¿Qué ni­vel tie­nen nues­tros in­ves­ti­ga­do­res cien­tí­fi­cos?

El Economista - Sanidad - - PORTADA - RO­DRI­GO GU­TIÉ­RREZ

Es­pa­ña ocu­pa la sép­ti­ma po­si­ción en la en­tre­ga de ar­tícu­los cien­tí­fi­cos a las pu­bli­ca­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. Un 40% de los en­sa­yos clí­ni­cos se lle­van a ca­bo en cen­tros sa­ni­ta­rios pri­va­dos

Una de las for­mas de me­dir la ac­ti­vi­dad in­no­va­do­ra de un país es a tra­vés del nú­me­ro de pu­bli­ca­cio­nes que los in­ves­ti­ga­do­res ha­cen en las prin­ci­pa­les re­vis­tas in­ter­na­cio­na­les, co­mo Na­tu­re. Y Es­pa­ña, en es­te sen­ti­do, va a la za­ga en com­pa­ra­ción con el res­to de gran­des paí­ses eu­ro­peos. Y no di­ga­mos si el con­tras­te se rea­li­za a es­ca­la glo­bal. Se­gún Juan Car­los Ló­pez, re­dac­tor je­fe de la ame­ri­ca­na Na­tu­re Me­di­ci­ne, nues­tro país se si­túa en la sép­ti­ma po­si­ción en cuan­to al nú­me­ro de ar­tícu­los pu­bli­ca­dos en es­tas re­vis­tas, con po­co más de 400 pu­bli­ca­cio­nes du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da. Por de­lan­te, Reino Uni­do, Ale­ma­nia y Fran­cia li­de­ran en so­li­ta­rio con más de 2.400, 1.750 y 1.200 ar­tícu­los res­pec­ti­va­men­te. En el en­torno glo­bal es­te pe­so se re­du­ce sen­si­ble­men­te, si­tuán­do­se Es­pa­ña en la dé­ci­mo se­gun­da po­si­ción. Ja­pón, con ca­si 2.700 tex­tos pu­bli­ca­dos, es el te­rri­to­rio que más con­tri­bu­ye a lle­nar de con­te­ni­dos las pá­gi­nas de es­tas pu­bli­ca­cio­nes al mar­gen de EEUU, de don­de vie­nen mu­chos de es­tos ma­ga­ci­nes. Pe­ro que no sal­ten las alar­mas. Pa­ra Juan Car­los Ló­pez, “pu­bli­car en una re­vis­ta de al­to ni­vel no es ga­ran­tía del po­ten­cial te­ra­péu­ti­co de un des­cu­bri­mien­to, ni tie­ne por qué sus­ci­tar el in­te­rés de un in­ver­sor”, ex­pli­có du­ran­te unas jor­na­das re­cien­tes ce­le­bra­das por el Ins­ti­tu­to pa­ra el Desa­rro­llo y la In­te­gra­ción de la Sa­ni­dad Pri­va­da (Idis). ¿La ra­zón? “Las re­vis­tas no uti­li­zan ne­ce­sa­ria­men­te los mis­mos cri­te­rios que usa un in­ver­sor al eva­luar un tra­ba­jo”, mu­cho más pen­dien­tes del po­ten­cial que pue­de te­ner un de­ter­mi­na­do es­tu­dio pa­ra aca­bar con­ver­ti­do en un pro­duc­to de éxi­to co­mer­cial. En es­te sen­ti­do, no hay du­da. Aque­llas in­ves­ti­ga­cio­nes en las áreas de on­co­lo­gía, en­fer­me­da­des ra­ras, en­fer­me­da­des

in­fec­cio­sas o en­fer­me­da­des au­to­in­mu­nes son las pri­me­ras op­cio­nes a te­ner en cuen­ta por los fon­dos de ca­pi­tal ries­go, a te­nor del úl­ti­mo in­for­me Start-Up’s 2011Li­fe Scien­ce & Sur­vey. So­bre quié­nes rea­li­zan la ma­yo­ría de las in­ves­ti­ga­cio­nes clí­ni­cas en Es­pa­ña des­de el año 2004 y has­ta el 30 de ju­nio de 2011, un 60 por cien­to co­rres­pon­den a cen­tros sa­ni­ta­rios del sec­tor pú­bli­co, mien­tras que los pro­ta­go­nis­tas del 40 por cien­to res­tan­te se han desa­rro­lla­do en el in­te­rior de ins­ta­la­cio­nes pri­va­das. Es­tos úl­ti­mos han rea­li­za­do un to­tal de 547 en­sa­yos clí­ni­cos en ese tiem­po.

GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.