Co­pa­go

Y sus efec­tos

El Economista - Sanidad - - EL TEMA DE PORTADA -

re­du­cir en un 5,5 por cien­to su pre­su­pues­to sa­ni­ta­rio en 2013 (53.896,51 mi­llo­nes de eu­ros).

Efec­to des­lo­ca­li­za­dor

Las con­se­cuen­cias de es­ta po­lí­ti­ca las es­tá pa­gan­do y con cre­ces el sec­tor far­ma­céu­ti­co. La pre­si­den­ta de Far­main­dus­tria, El­vi­ra Sanz, fue ro­tun­da du­ran­te la úl­ti­ma Asam­blea Ge­ne­ral Or­di­na­ria al de­nun­ciar que las com­pa­ñías “se es­tán des­ca­pi­ta­li­zan­do, re­du­cien­do su ca­pa­ci­dad de in­ver­sión en I+D+i, per­dien­do múscu­lo pa­ra em­pren­der el ca­mino de la in­ter­na­cio­na­li­za­ción y te­nien­do que lle­var a ca­bo re­cor­tes en ma­te­ria de em­pleo”. En los úl­ti­mos tres años, el sec­tor de la­bo­ra­to­rios in­no­va­do­res ha des­trui­do 6.000 em­pleos y prevé per­der en 2013 1.000 pues­tos más. La pa­tro­nal ha­bla in­clu­so de un “si­len­cio­so efec­to de des­lo­ca­li­za­ción”. “Es al­go que ire­mos no­tan­do en los pró­xi­mos años”, ad­vir­tió el di­rec­tor ge­ne­ral de Far­main­dus­tria, Hum­ber­to Ar­nés. Ade­más, Es­pa­ña ha pa­sa­do de ser uno de los tres paí­ses con me­jor ac­ce­so a los me­di­ca­men­tos in­no­va­do­res a si­tuar­se en la co­la de Eu­ro­pa.

Ade­más, la caí­da del gas­to en re­ce­tas no ha to­ca­do sue­lo. Far­main­dus­tria prevé que 2013 se ce­rra­rá con una dis­mi­nu­ción del or­den del 13 por cien­to, que ele­va­ría el ti­je­re­ta­zo de es­ta par­ti­da a 4.400 mi­llo­nes des­de su ni­vel his­tó­ri­co más al­to. Sin me­di­das adi­cio­na­les, el sec­tor lle­ga­rá den­tro de tres años a ci­fras com­pa­ra­bles a las de 2002, “un sal­to atrás en el tiem­po de 14 años”, se­gún afir­man des­de la pa­tro­nal de la in­dus­tria in­no­va­do­ra.

Só­lo con el au­men­to del co­pa­go, las re­gio­nes han aho­rra­do 1.700 mi­llo­nes

Nue­va or­den de pre­cios

Fal­ta, en efec­to, por ver el im­pac­to du­ran­te el se­gun­do se­mes­tre del año de la nue­va or­den de pre­cios de re­fe­ren­cia que re­ba­ja­rá los pre­cios de más de 11.300 pre­sen­ta­cio­nes, con un ob­je­ti­vo de aho­rro de 409 mi­llo­nes de eu­ros di­fí­cil de cum­plir por­que no en­tra­rá en vi­gor an­tes de oc­tu­bre. Tam­bién ha­brá que su­mar el efec­to de otras me­di­das en ca­mino co­mo la ade­cua­ción de los en­va­ses a la du­ra­ción del tra­ta­mien­to, el co­pa­go de los pa­cien­tes en los me­di­ca­men­tos de dis­pen­sa­ción hos­pi­ta­la­ria o la pla­ta­for­ma de com­pras cen­tra­li­za­das pa­ra ad­qui­rir pro­duc­tos sanitarios, ade­más de epoe­ti­nas o in­mu­no­su­pre­so­res. Sin ol­vi­dar el im­pac­to eco­nó­mi­co y la ines­ta­bi­li­dad que pro­vo­ca en el sec­tor que las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas le­gis­len por su cuen­ta rom­pien­do la ne­ce­sa­ria uni­dad de mer­ca­do con me­di­das co­mo la ta­sa del eu­ro por re­ce­ta, la subas­ta an­da­lu­za, el ca­ta­lo­gui­ño ga­lle­go o la con­cer­ta­ción se­lec­ti­va de pres­ta­cio­nes, en­tre otras. Es­te con­jun­to de me­di­das ha per­mi­ti­do que el gas­to far­ma­céu­ti­co de­je de ser un pro­ble­ma pa­ra las ar­cas pú­bli­cas, se­gún el Go­bierno, pa­ra con­ver­tir­se en una gra­ve he­mo­rra­gia que ame­na­za la via­bi­li­dad de un sec­tor in­no­va­dor y ge­ne­ra­dor de em­pleo y ri­que­za, co­mo re­cuer­da Far­main­dus­tria.

Afec­ta a to­do el sec­tor

Es un diagnóstic­o com­par­ti­do por to­da la ca­de­na del me­di­ca­men­to. Des­de la dis­tri­bu­ción, el pre­si­den­te de la coo­pe­ra­ti­va y dis­tri­bui­do­ra Co­fa­res, Car­los Gon­zá­lez Bosch, mos­tró du­ran­te la úl­ti­ma asam­blea ge­ne­ral de la coo­pe­ra­ti­va, su sor­pre­sa por­que des­de la ad­mi­nis­tra­ción se si­ga di­cien­do que Es­pa­ña tie­ne un pro­ble­ma de gas­to far­ma­céu­ti­co. “Te­ne­mos mu­chos pro­ble­mas en es­te país, pe­ro de gas­to

GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.