El ca­so Gür­tel en­fan­ga a Ana Ma­to: la mi­nis­tra pier­de au­to­ri­dad an­te las nue­vas re­ve­la­cio­nes

Se­gún un nue­vo in­for­me po­li­cial, la tra­ma Gür­tel pa­gó 62.000 eu­ros en ob­se­quios a la fa­mi­lia de la mi­nis­tra de Sa­ni­dad. Va­rias vo­ces del sec­tor po­nen en en­tre­di­cho la au­to­ri­dad mo­ral de Ma­to pa­ra se­guir con los re­cor­tes.

El Economista - Sanidad - - PORTADA - A. VI­GA­RIO / Á. SEM­PRÚN

El 21 de di­ciem­bre de 2009, ape­nas diez me­ses des­pués de es­ta­llar el ca­so Gür­tel, la en­ton­ces vi­ce­se­cre­ta­ria ge­ne­ral de Or­ga­ni­za­ción del Par­ti­do Po­pu­lar, Ana Ma­to, pre­sen­tó en nom­bre de su par­ti­do el lla­ma­do Có­di­go de Bue­nas Prác­ti­cas. En su in­ter­ven­ción, afir­ma­ba que es­te do­cu­men­to re­pre­sen­ta­ba “un com­pro­mi­so de au­to­exi­gen­cia y de au­to­rres­pon­sa­bi­li­dad con los ciu­da­da­nos es­pa­ño­les que re­cla­man que los par­ti­dos po­lí­ti­cos sean van­guar­dis­tas y no mi­ren pa­ra otro la­do cuan­do se dan con­duc­tas inade­cua­das, sino que pon­gan so­lu­cio­nes a los po­si­bles pro­ble­mas que se le pue­dan plan­tear”.

Ma­to, hoy mi­nis­tra de Sa­ni­dad en el Go­bierno de Ma­riano Ra­joy, aban­de­ró es­te do­cu­men­to, que pa­ra el par­ti­do su­po­nía un an­tes y un des­pués en la exi­gen­cia de trans­pa­ren­cia y lu­cha con­tra la co­rrup­ción in­ter­na. El có­di­go ha­ce es­pe­cial hin­ca­pié en la acep­ta­ción de re­ga­los, co­mo re­sal­tó Ana Ma­to en aque­lla oca­sión. “Se in­clu­ye la prohi­bi­ción de acep­tar cua­les­quie­ra re­ga­los, aten­cio­nes o liberalida­des que no res­pon­dan, por su im­por­te o cau­sa, a los usos y cos­tum­bres so­cia­les”, des­ta­có en­ton­ces la di­ri­gen­te po­pu­lar, tal y co­mo re­co­ge el do­cu­men­to del par­ti­do.

Un asun­to, el de los re­ga­los, con el que la mi­nis­tra ya se ha­bía vis­to sal­pi­ca­da en­ton­ces por es­ta tra­ma. Ese mes de mar­zo se co­no­ció que el ca­be­ci­lla de la red,

Fran­cis­co Co­rrea, ha­bía pa­ga­do en 1999 un co­che mar­ca Ja­guar -va­lo­ra­do en 52.000 eu­ros- que el en­ton­ces ma­ri­do de Ma­to, Je­sús Sepúlveda -al­cal­de de Po­zue­lo de Alar­cón- ha­bía re­ga­la­do pos­te­rior­men­te a la di­ri­gen­te del PP. En aque­lla oca­sión, Ma­to di­jo des­co­no­cer quién ha­bía pa­ga­do el au­to­mó­vil y el juez del ca­so des­es­ti­mó su in­clu­sión en el pro­ce­so.

Pe­ro en aque­lla pre­sen­ta­ción de 2009, la aho­ra mi­nis­tra fue in­clu­so más allá de la acep­ta­ción de re­ga­los. Ma­to pro­me­tía que, a par­tir de ese mo­men­to, el par­ti­do ad­qui­ría con aquel có­di­go “un com­pro­mi­so pa­ra ac­tuar ba­jo los prin­ci­pios de in­te­gri­dad, de trans­pa­ren­cia, de res­pon­sa­bi­li­dad, de ejem­pla­ri­dad y, tam­bién, por su­pues­to, de hon­ra­dez”, re­sal­tó la mi­nis­tra.

Sin em­bar­go, es­ta se­ma­na se han co­no­ci­do nue­vos da­tos de la Uni­dad de De­lin­cuen­cia Eco­nó­mi­ca y Fis­cal (Udef) so­bre el ca­so, que po­nen en en­tre­di­cho es­ta ejem­pla­ri­dad. El in­for­me re­co­ge que la red de Co­rrea tam­bién su­fra­gó fies­tas de cum­plea­ños con pa­ya­sos y otros eventos par­ti­cu­la­res pa­ra la aho­ra mi­nis­tra y su fa­mi­lia, por va­lor de unos 11.800 eu­ros.

No que­dó ahí el com­pro­mi­so de Ma­to y los su­yos en 2009 con la lim­pie­za de sus ac­tua­cio­nes. “Con es­tas nor­mas in­ter­nas se quie­re ir más allá de las pre­vi­sio­nes que la pro­pia ley es­ta­ble­ce”, di­jo Ma­to y re­co­ge el do­cu­men­to éti­co de la for­ma­ción po­lí­ti­ca. Aho­ra se ha co­no­ci­do, se­gún el in­for­me in­cor­po­ra­do al su­ma­rio del ca­so Gür­tel, que la tra­ma tam­bién re­ga­ló a la fa­mi­lia de la mi­nis­tra de Sa­ni­dad, y a su en­ton­ces ma­ri­do, Je­sús Sepúlveda, via­jes tu­rís­ti­cos por va­lor de 50.000 eu­ros, en­tre bi­lle­tes de avión y tren, co­ches de al­qui­ler y es­tan­cias ho­te­le­ras en Es­pa­ña y fue­ra de nues­tro país, se­gún de­ta­lla es­ta Uni­dad de la po­li­cía.

EFE

Ana Ma­to de­cla­ró es­ta se­ma­na que no tie­ne in­ten­ción de di­mi­tir.

A. MARTÍN

Je­sús Sepúlveda, ex ma­ri­do de la mi­nis­tra Ana Ma­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.