Suel­dos: un pin­che ga­na más que un MIR

El SNS lu­ce ar­ma­du­ra co­mo uno de los me­jo­res del mun­do, pe­ro a cos­ta de no pa­gar sus fac­tu­ras, im­po­ner pre­cios de sal­do a sus pro­vee­do­res y abo­nar sa­la­rios irri­so­rios, en mu­chos ca­sos, a sus pro­fe­sio­na­les

El Economista - Sanidad - - PROFESION - JUAN MAR­QUÉS

Los re­cor­tes pre­su­pues­ta­rios de la cri­sis, ges­tio­na­dos por una ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca in­fla­da de al­tos car­gos, han pro­fun­di­za­do en la bre­cha sa­la­rial de la sa­ni­dad es­pa­ño­la, pro­vo­can­do si­tua­cio­nes pa­ra­dó­ji­cas. Las re­tri­bu­cio­nes de los mé­di­cos in­ter­nos re­si­den­tes (MIR) son así in­fe­rio­res a las de un pin­che de co­ci­na. La me­dia sa­la­rial de un MIR de pri­mer año as­cen­dió a 15.512 eu­ros en 2011, frente a los 16.386 eu­ros que co­bró un pin­che. A los mé­di­cos en for­ma­ción se les hi­zo ade­más una ba­ja­da muy su­pe­rior al ni­vel sa­la­rial que les co­rres­pon­día en el úl­ti­mo re­cor­te im­pues­to por el Go­bierno del ex­pre­si­den­te Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro. En lu­gar de apli­car­les una re­ba­ja del 1 por cien­to, por co­brar suel­dos in­fe­rio­res a 17.000 eu­ros al año, so­por­ta­ron una ba­ja­da fi­nal del -6,39 por cien­to, se­gún el úl­ti­mo in­for­me so­bre re­cor­tes en el SNS pu­bli­ca­do por la Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial. Los au­to­res del in­for­me, To­más To­ran­zo y Vi­cen­te Ma­tas, con­si­de­ran el re­sul­ta­do “muy frus­tran­te pa­ra el MIR, ya que que­da con suel­do in­fe­rior al que per­ci­be el pin­che” y ase­gu­ran que “pa­re­ce un cas­ti­go por ser mé­di­co”. Es­tos dos mé­di­cos re­cuer­dan que pa­ra lle­gar a ser mé­di­co re­si­den­te es ne­ce­sa­rio te­ner un ba­chi­lle­ra­to con no­ta ex­tra­or­di­na­ria, rea­li­zar una se­lec­ti­vi­dad ex­ce­len­te, cur­sar seis años de es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios y pre­pa­rar du­ran­te un año el exa­men MIR. “De­ma­sia­do es­fuer­zo y mu­chas exi­gen­cias pa­ra una re­tri­bu­ción tan ba­ja y un tra­to tan dis­cri­mi­na­to­rio”, de­nun­cian.

Los re­si­den­tes, sin guar­dias, tra­ba­jan 37,5 ho­ras a la se­ma­na por 920 eu­ros ne­tos al mes de los MIR de pri­mer año, has­ta los 1.553 eu­ros de los de quin­to año. Suel­dos

que Vi­cen­te Ma­tas, di­rec­tor del Cen­tro de Es­tu­dios del Sin­di­ca­to Mé­di­cos de Gra­na­da, com­pa­ra con los per­ci­bi­dos por aten­der una ca­ja en Mer­ca­do­na sin an­ti­güe­dad nin­gu­na (1.050 eu­ros ne­tos al mes) o con cua­tro años de an­ti­güe­dad (1.400 eu­ros).

Pe­ro los MIR no han si­do los úni­cos afec­ta­dos por el mé­to­do fá­cil y rá­pi­do de re­cor­tar el ca­pí­tu­lo de per­so­nal pa­ra cua­drar unos pre­su­pues­tos de sa­lud que han su­fri­do una mer­ma de 6.000 mi­llo­nes de eu­ros des­de 2010. Los des­cen­sos en los suel­dos mé­di­cos se han acer­ca­do de me­dia al 9 por cien­to, a lo que hay que aña­dir el im­pac­to de un 7,14 por cien­to más de la su­pre­sión de la pa­ga ex­tra de di­ciem­bre en 2012, lo que es­tá abrien­do aún más la di­fe­ren­cia sa­la­rial en­tre los pro­fe­sio­na­les en Es­pa­ña y en Eu­ro­pa. El suel­do me­dio bru­to de los mé­di­cos es­pa­ño­les de hos­pi­tal se si­tua­ba en enero de 2012 en­tre un má­xi­mo de 4.565 eu­ros al mes -en el pues­to 12 de la UE-, o un mí­ni­mo de 2.394 eu­ros -dé­ci­mo lu­gar de la es­ca­la-, muy le­jos de los 12.000 y 4.500 eu­ros de Ita­lia o los más de 7.400 y 4.500 eu­ros de Fran­cia o los 7.468 y 3.842 de Ale­ma­nia, se­gún la Fe­de­ra­ción Eu­ro­pea de Sa­la­rios Mé­di­cos.

El des­plo­me de los sa­la­rios sa­ni­ta­rios es­tá sien­do ade­más más acen­tua­do que en el sec­tor pú­bli­co. El cos­te de la ho­ra de tra­ba­jo acu­mu­la una re­duc­ción del 10,4 por cien­to en las ac­ti­vi­da­des sa­ni­ta­rias y de ser­vi­cios so­cia­les du­ran­te el úl­ti­mo tri­mes­tre de 2012, frente al 3,1 por cien­to de la me­dia na­cio­nal, se­gún el Ín­di­ce de Cos­te La­bo­ral Ar­mo­ni­za­do.

Pe­ro, ade­más de los re­cor­tes sa­la­ria­les en ca­si to­dos los con­cep­tos y com­ple­men­tos re­tri­bu­ti­vos, las con­di­cio­nes la­bo­ra­les de los más de 140.000 mé­di­cos que tra­ba­jan en el sis­te­ma pú­bli­co se han vis­to muy da­ña­das por la am­plia­ción de la jor­na­da la­bo­ral a 37,5 ho­ras se­ma­na­les, la pre­ca­rie­dad o la so­bre­car­ga asis­ten­cial de­ri­va­da de los des­pi­dos.

En fe­bre­ro, 2.728 mé­di­cos se en­con­tra­ban en pa­ro, ca­si un 13 por cien­to más que en enero, mien­tras que 4.205 fa­cul­ta­ti­vos fi­gu­ran co­mo de­man­dan­tes de em­pleo, si bien la peor par­te se la están lle­van­do las en­fer­me­ras, con 19.288 pro­fe­sio­na­les en pa­ro. Es el re­sul­ta­do de la po­lí­ti­ca de no re­no­var con­tra­tos even­tua­les.

Vi­cen­te Ma­tas y To­más To­ran­zo son ta­jan­tes al de­nun­ciar que “la in­su­fi­cien­cia fi­nan­cie­ra del SNS la quie­ren sol­ven­tar mi­nan­do las con­di­cio­nes la­bo­ra­les de sus pro­fe­sio­na­les más cua­li­fi­ca­dos”. “Y no de­ben ol­vi­dar que sin mé­di­cos no hay sis­te­ma sa­ni­ta­rio po­si­ble”, ad­vier­ten es­tos dos ex­per­tos. Los mé­di­cos es­pa­ño­les han aler­ta­do so­bre es­ta si­tua­ción en la ne­go­cia­ción que man­tie­nen con el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad den­tro del lla­ma­do Fo­ro de la Pro­fe­sión Mé­di­ca, que reúne a la Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial, el sin­di­ca­to CESM, de­ca­nos, es­tu­dian­tes y so­cie­da­des cien­tí­fi­cas. Los avan­ces son to­da­vía es­ca­sos, pe­ro las ne­go­cia­cio­nes de­ben sen­tar las bases pa­ra se­llar el Pac­to po­lí­ti­co por la Sa­ni­dad, que de­be re­vi­sar la re­la­ción la­bo­ral del mé­di­co y con­fi­gu­rar un nue­vo es­ta­tu­to ju­rí­di­co, ade­más de de­fi­nir un nue­vo mo­de­lo de ges­tión clí­ni­ca.

THINKSTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.