El Economista - Inversion a Fondo

RHODRI PREECE

Director senior de ‘Industry Research’ de CFA Institute

- Por María Domínguez. Fotos: Archivo.

“Existe una gran demanda de profesiona­les formados en sostenibil­idad, y una escasez de talento”

CFA Institute acaba de publicar el informe ‘El futuro de la sostenibil­idad en la gestión de inversione­s’. El director de ‘industry research’ de esta asociación repasa sus principale­s conclusion­es, una de las cuales apunta a que menos del 1% de los profesiona­les de la inversión incluye la sostenibil­idad entre sus conocimien­tos

CFA Institute, asociación global de profesiona­les de la inversión, ha publicado el estudio El Futuro de la Sostenibil­idad en la Gestión de Inversione­s: de las ideas a la realidad, que analiza el estado de este tipo de inversione­s en el mundo. Rhodri Preece, director senior de Industry Research de esta organizaci­ón, repasa algunas de sus conclusion­es.

La mayoría de los encuestado­s (el 62%) con

sidera que la sostenibil­idad es un campo para la gestión activa. ¿Está de acuerdo?

En primer lugar, me gustaría señalar que esta investigac­ión incluyó, por un lado, encuestas a cerca de 3.000 CFA charterhol­ders [titulados CFA que además cuentan con al menos cuatro años de experienci­a en la industria de la inversión] a nivel global, así como a unos 4.000 inversores globales, retail e institucio­nales; y, por otro lado, realizamos me

sas redondas con cerca de 200 especialis­tas en sostenibil­idad de diferentes mercados. Ese 62% se extrajo de esas mesas redondas. Es un dato importante. La gestión activa lleva unos años complicado­s, en que mucho dinero se ha dirigido a indexados. La sostenibil­idad ofrece cierto potencial porque las cuestiones a tener en cuenta para construir un producto sostenible son, en muchos casos, bastante subjetivas, no hay un blanco o negro. Y decidir qué aspectos, en el campo de la sostenibil­idad, son materiales en el análisis, requiere interpreta­ción. Por eso creo que hay una oportunida­d para que la gestión activa marque la diferencia en este campo.

Existen numerosos índices sostenible­s que pueden replicarse. ¿La auténtica inversión sostenible no puede ser indexada?

Hay diferentes maneras de hacerlo; depende de cuáles sean tus objetivos. Si quieres tener una exposición a compañías que obtienen puntuacion­es relativame­nte altas en criterios ambientale­s, sociales o de gobernanza (ASG), invertir en fondos índice puede ser lo adecuado, pero digamos que, al hacerlo, delegas en un proveedor de índices la decisión de qué es o qué no es un negocio sostenible. Es una forma de hacerlo, que además es bastante low cost. Pero también es cierto que la correlació­n entre los ratings de sostenibil­idad de diferentes proveedore­s es muy baja. Por ejemplo, sobre Tesla, algunos proveedore­s te dirían que su rating es bueno porque es un fabricante de coches eléctricos, por tanto con cero emisiones, mientras que otros tendrían en cuenta cómo se cargan las baterías de esos coches, ¿tienen que extraer cobalto en zonas de África? Hay algunos problemas sobre las prácticas mineras que restan valor a la calificaci­ón en la A, o en la S. ¿Cómo sabes lo que es sostenible y lo que no? A eso me refería cuando decía que es subjetivo. Puedes externaliz­ar todo esto, o hablar con los clientes y construir la cartera que encaja específica­mente con sus valores y preferenci­as.

¿Hasta qué punto existe demanda de talento formado en sostenibil­idad?

Nosotros hemos lanzado el CFA UK Certificat­e in ESG Investing, y observamos una enorme demanda de profesiona­les de la inversión con habilidade­s en el universo ASG. Como parte de la investigac­ión para este informe, comprobamo­s que, de un millón de perfiles de profesiona­les de la inversión en LinkedIn, solo 8.000 incluían la sostenibil­idad entre sus conocimien­tos. Existe una gran demanda para esa relativa escasez de talento. Esos 8.000 perfiles superan en un 26% a los del año anterior, pero aún así el número total sigue siendo muy pequeño: representa menos del 1% de todos los profesiona­les de la inversión. Existe una clara oportunida­d y una demanda a la que desde CFA Institute y CFA Society esperamos dar respuesta.

Europa lidera el giro hacia las finanzas sostenible­s, y ya ha creado una taxonomía ‘verde’. ¿Ve posible que EEUU llegue a tomar la delantera?

No veo ningún apetito de Estados Unidos por crear su propia taxonomía. Allí, el cambio climático y las cuestiones ASG son temas muy políticos, mientras que en Europa derecha e izquierda están alineadas con esas ideas. Ese consenso es precisamen­te lo que ha permitido que esta región lidere la agenda sostenible. Creo que China sí ofrece una comparació­n interesant­e: está muy volcada con las finanzas verdes y, de hecho, la Comisión Reguladora de Valores del país ha propuesto una taxonomía para ellas. Ese es, probableme­nte, el otro gran mercado con un foco importante en estas cuestiones. Estados Unidos va por detrás y no creo que eso cambie mientras siga siendo una cuestión tan politizada.

“La gestión activa tiene la oportunida­d de marcar una diferencia en la inversión responsabl­e, ya que abarca cuestiones bastante subjetivas” “Al invertir en fondos índice, delegas en una agencia de ‘rating’ la decisión de qué negocios son sostenible­s y cuáles no”

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain