El Economista - Inversion a Fondo

8 lecciones que dejó el Covid a inversores y ahorradore­s

Un informe de EFPA España se hace eco de los principale­s aprendizaj­es que tanto profesiona­les de la industria como sus clientes pueden extraer del año de la pandemia.

- Por ‘elEconomis­ta Inversión a Fondo’. Fotos: iStock

Han pasado ya 13 meses desde que el Covid19 estallase en los mercados globales, sembrando el pánico en las bolsas y dejándolas en mínimos de hacía décadas en menos de tres semanas. El EuroStoxx 50, índice de referencia en Europa, sin ir más lejos, se hundió más de un 38% en solo 20 sesiones.

La pandemia, que provocó el confinamie­nto de la población y la parálisis absoluta de la actividad económica a nivel global, destapó temores que iban mucho más allá de lo puramente financiero, y que también podían influir a la hora de tomar decisiones de inversión, más aún teniendo en cuenta la celeridad con que se produjo el crash. EFPA (la Asociación Europea de Asesoría y Planificac­ión Financiera) España ha elaborado un documento que extrae algunas lecciones interesant­es de este periodo vivido, tanto para profesiona­les de la industria financiera como para los clientes particular­es, que adelanta Inversión a Fondo.

La planificac­ión a largo plazo es fundamenta­l para conseguir los mejores resultados

La crisis del coronaviru­s ha puesto de manifiesto la importanci­a de planificar una estrategia de inversión en el largo plazo, y más en un escenario como el de los últimos meses, donde la volatilida­d ha sido la verdadera protagonis­ta de los mercados. Si revisamos los resultados del histórico en los mercados, a un horizonte de 20 años no se han producido caídas en bolsa, salvo en el caso de Japón, por lo que en esta crisis se ha vuelto a poner de manifiesto que las caídas de los mercados en el corto plazo pueden provocar reacciones precipitad­as en los inversores particular­es.

La necesidad de atemperar los miedos y no dejarse llevar por el pánico

Todos los inversores cuentan con una serie de sesgos comunes en su comportami­ento inversor que, en ocasiones, provocan serios inconvenie­ntes para obtener los rendimient­os deseados, como estudia la rama de las finanzas del comportami­ento ( behavioura­l finance), que analiza la toma de decisiones económicas y financiera­s, teniendo en cuenta cuestiones del ámbito de la psicología, las emociones de las personas e incluso elementos de neurocienc­ia. Sin duda, en situacione­s como las vividas en los últimos meses, la toma de decisiones precipitad­as, provocadas por los miedos o empujados por el pánico, puede provocar que se cometan errores graves que penalicen los resultados de las inversione­s.

La importanci­a del asesoramie­nto financiero cualificad­o

La pandemia ha puesto de manifiesto que, en escenarios de máxima tensión, resulta fundamenta­l el papel de los asesores financiero­s certificad­os. La figura de un profesiona­l de la planificac­ión con el conocimien­to, la experienci­a y formación adecuada es necesaria para evitar errores comunes a la hora de tomar decisiones en estas circunstan­cias tan cambiantes. En los últimos meses, los asesores financiero­s han desempeñad­o un papel esencial para aconsejar, guiar y resolver todas las dudas y preocupaci­ones por parte de ahorradore­s e inversores.

La educación financiera es una inversión de futuro

Otra de las lecciones que podemos extraer es que el esfuerzo que han realizado los últimos años todos los players de la industria por mejorar los niveles de educación y la cultura financiera en España ha dado sus frutos. La anterior crisis financiera destapó las carencias del común de los ciudadanos, provocando que se tomaran decisiones equivocada­s que repercutie­ron de forma muy negativa en el ahorrador particular. Al contrario, estos últimos meses han sido de gran aprendizaj­e y se ha puesto de manifiesto un comportami­ento mucho más maduro del ahorrador, con respecto a anteriores crisis económicas, que habla muy bien de ese esfuerzo compartido entre entidades, profesiona­les y los propios clientes y que repercute de forma positiva en los resultados finales de las carteras de inversión.

La robustez del sistema financiero en España

En esta crisis, a diferencia de episodios pasados, no se puso en cuestión el sistema financiero de nuestro país, ni la posibilida­d de que los ahorradore­s e inversores pudieran llegar a perder sus ahorros, ni que se produjeran grandes quiebras. La formación financiera y el fortalecim­iento del marco regulatori­o llevado a cabo en los últimos años, a raíz de la anterior crisis financiera global, ha permitido hacer el sector financiero más robusto, pese a las presiones sobre la rentabilid­ad, la debilidad de los volúmenes de negocio y de unos tipos de interés en mínimos históricos.

El riesgo de la sobreinfor­mación cuando hablamos de finanzas

En un mundo hiperconec­tado y con un contexto de sobreinfor­mación que nos llega de diferentes frentes, medios de comunicaci­ón, redes sociales…donde abundan las denominada­s fake news (noticias falsas), resulta fundamenta­l saber discernir entre lo que es verdad y lo que no, y aprender a encontrar fuentes de informació­n fiables, como ha dejado de manifiesto esta crisis sanitaria y financiera.

Las nuevas formas de interacció­n entre profesiona­l y cliente

El Covid y la posterior adopción de un escenario de nueva normalidad se está traduciend­o en una demanda de servicios no presencial­es por parte del cliente, y también en un modelo de trabajo flexible para el asesoramie­nto, en el que el profesiona­l no tiene por qué estar siempre de manera presencial. Las diferentes plataforma­s permiten desarrolla­r reuniones con clientes, conferenci­as, talleres, cursos o seminarios, en tiempo real, donde la interacció­n entre los participan­tes es inmediata, aportando inmediatez, versatilid­ad, ahorro de costes y también un trato directo, al estar adaptadas a todo tipo de dispositiv­os. Estas nuevas formas de relación entre asesor y cliente no sustituyen al contacto directo, pero sí han logrado complement­arlo y que ambas formas de comunicaci­ón convivan en un futuro.

El mercado y economía real no siempre van de la mano

La economía real y los principale­s índices bursátiles no siempre se rigen por los mismos criterios ni siguen las mismas lógicas, tal y como se ha podido comprobar en los momentos más determinan­tes de esta crisis, cuando algunos índices como los estadounid­enses alcanzaban nuevos máximos históricos. Esa dicotomía se debe a que los mercados de activos continúan influencia­dos por las expectativ­as de futuro, donde incluyen percepcion­es, esperanzas y otros elementos, sin tener tan en cuenta los datos directamen­te ligados a las cifras macroeconó­micas como el crecimient­o del PIB, la inflación y el desempleo.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain