La con­tri­bu­ción de la in­dus­tria farmacéuti­ca a la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma de sa­lud

El Economista - Sanidad - - INDUSTRIA - Pedro Luis Sán­chez Di­rec­tor del De­par­ta­men­to de Es­tu­dios de Far­main­dus­tria

Des­de el ini­cio de la re­ce­sión eco­nó­mi­ca a fi­na­les de 2008, el PIB real ha caí­do en Es­pa­ña un -5% y en tér­mi­nos no­mi­na­les, el va­lor de nues­tro pro­duc­to in­te­rior bru­to en 2012 fue ca­si 40.000 mi­llo­nes de eu­ros más re­du­ci­do que en 2008. Co­mo con­se­cuen­cia de es­ta caí­da de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en nues­tro país, los in­gre­sos pú­bli­cos se han re­du­ci­do de una for­ma es­pec­ta­cu­lar. Se­gún da­tos de Eu­ros­tat, las ar­cas es­ta­ta­les re­cau­da­ron en 2012 20.000 mi­llo­nes de eu­ros me­nos que en 2008. Por el con­tra­rio, el vo­lu­men to­tal de gas­to pú­bli­co ha au­men­ta­do en ca­si 43.000 mi­llo­nes de eu­ros anua­les en­tre 2008 y 2012.

El gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co, aun­que lle­va tres años con­se­cu­ti­vos de caí­da (2010, 2011 y 2012), de­bi­do al fuer­te cre­ci­mien­to que ex­pe­ri­men­tó en 2009, po­dría en­con­trar­se en la ac­tua­li­dad en ni­ve­les si­mi­la­res a 2008; ello siem­pre y cuan­do se ha­yan cum­pli­do en la reali­dad las pre­vi­sio­nes pre­su­pues­ta­rias de 2012. Pe­ro hay un ca­pí­tu­lo del gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co que sí se ha re­du­ci­do no­ta­ble­men­te en­tre 2008 y 2012: el gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co en re­ce­ta oficial del Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud, que ha caí­do un -18,4% en es­te pe­rio­do. De he­cho, el gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co en 2012 fue 2.200 mi­llo­nes de eu­ros in­fe­rior al de 2008 y se en­cuen­tra en la ac­tua­li­dad en ni­ve­les que no se re­gis­tra­ban en Es­pa­ña des­de fi­na­les de 2004. A su vez, la pre­vi­sión de to­dos los ana­lis­tas es de fuer­te caí­da del gas­to far­ma­céu­ti­co, y se es­ti­ma que a fi­nal de 2013 es­ta va­ria­ble se si­túe en ni­ve­les de me­dia­dos de 2003, es­ca­sa­men­te por en­ci­ma de 8.500 mi­llo­nes de eu­ros anua­les. Es­te com­por­ta­mien­to di­fe­ren­cial del gas­to sa­ni­ta­rio y del gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co ha su­pues­to una no­ta­ble re­duc­ción del pe­so del gas­to far­ma­céu­ti­co en re­ce­ta oficial del SNS so­bre el gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co, pa­san­do del 18% en 2008, a es­tar por de­ba­jo del 15% en 2012. Pe­ro el gas­to far­ma­céu­ti­co no só­lo ha vis­to re­du­ci­da su re­le­van­cia en el con­jun­to del gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co, tam­bién lo ha he­cho: i) so­bre el to­tal del gas­to pú­bli­co, pa­san­do del 2,7% de 2008 al 2,0% de 2012, y ii) so­bre el PIB, al ha­ber pa­sa­do del 1,1% en 2008, al 0,9% en 2012 y, si se cum­plen las pre­vi­sio­nes, a es­tar al­go por de­ba­jo del 0,8% en 2013. Es muy pro­ba­ble que la evo­lu­ción tan ne­ga­ti­va ex­pe­ri­men­ta­da por el gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co en Es­pa­ña en los úl­ti­mos años ha­ya acer­ca­do a nues­tro país a la me­dia de la Eu­ro­zo­na en al­gu­nos ra­tios en los que tra­di­cio­nal­men­te Es­pa­ña ocu­pa­ba po­si­cio­nes por en­ci­ma de la me­dia. Así, en 2010 (úl­ti­mo año dis­po­ni­ble con da­tos de OCDE) el ra­tio de gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co so­bre PIB pa­ra la me­dia de paí­ses de la Eu­ro­zo­na era del 1,1%, y a fi­na­les de 2012 es­te ra­tio es­tá ya en Es­pa­ña por de­ba­jo del 1%. Por otra par­te, en tér­mi­nos de pe­so so­bre gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co, en 2010, es­te ra­tio en el con­jun­to de la Eu­ro­zo­na es­ta­ba en el 14,1%, mien­tras que, co­mo aca­ba­mos de ver, en Es­pa­ña es muy pro­ba­ble que ha­ya­mos aca­ba­do 2012 cla­ra­men­te por de­ba­jo del 15%. Ade­más, cuan­do se ana­li­za el gas­to far­ma­céu­ti­co de for­ma más des­agre­ga­da, se pue­de com­pro­bar que no to­dos los com­po­nen­tes del gas­to en me­di­ca­men­tos evo­lu­cio­nan de for­ma igual de ne­ga­ti­va. Así, mien­tras que las ven­tas de me­di­ca­men­tos de mar­ca es­tán ca­yen­do en Es­pa­ña a ta­sas de do­ble dí­gi­to, las ven­tas de fár­ma­cos ge­né­ri­cos cre­cen de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va. Por otra par­te, las ven­tas de los me­di­ca­men­tos más mo­der­nos tam­bién es­tán ex­pe­ri­men­tan­do una evo­lu­ción ne­ga­ti­va. Mien­tras que en 2008, las ven­tas de los me­di­ca­men­tos lan­za­dos en los úl­ti­mos tres años (nue­vos prin­ci­pios ac­ti­vos) su­po­nían el 3% del mer­ca­do de ofi­ci­nas de far­ma­cia, en 2012 es­te por­cen­ta­je ha­bía ba­ja­do al 2,8% y ello en un con­tex­to de mer­ca­do de­cre­cien­te.

En re­su­men, la con­tri­bu­ción del sec­tor in­dus­trial far­ma­céu­ti­co a la sos­te­ni­bi­li­dad de nues­tro Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud es muy sig­ni­fi­ca­ti­va. Ha ge­ne­ra­do aho­rros muy im­por­tan­tes pa­ra la fac­tu­ra pú­bli­ca de me­di­ca­men­tos y lo se­gui­rá ha­cien­do en los pró­xi­mos años, tal y co­mo pro­nos­ti­can los prin­ci­pa­les ana­lis­tas del sec­tor. Si se cum­plen las pre­vi­sio­nes, a fi­na­les del pre­sen­te año, el gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co en ofi­ci­nas de far­ma­cia se ha­brá re­du­ci­do un 33% en com­pa­ra­ción con el má­xi­mo his­tó­ri­co y, aún más im­por­tan­te, se­gui­rá ca­yen­do al me­nos has­ta el año 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.