El in­gre­so mí­ni­mo y su ex­ten­sión en Europa

El Economista - elEconomista Pensiones - - EL INFORME -

El In­gre­so Mí­ni­mo Vi­tal es­tá muy ex­ten­di­do, mien­tras que con la RBU so­lo se han rea­li­za­do prue­bas con po­co éxi­to. En uno de los úl­ti­mos tra­ba­jos pu­bli­ca­dos por Eu­ros­tat so­bre el IMV se ex­pli­ca­ba que en los 35 paí­ses ana­li­za­dos exis­tía al­gún ti­po de in­gre­so mí­ni­mo vi­tal, so­la­men­te “en Bul­ga­ria los pro­gra­mas son muy li­mi­ta­dos, par­cia­les o po­co sis­te­má­ti­cos, es­tan­do res­trin­gi­dos a ca­te­go­rías li­mi­ta­das de per­so­nas y no cu­bren a mu­chos de los que ne­ce­si­tan apo­yo”, des­ta­ca­ba el in­for­me. En la ma­yo­ría de los paí­ses, los pa­gos se rea­li­zan so­bre una ba­se de criterios es­tric­tos es­ta­ble­ci­dos en la le­gis­la­ción. Sin em­bar­go, en al­gu­nos paí­ses hay ele­men­tos dis­cre­cio­na­les sus­tan­cia­les. Por ejem­plo, en Li­tua­nia, las au­to­ri­da­des lo­ca­les pue­den to­mar de­ci­sio­nes so­bre un so­li­ci­tan­te in­di­vi­dual sin ne­ce­si­dad de la le­gis­la­ción. Por ejem­plo, el in­for­me de Eu­ros­tat des­ta­ca­ba que, en la ma­yo­ría de las re­gio­nes de Es­pa­ña, la fal­ta de pre­ci­sión en la de­fi­ni­ción de los me­ca­nis­mos pa­ra ma­te­ria­li­zar los de­re­chos y obli­ga­cio­nes de los be­ne­fi­cia­rios po­ten­cia­les de los es­que­mas del IMV, así co­mo en las ra­zo­nes que se su­po­ne que re­gu­lan la sus­pen­sión o ex­clu­sión de una per­so­na de es­tos pro­gra­mas, pa­re­ce de­jar un am­plio mar­gen pa­ra la dis­cre­ción bu­ro­crá­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.