Bra­sil de­ja ‘ti­ra­dos’ a los médicos es­pa­ño­les y con­ra­ta a cu­ba­nos

El Economista - Sanidad - - EDITORIAL - ALBERTO VI­GA­RIO

El Go­bierno bra­si­le­ño pre­sen­tó en ju­lio en Es­pa­ña su ofer­ta pa­ra cu­brir 7.000 pla­zas de médicos de fa­mi­lia. Los pro­fe­sio­na­les es­pa­ño­les iban a te­ner pre­fe­ren­cia... pe­ro ni uno ha si­do fi­cha­do

La ofer­ta era in­tere­san­te. Con­tra­to de tres años de tra­ba­jo, pro­rro­ga­ble a otros tres más, por una re­mu­ne­ra­ción de 3.435 eu­ros men­sua­les ne­tos, “más una vi­vien­da, ali­men­ta­ción y trans­por­te ade­cua­do y se­gu­ro”. Con es­tas con­di­cio­nes ba­jo el bra­zo se pre­sen­tó el pa­sa­do 12 de ju­lio en Ma­drid el se­cre­ta­rio de Gestión del Tra­ba­jo y Edu­ca­ción en Sa­lud del Mi­nis­te­rio de Sa­lud de Bra­sil, el doc­tor Mo­zart Sa­les. Las pla­zas eran abun­dan­tes. Na­da me­nos que 7.000 pues­tos de tra­ba­jo a cu­brir pa­ra ser mé­di­co de fa­mi­lia en zo­nas ru­ra­les del país ca­rio­ca.

Ade­más, el funcionari­o por­tu­gués, en una rue­da de pren­sa en la ca­pi­tal de Es­pa­ña, pu­so el ca­ra­me­lo en la bo­ca a los pro­fe­sio­na­les: los médicos es­pa­ño­les ten­drían pre­fe­ren­cia, di­jo. “Los pro­fe­sio­na­les es­pa­ño­les tie­nen más pro­ba­bi­li­da­des de ac­ce­der a es­te pro­gra­ma de­bi­do a su ma­yor fa­ci­li­dad pa­ra el idio­ma y a que Es­pa­ña es un mo­de­lo en sanidad, un ejem­plo y un re­fe­ren­te”. El úni­co re­qui­si­to era te­ner “no­cio­nes bá­si­cas” de por­tu­gués.

Sin em­bar­go, el Go­bierno de Dil­ma Rous­seff anun­ció el pa­sa­do 22 de agos­to su de­ci­sión: la ma­yo­ría de los médicos con­tra­ta­dos en es­te pro­gra­ma, al me­nos 4.000, pro­ce­de­rán de Cu­ba.

La con­tra­ta­ción de médicos cu­ba­nos ha­bía si­do anun­cia­da y des­pués des­men­ti­da por el Go­bierno de Bra­sil tras las pro­tes­tas de las aso­cia­cio­nes mé­di­cas bra­si­le­ñas. Se­gún el Con­se­jo Fe­de­ral de Me­di­ci­na, di­cha de­ci­sión “no res­pe­ta la le­gis­la­ción, hie­re los de­re­chos hu­ma­nos y po­ne en ries­go la sa­lud de los bra­si­le­ños, es­pe­cial­men­te los que vi­ven en áreas más po­bres y dis­tan­tes”.

Los médicos bra­si­le­ños afir­ma­ron des­de el pri­mer mo­men­to que no se opo­nen a la lle­ga­da de doc­to­res del ex­te­rior siem­pre y cuan­do pa­sen el exa­men de re­vá­li­da y co­noz­can el por­tu­gués, al­go que en prin­ci­pio no se les exi­gi­rá a los 4.000 lle­ga­dos de Cu­ba, se­gún ha in­for­ma­do el dia­rio El País.

En el pla­zo abier­to pa­ra las so­li­ci­tu­des, ca­si 90 fa­cul­ta­ti­vos es­pa­ño­les se in­tere­sa­ron por es­tas ofer­tas de tra­ba­jo, se­gún ha in­for­ma­do la Or­ga­ni­za­ción Mé­di­cal Co­le­gial.

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.