Pe­li­gro: la lis­ta de es­pe­ra su­be un 40% en dos años

La re­duc­ción de los con­cier­tos con la sanidad pri­va­da, uni­do a la su­pre­sión de las ho­ras ex­tra en los hos­pi­ta­les, ha lle­va­do a dis­pa­rar­se las lis­tas de es­pe­ra pa­ra ope­ra­cio­nes, en to­das las co­mu­ni­da­des

El Economista - Sanidad - - ANÁLISIS - ALBERTO VI­GA­RIO

El re­cor­te en gas­to sa­ni­ta­rio ya tie­ne su pri­me­ra víc­ti­ma: las lis­tas de es­pe­ra pa­ra ope­rar­se. El número de es­pa­ño­les que es­pe­ran pa­ra ser in­ter­ve­ni­dos qui­rúr­gi­ca­men­te se ha dis­pa­ra­do en los dos úl­ti­mos años. Se­gún los da­tos ob­te­ni­dos por elE­co­no­mis­ta Sanidad en­tre los re­gis­tros del Mi­nis­te­rio - no da da­tos des­de ju­nio de 2012- y las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, es­ta lis­ta ha au­men­ta­do un 40 por cien­to ca­da año des­de 2010. En el úl­ti­mo año la subida ha si­do del 22 por cien­to.

Así, ac­tual­men­te el número de pa­cien­tes en lis­ta de es­pe­ra qui­rúr­gi­ca en el Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud se si­túa ofi­cial­men­te en 536.911 per­so­nas, cuan­do en 2010 es­ta ci­fra as­cen­día a 381.753. Ade­más del número de per­so­nas en la lis­ta, tam­bién se es­tá dis­pa­ran­do el tiem­po me­dio de es­pe­ra y el por­cen­ta­je de pa­cien­tes que es­pe­ran más de seis me­ses sin ope­rar­se. En el pri­mer ca­so, los días de re­tra­so pa­ra una in­ter­ven­ción han subido de 64 a 76 en un so­lo año, un 15 por cien­to más, mien­tras el por­cen­ta­je de lar­gas es­pe­ras ha pa­sa­do del 5,7 del to­tal al 9,8 por cien­to en el úl­ti­mo año.

Los ex­per­tos con­sul­ta­dos por elE­co­no­mis­ta Sanidad con­si­de­ran que es­ta re­pen­ti­na subida tie­ne dos ra­zo­nes fun­da­men­ta­les, con­se­cuen­cia de la re­duc­ción lle­va­da a ca­bo en el gas­to sa­ni­ta­rio: la re­duc­ción de los con­cier­tos con la sanidad pri­va­da y la eli­mi­na­ción en va­rias co­mu­ni­da­des de las peo­na­das de tar­de en los hos­pi­ta­les. So­bre el pri­mer pun­to, se es­ti­ma que has­ta aho­ra el 10 por cien­to del gas­to sa­ni­ta­rio se des­ti­na a con­cier­tos con la sanidad pri­va­da. Es­tos con­cier­tos su­po­nen un desaho­go de las lis­tas de es­pe­ra y per­mi­ten a la sanidad pú­bli­ca ofre­cer asis­ten­cia sa­ni­ta­ria en aque­llas zo­nas geo­grá­fi­cas en las que no cuen­ta con in­fra­es­truc­tu­ra su­fi­cien­te. Sin em­bar­go, los úl­ti­mos da­tos pu­bli­ca­dos por la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Clí­ni­cas Pri­va­das mues­tran un des­cen­so del 15 por cien­to el pa­sa­do año en los con­cier­tos de las clí­ni­cas pri­va­das con la sanidad pú­bli­ca. El pre­cio abo­na­do tam­bién por es­tas con­cer­ta­cio­nes tam­bién se re­du­jo un 9 por cien­to. Seis de ca­da diez de es­tos con­cier­tos in­cluían las lis­tas de es­pe­ra.

La ten­den­cia es que el pre­su­pues­to pa­ra de­ri­var a pa­cien­tes a clí­ni­cas pri­va­das, y así dis­mi­nuir las es­pe­ras, ha si­do me­nor en 2013 y lo se­rá tam­bién

De­ri­var

a la pri­va­da Pa­ra aho­rrar, las Con­se­je­rías han de­ja­do de con­cer­tar ope­ra­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.