La cri­sis sa­ni­ta­ria, una opor­tu­ni­dad pa­ra re­for­mar las pen­sio­nes sin par­ches

El Economista - elEconomista Pensiones - - OPINIÓN - Su­sa­na Cria­do Di­rec­to­ra de Ca­pi­tal In­te­re­co­no­mía

Es im­po­si­ble que 21 mi­llo­nes de per­so­nas -ca­si 10 mi­llo­nes de pen­sio­nis­tas, 3,8 mi­llo­nes de pa­ra­dos, 3,5 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res ba­jo un ERTE, 2,6 mi­llo­nes de fun­cio­na­rios- vi­van de las ar­cas pú­bli­cas, cuan­do hay po­co más de 16 mi­llo­nes de per­so­nas tra­ba­jan­do pa­ra la em­pre­sa pri­va­da. Lo con­ta­ba en una en­tre­vis­ta Ma­nuel Pi­men­tel, ex­mi­nis­tro de Tra­ba­jo. ¡Y qué cier­to es! An­tes de la cri­sis del co­ro­na­vi­rus, ca­da tra­ba­ja­dor te­nía que apor­tar anual­men­te al­re­de­dor de 14.000 eu­ros pa­ra fi­nan­ciar el Es­ta­do del Bie­nes­tar: es­te tri­den­te má­gi­co for­ma­do por la Edu­ca­ción, la Sa­ni­dad y las Pen­sio­nes. ¡No son gra­tis! ¡No son un re­ga­lo! Son el fru­to de mi­llo­nes de es­pa­ño­les que, a tra­vés de nues­tros im­pues­tos y las co­ti­za­cio­nes so­cia­les sos­tie­nen el ac­tual sis­te­ma de pro­tec­ción so­cial. Ca­da año el Es­ta­do se gas­ta/in­vier­te 275.000 mi­llo­nes en man­te­ner el edu­ca­ción, sa­ni­dad y pen­sio­nes. A Edu­ca­ción van más de 50.000 mi­llo­nes, a Sa­ni­dad 75.000 mi­llo­nes y al pa­go de las pres­ta­cio­nes a los pen­sio­nis­tas van 145.000 mi­llo­nes ca­da año. Una par­ti­da que ade­más se irá ele­van­do de for­ma ex­po­nen­cial en los pró­xi­mos años de­bi­do a una pi­rá­mi­de po­bla­cio­nal en­ve­je­ci­da que tie­ne un do­ble efec­to so­bre la fac­tu­ra de las pen­sio­nes: ca­da vez hay más pen­sio­nis­tas y ca­da vez la pen­sión que re­ci­ben es ma­yor: la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma, por tan­to, es­tá en en­tre­di­cho.

A día de hoy hay 50 pen­sio­nis­tas por ca­da 100 tra­ba­ja­do­res, pe­ro es­te ra­tio se ele­va­rá de for­ma gra­dual has­ta al­can­zar los 75 pen­sio­nis­tas por ca­da 100 tra­ba­ja­do­res en el año 2050. El gas­to en pen­sio­nes pa­sa­rá de re­pre­sen­tar el 12% del PIB a más del 17%; el dé­fi­cit anual del sis­te­ma de pen­sio­nes se si­túa en la ac­tua­li­dad en los 18.000 mi­llo­nes, una bre­cha que sin du­da cre­ce­rá tras es­ta mal­di­ta cri­sis sa­ni­ta­ria. La cla­ve es có­mo a raíz de es­ta cri­sis, Es­pa­ña va a sal­va­guar­dar su sis­te­ma de pen­sio­nes. Los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les avan­zan una caí­da del PIB del 12/25% por el efec­to del en­cie­rro so­bre la eco­no­mía. Es­to su­pon­drá una caí­da im­por­tan­te de los in­gre­sos por im­pues­tos y un au­men­to de los gas­tos pa­ra cu­brir otras ne­ce­si­da­des, co­mo por ejem­plo, los sis­te­mas de pro­tec­ción de des­em­pleo.

Es­tá cla­ro que, más pron­to que tar­de, Es­pa­ña ten­drá que asu­mir una re­for­ma pro­fun­da de su sis­te­ma de pen­sio­nes. El go­bierno, pa­ra no per­der vo­tos, di­rá que la re­for­ma la im­po­ne Bru­se­las co­mo con­tra­pres­ta­ción a los mi­les de mi­llo­nes de eu­ros que nos va a pres­tar pa­ra afron­tar la cri­sis sa­ni­ta­ria y el zar­pa­zo a nues­tra eco­no­mía. Ve­re­mos un re­tra­so en la edad de ju­bi­la­ción, li­gar la pen­sión al cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, a la es­pe­ran­za de vi­da, con­ta­bi­li­zar to­da la vi­da la­bo­ral pa­ra cal­cu­lar la pen­sión… Lo que ne­ce­si­ta­mos es una re­for­ma pro­fun­da y no sim­ples par­ches. ¡Qui­zás el Co­vid ace­le­re esa re­for­ma y eli­mi­ne de un zar­pa­zo los par­ches! ¡Par­ches so­bran!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.