los tra­ba­ja­do­res tras el re­ti­ro la­bo­ral. Así se po­ne de ma­ni­fies­to en el in­for­me pre­sen­ta­do es­te lu­nes por KPMG so­bre la Si­tua­ción de las pen­sio­nes en Es­pa­ña don­de se cons­ta­ta que el 27,5 por cien­to de las em­pre­sas es­pa­ño­las cuen­ta con sis­te­mas de ju­bi­la­ción pa­ra sus em­plea­dos, ci­fra que es un 1,5 por cien­to su­pe­rior a la re­gis­tra­da ha­ce un año.

Ca­be re­cor­dar que ca­da vez son más las vo­ces, tan­to desde el ám­bi­to po­lí­ti­co co­mo desde pa­tro­nal y sin­di­ca­tos que abo­gan por un es­fuer­zo ins­ti­tu­cio­nal pa­ra in­cre­men­tar la pre­sen­cia de es­tos pla­nes en­tre la cla­se tra­ba­ja­do­ra de nues­tro país.

“Hay paí­ses en la UE con es­truc­tu­ras pro­duc­ti­vas pa­re­ci­das a la nues­tra, con mu­chas py­mes y mi­cropy­mes, don­de se han desa­rro­lla­do. Al fi­nal es una cues­tión de vo­lun­tad y de que los sin­di­ca­tos y la pa­tro­nal quie­ran ha­cer­lo. Pa­ra es­te te­ma, ayu­da­ría un mo­de­lo co­mo el del Reino Uni­do, don­de no es obli­ga­to­rio es­ta­ble­cer un plan de pen­sio­nes, pe­ro por de­fec­to cuan­do ha­ces un con­tra­to de tra­ba­jo se te ads­cri­be de for­ma au­to­má­ti­ca, sien­do tú el que pi­de sa­lir y se es­tá con­si­guien­do que la ma­yo­ría de tra­ba­ja­do­res per­ma­nez­can en el sis­te­ma. No creo que la es­truc­tu­ra de nues­tro te­ji­do pro­duc­ti­vo sea una ex­cu­sa pa­ra no po­der desa­rro­llar los pla­nes de em­pleo”, ex­pli­ca el dipu­tado de Ciu­da­da­nos en el Con­gre­so y sub­ins­pec­tor de Em­pleo, Sergio del Cam­po, a elE­co­no­mis­ta Pen­sio­nes.

Fi­nan­zas y ener­gía, a la van­guar­dia

Te­nien­do en cuen­ta los sec­to­res, el fi­nan­cie­ro y el ener­gé­ti­co son los más activos en ma­te­ria de pre­vi­sión so­cial. De he­cho, casi el 60 por cien­to de las em­pre­sas que se de­di­can a estas ac­ti­vi­da­des ofre­cen un plan de pen­sio­nes a sus em­plea­dos. Por de­trás, des­ta­can las com­pa­ñías del sec­tor quí­mi­co y el far­ma­céu­ti­co, don­de el 38,7 por cien­to de las em­pre­sas ofre­cen un plan de pen­sio­nes pri­va­do a sus tra­ba­ja­do­res.

En es­ta lí­nea, el in­for­me de KPMG re­cuer­da que los con­ve­nios co­lec­ti­vos vi­gen­tes en al­gu­nos sec­to­res, co­mo los de ban­ca, se­gu­ros o quí­mi­co, tie­nen es­ta­ble­ci­do la pues­ta en mar­cha de es­te ins­tru­men­to. Al res­pec­to, la Se­cre­ta­ria de Po­lí­ti­cas So­cia­les, Em­pleo y Se­gu­ri­dad So­cial de UGT, Ma­ri Car­men Ba­rre­ra, apun­ta que desde su sin­di­ca­to de­fien­den la im­plan­ta­ción de es­tos pla­nes, “ba­sán­do­se en la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va”. Al­go pa­ra lo que,

se­gún de­man­dan los sin­di­ca­tos, es ne­ce­sa­rio re­ver­tir la re­for­ma la­bo­ral de 2012 que “li­qui­dó la ne­go­cia­ción en­tre sin­di­ca­tos y pa­tro­nal”.

Por el con­tra­rio, en­tre las áreas de ac­ti­vi­dad con me­nor im­plan­ta­ción de es­te sis­te­ma de pre­vi­sión so­cial co­lec­ti­vo des­ta­can el trans­por­te y la lo­gís­ti­ca, 7,1 por cien­to, y la in­dus­tria, don­de so­lo el 16,9 por cien­to de las em­pre­sas tie­nen pla­nes de pen­sio­nes pri­va­dos.

Una re­for­ma in­mi­nen­te

Pre­gun­ta­dos so­bre si ha­brá que lle­var a ca­bo nue­vas me­di­das en el sis­te­ma pú­bli­co de pen­sio­nes, el 59 por cien­to de los en­cues­ta­dos por KPMG cree que se­rían ne­ce­sa­rias re­for­mas que re­duz­can el im­por­te de las pen­sio­nes pú­bli­cas, mien­tras que un 28 por cien­to con­si­de­ra que se­rán ne­ce­sa­rias re­for­mas, pe­ro que no se re­du­ci­rá el im­por­te de las pen­sio­nes pú­bli­cas.

Asi­mis­mo, los más ne­ga­ti­vos (11 por cien­to) creen que no ha­brá sis­te­ma pú­bli­co de pen­sio­nes en un fu­tu­ro, mien­tras que un 1 por cien­to es­pe­ra que el sis­te­ma se man­ten­ga igual que en la ac­tua­li­dad y con­si­de­ra que no se­rán ne­ce­sa­rias re­for­mas.

En es­ta lí­nea, casi el 90 por cien­to de los di­rec­ti­vos en­cues­ta­dos ha se­ña­la­do que es ne­ce­sa­rio aho­rrar con apor­ta­cio­nes adi­cio­na­les del em­plea­do y de la em­pre­sa pa­ra com­ple­men­tar la pen­sión de ju­bi­la­ción que otor­ga la Se­gu­ri­dad So­cial y so­lo un 2 por cien­to pien­sa que no. El 46 por cien­to de las em­pre­sas en­tre­vis­ta­das se in­cli­nan por los pla­nes de pen­sio­nes de em­pleo co­mo mé­to­do de fi­nan­cia­ción, se­gui­do de los pla­nes de pre­vi­sión so­cial em­pre­sa­rial, que so­lo lo eli­gen el 14 por cien­to de las com­pa­ñías.

De he­cho, tal y co­mo se­ña­la el Se­nior Fi­nan­cial Edi­tor de Mor­nings­tar Es­pa­ña, Fer­nan­do Lu­que, a elE­co­no­mis­ta Pen­sio­nes, “el ar­gu­men­to de que en Es­pa­ña hay mu­chas py­mes y eso im­pi­de el desa­rro­llo de los pla­nes de pen­sio­nes de em­pleo pue­de ser cier­to pe­ro la úni­ca di­fe­ren­cia con las gran­des com­pa­ñías es la es­truc­tu­ra, si se tie­ne la vo­lun­tad se pue­de ha­cer lo mis­mo en las pe­que­ñas em­pre­sas”. A lo que aña­de que “es di­fí­cil por­que hay que con­ven­cer al tra­ba­ja­dor de que eso le be­ne­fi­cia a me­dio y lar­go pla­zo y mu­chas ve­ces la gen­te pre­fie­re te­ner el di­ne­ro en el bol­si­llo que en un plan de pen­sio­nes” por lo que “hay que aña­dir una ven­ta­ja fis­cal pa­ra el tra­ba­ja­dor y pa­ra la em­pre­sa”.

59

Es el por­cen­ta­je de di­rec­ti­vos que creen que se­rán ne­ce­sa­rias me­di­das pa­ra re­du­cir la cuan­tía de la pa­ga

Una ba­rre­ra en los cos­tes

Del es­tu­dio se des­pren­de que los di­rec­ti­vos en­tre­vis­ta­dos de las 143 em­pre­sas ase­gu­ran que en­tre las prin­ci­pa­les ba­rre­ras a la ho­ra de po­ner en mar­cha un plan de ju­bi­la­ción des­ta­can el cos­te y la in­cóg­ni­ta de si po­drán man­te­ner es­te com­pro­mi­so a lar­go pla­zo.

Sin em­bar­go, al mis­mo tiem­po, pre­gun­ta­dos so­bre su preo­cu­pa­ción por la ju­bi­la­ción en las em­pre­sas, el 37 por cien­to de los di­rec­ti­vos ha res­pon­di­do po­si­ti­va­men­te, pe­ro es­ta ci­fra sube has­ta el 74 por cien­to cuan­do se les plan­tea un ho­ri­zon­te pa­ra los pró­xi­mos diez años.

Al res­pec­to, el res­pon­sa­ble de pen­sio­nes de KPMG Abo­ga­dos, Ál­va­ro Gra­na­do, se­ña­la que las expectativ­as fu­tu­ras so­bre la si­tua­ción del sis­te­ma pú­bli­co de pen­sio­nes po­nen de ma­ni­fies­to la ne­ce­si­dad de im­pul­sar el aho­rro pri­va­do, tan­to em­pre­sa­rial co­mo in­di­vi­dual. En es­ta lí­nea, afir­ma que la co­mu­ni­ca­ción y trans­pa­ren­cia son dos as­pec­tos cla­ve pa­ra al­can­zar el éxi­to de la pre­vi­sión com­ple­men­ta­ria.

Ade­más, al ser pre­gun­ta­dos so­bre si ha­brá que lle­var a ca­bo nue­vas me­di­das en el sis­te­ma pú­bli­co de pen­sio­nes, el 59 por cien­to de los en­cues­ta­dos cree que se­rían ne­ce­sa­rias re­for­mas que re­duz­can el im­por­te de las pen­sio­nes pú­bli­cas, mien­tras que un 28 por cien­to con­si­de­ra que se­rán ne­ce­sa­rias re­for­mas, pe­ro que no se re­du­ci­rá el im­por­te de las pen­sio­nes pú­bli­cas.

ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.