Sa­ni­dad abre la gue­rra del do­ble pre­cio en fár­ma­cos

La­bo­ra­to­rios, dis­tri­bui­do­res y far­ma­cias pi­den al Mi­nis­te­rio que cla­ri­fi­que el nue­vo sis­te­ma de pre­cio no­ti­fi­ca­do y fi­nan­cia­do de los me­di­ca­men­tos pa­ra evi­tar con­flic­tos y dar trans­pa­ren­cia al mer­ca­do

El Economista - Sanidad - - ACTUALIDAD - JUAN MAR­QUÉS

El Go­bierno de­jó una bom­ba de re­lo­je­ría en la po­lí­ti­ca de fi­ja­ción de pre­cios far­ma­céu­ti­cos de la nue­va ley del me­di­ca­men­to que aho­ra el sec­tor de­be des­ac­ti­var por su cuen­ta. El Real De­cre­to-ley 16/2012 de abril per­mi­te a los la­bo­ra­to­rios co­mer­cia­li­zar los fár­ma­cos dis­pen­sa­dos en Es­pa­ña en ré­gi­men de pre­cios no­ti­fi­ca­dos, lo que abre la po­si­bi­li­dad de que un mis­mo pro­duc­to ten­ga pre­cios di­fe­ren­tes se­gún quién lo fi­nan­cie, el Es­ta­do o el ciu­da­dano a tra­vés de una re­ce­ta pri­va­da. Bas­ta con que el la­bo­ra­to­rio in­tere­sa­do en co­mer­cia­li­zar­lo co­mu­ni­que su ta­ri­fa al Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad pa­ra in­tro­du­cir en la prác­ti­ca un do­ble pre­cio de com­pli­ca­da di­ges­tión pa­ra el sec­tor.

Di­cho y he­cho por­que, des­de me­dia­dos de enero, se apli­ca en el mer­ca­do es­pa­ñol el pri­mer lis­ta­do de 91 pre­sen­ta­cio­nes con pre­cio no­ti­fi­ca­do, que se co­rres­pon­den en su ma­yo­ría a me­di­ca­men­tos sin fi­nan­cia­ción des­de el pa­sa­do mes de agos­to.

El pre­si­den­te del Gru­po Co­fa­res, Car­los Gon­zá­lez Bosch, ha si­do una de las vo­ces más crí­ti­cas con un sis­te­ma que, en su opi­nión, “crea­rá un con­flic­to de di­fí­cil ges­tión pa­ra el sec­tor”. Gon­zá­lez Bosch re­cla­ma al­go tan sim­ple co­mo que los pre­cios sean “cla­ros y trans­pa­ren­tes”. Y es que el nue­vo pre­cio no­ti­fi­ca­do aña­de si ca­be más con­fu­sión al ac­tual es­que­ma de pre­cios de re­fe­ren­cia, me­no­res, pre­cios más ba­jos, li­bres o se­lec­cio­na­dos con los que ya tra­ba­jan los la­bo­ra­to­rios, las dis­tri­bui­do­ras y las far­ma­cias en Es­pa­ña. Le­jos de acla­rar los cri­te­rios de la ley, la se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, Pi­lar Far­jas, se la­vó las ma­nos en la reunión de pre­si­den­tes de co­le­gios far­ma­céu­ti­cos del 13 de fe­bre­ro, cuan­do pi­dió a los pro­pios agen­tes del sec­tor que re­suel­van la si­tua­ción crea­da. Tam­bién avi­só a los far­ma­céu­ti­cos de que se acos­tum­bren al nue­vo sis­te­ma de pre­cio “eu­ro­peo” de los me­di­ca­men­tos, ya que el ob­je­ti­vo de su de­par­ta­men­to es ex­ten­der po­co a po­co es­ta do­ble ca­te­go­ría de pre­cios

no­ti­fi­ca­dos y fi­nan­cia­dos al res­to del va­de­mé­cum, de mo­do que unas in­di­ca­cio­nes de fár­ma­cos es­tén fi­nan­cia­das y otras no.

El me­ca­nis­mo, en prin­ci­pio, fi­ja prio­ri­da­des en los tra­ta­mien­tos y tam­bién bus­ca fre­nar el co­mer­cio pa­ra­le­lo que ex­pri­me las di­fe­ren­cias de pre­cios en­tre paí­ses. Tra­di­cio­nal­men­te los ex­por­ta­do­res es­pa­ño­les se va­lían de las ba­jas ta­ri­fas re­gu­la­das en Es­pa­ña pa­ra ven­der en otros paí­ses. Ade­más, el nue­vo sis­te­ma per­mi­ti­ría fi­jar pre­cios más al­tos en Es­pa­ña pa­ra no pe­na­li­zar a las com­pa­ñías in­no­va­do­ras en otros paí­ses, que uti­li­zan una ces­ta de pre­cios in­ter­na­cio­nal pa­ra fi­jar sus pro­pias ta­ri­fas a la ba­ja.

El pro­ble­ma es­tri­ba en que el sis­te­ma obli­ga a rea­li­zar un se­gui­mien­to ex­haus­ti­vo de la dis­pen­sa­ción y com­pen­sar a las far­ma­cias por­que se ve­rían obli­ga­das a com­prar el me­di­ca­men­to a pre­cio no­ti­fi­ca­do y, por tan­to, más caro, a pe­sar de que el 80 por cien­to de sus ven­tas están fi­nan­cia­das por el sis­te­ma pú­bli­co. A fal­ta del nue­vo real de­cre­to de pre­cios en el que tra­ba­ja el Mi­nis­te­rio y que de­be re­gu­lar un sis­te­ma es­ta­ble de pre­cios, exis­te un prin­ci­pio de acuer­do en­tre el Con­se­jo Ge­ne­ral de Co­le­gios Far­ma­céu­ti­cos y Far­main­dus­tria pa­ra sa­lir al pa­so es­tos me­ses y que los la­bo­ra­to­rios asu­man la crea­ción de un fon­do pa­ra com­pen­sar por las ex­cep­cio­nes de los des­fi­nan­cia­dos.

Pe­ro an­tes de lle­gar a ese pun­to, Car­los Gon­zá­lez Bosch re­cla­ma que la apli­ca­ción del pre­cio no­ti­fi­ca­do se li­mi­te a los me­di­ca­men­tos des­fi­nan­cia­dos y nun­ca a los fi­nan­cia­dos. El con­flic­to es­tá ser­vi­do. El cam­bio en el sis­te­ma de pre­cios ha su­mi­do al sec­tor en un mar de du­das y co­rres­pon­de al Go­bierno des­pe­jar­las.

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.