Com­pro­mi­so en los ries­gos la­bo­ra­les

El Economista - Sanidad - - SALUD LABORAL - Dra. So­nia Vidal Es­pe­cia­lis­ta en Trau­ma­to­lo­gía y Ci­ru­gía Or­to­pé­di­ca. In­ves­ti­ga­ción Bio­mé­di­ca

Unas ade­cua­das me­di­das pre­ven­ti­vas dis­mi­nui­rán de ma­ne­ra sig­ni­ti­fi­ca­ti­va el ín­di­ce de ac­ci­den­tes la­bo­ra­les. Por ello, es jus­to re­co­no­cer la re­le­van­cia clí­ni­ca y so­cial que po­see.

Me gus­ta re­cor­dar que fue el gran mé­di­co ita­liano Ber­nar­dino Ra­maz­zi­ni, con su li­bro De Mor­bis Ar­ti­fi­cum Dia­tri­ba, que da­ta del si­glo die­ci­ocho, quien sen­tó las bases de la es­pe­cia­li­dad mé­di­ca que, con el tiem­po, re­ci­bi­ría el nom­bre de Me­di­ci­na del Tra­ba­jo. Pro­te­ger y pre­ve­nir a los tra­ba­ja­do­res de los pro­ble­mas de sa­lud y las en­fer­me­da­des que pue­dan de­ri­var­se de la ac­ti­vi­dad la­bo­ral desem­pe­ña­da es un ob­je­ti­vo pri­mor­dial que re­cae so­bre la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo en co­la­bo­ra­ción con la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud. En pleno si­glo vein­tiuno, es to­do un re­to so­cio­eco­nó­mi­co y em­pre­sa­rial op­tar por la me­jor mo­da­li­dad de ser­vi­cio de pre­ven­ción.

En es­te con­tex­to, las Mu­tuas de Ac­ci­den­tes de Tra­ba­jo y En­fer­me­da­des Pro­fe­sio­na­les, cons­ti­tui­das con el prin­ci­pal ob­je­ti­vo de co­la­bo­rar con la Se­gu­ri­dad So­cial, son pi­la­res fun­da­men­ta­les en la ges­tión y for­ma­ción en ma­te­ria pre­ven­ti­va. Ini­cia­ti­va pio­ne­ra ha si­do la pri­me­ra edi­ción de Pre­mios de Ase­pe­yo a las me­jo­res prác­ti­cas y ac­cio­nes pre­ven­ti­vas de las em­pre­sas aso­cia­das a la Mu­tua. Se ha ga­lar­do­na­do a aque­llas com­pa­ñías que han des­ta­ca­do por sus re­sul­ta­dos en ma­te­ria de pre­ven­ción de ries­gos la­bo­ra­les. Tan­to en mo­da­li­dad de pe­que­ña em­pre­sa, co­mo

ge­ne­ral, en un re­cien­te ac­to ce­le­bra­do en el Hos­pi­tal Ase­pe­yo de San Cu­gat - Bar­ce­lo­na-, en pre­sen­cia de Pi­lar Ma­drid Ya­güe, di­rec­to­ra del Ga­bi­ne­te del se­cre­ta­rio de Es­ta­do de la Se­gu­ri­dad So­cial y de Pi­lar Ruiz-La­rrea, sub­di­rec­to­ra ge­ne­ral de En­ti­da­des Co­la­bo­ra­do­ras de la Se­gu­ri­dad So­cial.

Im­por­tan­tes em­pre­sas de ám­bi­to di­ver­so, fue­ron pre­mia­das por pro­mo­ver y di­vul­gar la rea­li­za­ción de prác­ti­cas y ac­cio­nes efi­ca­ces de pre­ven­ción de ries­gos la­bo­ra­les, así co­mo por im­pul­sar y re­co­no­cer me­jo­ras di­ri­gi­das a pre­ve­nir ries­gos del ac­ci­den­te de

tra­ba­jo, la en­fer­me­dad pro­fe­sio­nal y prác­ti­cas de ges­tión pa­ra la in­te­gra­ción de la ac­ti­vi­dad pre­ven­ti­va en la em­pre­sa.

Co­mo mé­di­cos sa­be­mos del ca­rác­ter im­pre­vis­to de la en­fer­me­dad y la im­por­tan­cia de un ri­gu­ro­so es­tu­dio teó­ri­co y prác­ti­co de Me­di­ci­na del Tra­ba­jo. Las Cien­cias Mé­di­cas y So­cia­les están abo­ca­das a un en­ten­di­mien­to con­ti­nuo. La mu­tua Ase­pe­yo coope­ra en el de­sa­rro­llo de ac­ti­vi­da­des do­cen­tes y de in­ves­ti­ga­ción pa­ra que los em­pre­sa­rios ten­gan a su dis­po­si­ción las me­jo­res he­rra­mien­tas que les per­mi­tan, día tras día, con­ser­var y me­jo­rar la sa­lud de to­dos sus em­plea­dos. Es im­por­tan­te es­ta­ble­cer y par­ti­ci­par en pla­nes y cam­pa­ñas que se or­ga­ni­zan, en co­la­bo­ra­ción con las Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas, en be­ne­fi­cio de una ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal sa­lu­da­ble. La pri­me­ra edi­ción de los pre­mios otor­ga­dos por la mu­tua Ase­pe­yo, po­ne de ma­ni­fies­to su com­pro­mi­so con los pro­ble­mas in­di­vi­dua­les de sa­lud de ca­da tra­ba­ja­dor, pa­ra co­no­cer los fac­to­res de ries­go o agen­tes des­en­ca­de­nan­tes de una de­ter­mi­na­da pa­to­lo­gía crea­da o agra­va­da en el am­bien­te la­bo­ral. Es­ta ac­ti­vi­dad que­da mu­chas ve­ces en la som­bra. Por ello es jus­to re­co­no­cer la re­le­van­cia clí­ni­ca y so­cial que po­see.

Unas ade­cua­das me­di­das pre­ven­ti­vas dis­mi­nui­rán de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va el ín­di­ce de ac­ci­den­tes la­bo­ra­les, pe­ro sa­be­mos que el des­tino es ca­pri­cho­so y, en un ba­jo por­cen­ta­je, es po­si­ble que el tra­ba­ja­dor su­fra un gra­ve ac­ci­den­te en el desem­pe­ño de sus fun­cio­nes. Las se­cue­las de­ri­va­das del mis­mo pue­den con­ver­tir­le en un gran de­pen­dien­te que ne­ce­si­ta­rá cui­da­dos pa­ra su hi­gie­ne, ali­men­ta­ción y res­to de ac­ti­vi­da­des de la vi­da dia­ria. No ha­bla­mos de una de­ter­mi­na­da en­fer­me­dad, sino de una de­ter­mi­na­da si­tua­ción vi­tal que re­quie­re sen­si­bi­li­dad, for­ma­ción y co­mu­ni­ca­ción pa­ra cui­da­do­res y pa­cien­tes. Tam­bién Ase­pe­yo re­sul­ta lí­der en ini­cia­ti­va asis­ten­cial. Ofre­ce asis­ten­cia hos­pi­ta­la­ria a tra­vés de la uni­dad de gran­des in­vá­li­dos. Un es­pa­cio, crea­do en es­truc­tu­ra y or­ga­ni­za­ción úni­ca­men­te pa­ra es­te fin. Se han es­ta­ble­ci­do di­ver­sas lí­neas de ac­tua­ción que per­mi­ten ofre­cer una ma­yor ca­li­dad de vi­da a es­tas per­so­nas, ad­mi­ra­bles en co­ra­je y lu­cha cons­tan­te en su­pera­ción per­so­nal. Tras ellas, un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­nar en con­ti­nua evo­lu­ción.

La Es­cue­la del cui­da­dor es un nue­vo pro­yec­to de Ase­pe­yo, con el que se pre­ten­de po­der lle­gar a los pa­cien­tes de­pen­dien­tes y sus cui­da­do­res, di­fun­dien­do co­no­ci­mien­tos, há­bi­tos y con­duc­tas ade­cua­das pa­ra la aten­ción de los mis­mos y así fa­ci­li­tar su re­cu­pe­ra­ción. Sin du­da “la otra ca­ra del ac­ci­den­te de tra­ba­jo”.

En la Es­pa­ña ac­tual, es cons­tan­te la bús­que­da por cre­cer y evo­lu­cio­nar y en ella, to­dos en ma­yor o me­nor me­di­da en­con­tra­mos re­sis­ten­cias y afron­ta­mos obs­tácu­los; tal vez uno de los más di­fí­ci­les sea la ta­sa de des­em­pleo por la que nues­tro país atra­vie­sa. Mu­chas son las me­di­das adop­ta­das y es­fuer­zos em­plea­dos pa­ra que la si­tua­ción me­jo­re. Los cam­bios po­si­ti­vos van lle­gan­do. Tiem­po atrás qui­si­mos co­rrer an­tes de ha­ber apren­di­do a an­dar. En ma­te­ria pre­ven­ti­va, la mu­tua Ase­pe­yo ha que­ri­do con­tri­buir y pre­miar a quie­nes dan sus pa­sos en el ca­mino de la ple­na sa­lud la­bo­ral.

CORBIS

CORBIS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.