La co­le­gia­ción li­bre sa­le ca­ra

La Ad­mi­nis­tra­ción ten­dría que su­plir las fun­cio­nes de los co­le­gios pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios si de­cre­ta la li­bre ads­crip­ción, con la con­tra­ta­ción de 730 fun­cio­na­rios y nue­vas in­fraes­truc­tu­ras, se­gún un es­tu­dio.

El Economista - Sanidad - - PROFESIÓN - JUAN MAR­QUÉS

El ti­ro de su­pri­mir la co­le­gia­ción obli­ga­to­ria en las pro­fe­sio­nes sa­ni­ta­rias le po­dría sa­lir por la cu­la­ta al Go­bierno. Le­jos de eli­mi­nar ba­rre­ras de ac­ce­so y di­na­mi­zar el em­pleo en las pro­fe­sio­nes li­be­ra­les, la me­di­da ba­ra­ja­da en la fu­tu­ra Ley de Ser­vi­cios Pro­fe­sio­na­les pue­de aca­rrear más bu­ro­cra­cia y ma­yo­res gas­tos pa­ra el Es­ta­do, jus­to lo con­tra­rio a lo que as­pi­ra una me­di­da li­be­ra­li­za­do­ra.

La Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial (OMC) y el Con­se­jo Ge­ne­ral de En­fer­me­ría (CGE) han he­cho la si­mu­la­ción eco­nó­mi­ca del es­ce­na­rio de li­bre co­le­gia­ción en un in­for­me con­jun­to que ya es­tá en ma­nos del Eje­cu­ti­vo y que ana­li­za las im­pli­ca­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas y el cos­te que su­pon­dría de­cre­tar es­te cam­bio en las pro­fe­sio­nes sa­ni­ta­rias. Los re­sul­ta­dos ex­pues­tos en el XIX Con­gre­so Na­cio­nal de De­re­cho Sa­ni­ta­rio son con­tun­den­tes. En to­tal, la Ad­mi­nis­tra­ción de­be­ría con­tra­tar a 730 tra­ba­ja­do­res ne­tos a tiem­po com­ple­to, sin con­tar las sus­ti­tu­cio­nes pa­ra su­plir ba­jas la­bo­ra­les, pa­ra desem­pe­ñar las ta­reas que rea­li­zan en la ac­tua­li­dad los co­le­gios pro­fe­sio­na­les. Sólo el ser­vi­cio de aten­ción al pa­cien­te, que in­clu­ye la tra­mi­ta­ción de las que­jas y re­cla­ma­cio­nes por la prác­ti­ca pro­fe­sio­nal, im­pli­ca­ría la con­tra­ta­ción de 260 per­so­nas. Pa­ra lle­gar a es­te cálcu­lo, el es­tu­dio ha ana­li­za­do los ca­sos tra­mi­ta­dos por el Co­le­gio de En­fer­me­ría de Bar­ce­lo­na pa­ra ex­tra­po­lar sus re­sul­ta­dos al con­jun­to de los 716.000 pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios co­le­gia­dos en Es­pa­ña. Así, por ejem­plo, el nú­me­ro de ex­pe­dien­tes que la Ad­mi­nis­tra­ción ten­dría que tra­mi­tar por que­jas y re­cla­ma­cio­nes se ele­va­ría a 21.480 al año. Co­mo ca­da ex­pe­dien­te in­vo­lu­cra de me­dia a un equi­po de cua­tro per­so­nas y re­vi­sa 330 ex­pe­dien­tes al año, el Go­bierno ne­ce­si­ta­ría una plan­ti­lla

de 260 nue­vos fun­cio­na­rios a tiem­po com­ple­to. Es­te mis­mo ejer­ci­cio se ha lle­va­do a ca­bo pa­ra ade­cuar la aten­ción sa­ni­ta­ria a las nor­mas pro­fe­sio­na­les y deon­to­ló­gi­cas, que exi­gie­ron una me­dia de 16 ac­tua­cio­nes por pro­fe­sio­nal y año, o pa­ra ga­ran­ti­zar el man­te­ni­mien­to de la com­pe­ten­cia pro­fe­sio­nal a lo lar­go de la vi­da pro­fe­sio­nal. Asu­mir es­ta fun­ción obli­ga­ría al Es­ta­do a con­tra­tar 143 pro­fe­sio­na­les.

El cos­te eco­nó­mi­co es in­du­da­ble, ya que la Ad­mi­nis­tra­ción de­be­ría crear in­fra­es­truc­tu­ra, me­dios tec­no­ló­gi­cos y re­cur­sos hu­ma­nos pa­ra com­ple­tar los pro­ce­sos de ac­ce­so a la pro­fe­sión y ejer­cer el con­trol pro­fe­sio­nal, co­mo ga­ran­tía de la se­gu­ri­dad del pa­cien­te pa­ra sal­va­guar­dar la in­de­pen­den­cia, la im­par­cia­li­dad y el se­cre­to pro­fe­sio­nal re­co­gi­dos en los có­di­gos de con­duc­ta. Y es que, si se eli­mi­na el re­qui­si­to de la co­le­gia­ción obli­ga­to­ria, las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas ten­drán que crear los ser­vi­cios que pres­tan es­tas cor­po­ra­cio­nes. Es­te in­cre­men­to del gas­to se­ría “muy di­fí­cil de jus­ti­fi­car”, en opinión del pre­si­den­te del CGE, Má­xi­mo Gon­zá­lez Ju­ra­do, “cuan­do 15.000 en­fer­me­ras han per­di­do su pues­to de tra­ba­jo y el res­to ve re­du­ci­do su sa­la­rio en un 20 por cien­to”, ase­gu­ra. En el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad sí lo tie­nen cla­ro. El di­rec­tor ge­ne­ral de Or­de­na­ción Pro­fe­sio­nal de es­te de­par­ta­men­to, Jo­sé Javier Cas­tro­de­za, tam­bién re­cal­ca que “es ne­ce­sa­rio man­te­ner la co­le­gia­ción obli­ga­to­ria pa­ra to­das las pro­fe­sio­nes sa­ni­ta­rias, tan­to en el sec­tor pú­bli­co co­mo en el pri­va­do, y den­tro de ellas pa­ra la pro­fe­sión far­ma­céu­ti­ca”.

A pe­sar de es­tos pro­nun­cia­mien­tos, los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios si­guen mi­ran­do de reojo al Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, a la es­pe­ra de que el Go­bierno co­mien­ce la tra­mi­ta­ción del pro­yec­to de Ley de Ser­vi­cios Pro­fe­sio­na­les. La nor­ma, que se pre­sen­ta­rá an­tes de fi­nal de año pa­ra apro­bar­lo en el pri­mer tri­mes­tre de 2013, po­dría tam­bién es­tar li­ga­da al res­ca­te fi­nan­cie­ro, una po­si­bi­li­dad que in­quie­ta mu­cho en­tre los co­le­gios pro­fe­sio­na­les.

Si, al fi­nal, el Eje­cu­ti­vo exi­me de la co­le­gia­ción obli­ga­to­ria a los pro­fe­sio­na­les que tra­ba­jan en la sa­ni­dad pú­bli­ca, Es­pa­ña se con­ver­ti­ría en una ex­cep­ción mun­dial y se­ría pio­ne­ra en es­ta­ta­li­zar el ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal y eli­mi­nar la in­de­pen­den­cia pro­fe­sio­nal. “Los có­di­gos de con­duc­ta de­ben ga­ran­ti­zar la in­de­pen­den­cia e im­par­cia­li­dad de las nor­mas deon­to­ló­gi­cas y no pue­den es­tar con­tro­la­das por los po­lí­ti­cos”, ad­vier­te el pre­si­den­te de la Or­ga­ni­za­ción Mé­di­co Co­le­gial.

Juan Jo­sé Ro­drí­guez Sen­dín sos­tie­ne así que las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas “no pue­den com­par­tir la com­pe­ten­cia del con­trol pro­fe­sio­nal”, ya que se pue­de dar el ca­so de que el pro­fe­sio­nal re­cla­me la des­co­le­gia­ción pa­ra no ser san­cio­na­do si in­frin­ge una nor­ma o por ma­la pra­xis que no es­tá re­gu­la­da en el ré­gi­men ad­mi­nis­tra­ti­vo, ex­pli­ca el doc­tor Ro­drí­guez Sen­dín.

E. SEN­RA

Juan Jo­sé Ro­drí­guez Sen­dín, pre­si­den­te de la OMC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.