Eduar­do Ro­drí­guez Ur­ce­lay, di­rec­tor ge­ne­ral de Elek­ta Me­di­cal en Es­pa­ña

Di­ri­ge en nues­tro país la fir­ma sue­ca Elek­ta, pro­vee­dor de tec­no­lo­gía pun­te­ra en On­co­lo­gía

El Economista - Sanidad - - EDITORIAL - JO­SE MA­NUEL AL­CAI­DE

Eduar­do Ro­drí­guez Ur­ce­lay es di­rec­tor ge­ne­ral de Elek­ta Me­di­cal en Es­pa­ña, la com­pa­ñía sue­ca es­pe­cia­li­za­da en tec­no­ló­gi­ca mé­di­ca y pio­ne­ra en la innovación del tra­ta­mien­to con­tra el cán­cer y los tras­tor­nos ce­re­bra­les. Los equi­pos de Elek­ta en on­co­lo­gía y neu­ro­ci­ru­gía se uti­li­zan en más de 6.000 hos­pi­ta­les de to­do el mun­do. Con mo­ti­vo de la ad­qui­si­ción por par­te de Elek­ta Me­di­cal de la lí­nea de ra­dio­te­ra­pia de Phi­lips Me­di­cal Sys­tems en el año 1998, la em­pre­sa se ins­ta­ló en Es­pa­ña. El pa­sa­do año, la com­pa­ñía re­gis­tró un in­cre­men­to de las ven­tas del 16 por cien­to, al­can­zan­do los 1.185 mi­llo­nes de eu­ros de fac­tu­ra­ción. Tras la vi­si­ta de su vi­ce­pre­si­den­te a nues­tro país, Ur­ce­lay mos­tró su apoyo a la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da co­mo nue­vo mo­de­lo de fi­nan­cia­ción pa­ra ha­cer sos­te­ni­ble el sec­tor y abo­ga por la en­tra­da de ca­pi­tal ries­go.

El vi­ce­pre­si­den­te de Elek­ta ha es­ta­do en nues­tro país re­cien­te­men­te pa­ra la fir­ma de un con­tra­to im­por­tan­te. ¿De qué se tra­ta?

El vi­ce­pre­si­den­te ha vi­si­ta­do Ma­drid pa­ra po­ner en mar­cha un pro­yec­to con el gru­po HM Hos­pi­ta­les de Ma­drid, que per­mi­ti­rá la ins­ta­la­ción del pri­mer equi­po Ver­sa HD en Es­pa­ña, un nue­vo ace­le­ra­dor li­neal que ya se ha ins­ta­la­do en va­rios paí­ses y que nos per­mi­ti­rá me­jo­rar el tra­ta­mien­to con­tra el cán­cer en nues­tros pa­cien­tes con mu­chí­si­mas más do­sis y me­nos efec­tos se­cun­da­rios. Des­de el pun­to de vis­ta de la efi­cien­cia es­te equi­po su­po­ne ope­rar más rá­pi­do y po­der aten­der así a más en­fer­mos.

Des­pués de dos años de la com­pra de Nu­cle­tron por par­te de Elek­ta, ¿qué ba­lan­ce ha­ce?

Con el cie­rre de la fu­sión y re­gu­la­ri­za­ción de la com­pa­ñía, Elek­ta ha vis­to re­for­za­das sus ven­tas, ya que ha per­mi­ti­do es­pe­cia­li­zar­nos en el cam­po de neu­ro, don­de el gru­po ya li­de­ra una par­te muy im­por­tan­te. Ade­más, y tras el pri­mer año de la fu­sión, el gru­po es­tá ex­pe­ri­men­tan­do un cre­ci­mien­to a do­ble dí­gi­to, y nues­tras pers­pec­ti­vas pa­ra el año pró­xi­mo es se­guir cre­cien­do de la mis­ma for­ma. Tam­bién he­mos po­di­do au­men­tar los be­ne­fi­cios, ya que la fu­sión nos ha he­cho más efi­cien­tes.

Elek­ta co­ti­za en el mer­ca­do bur­sá­til sue­co y es­tá in­mer­sa en Es­pa­ña en un am­bi­cio­so plan de cre­ci­mien­to con pre­sen­cia de sus so­lu­cio­nes y equi­pa­mien­tos en los prin­ci­pa­les hos­pi­ta­les de ám­bi­to pú­bli­co y pri­va­do. ¿Qué po­si­ción ocu­pa Es­pa­ña en los pla­nes de ne­go­cio de Elek­ta?

Es­pa­ña es un país es­tra­té­gi­co, en pri­mer lu­gar, por el desa­rro­llo de mer­ca­do. No­so­tros aquí ha­ce­mos pro­duc­ción, gran par­te de nues­tros equi­pa­mien­tos se pro­du­cen aquí en Ma­drid. Por la unio­nes que te­ne­mos en i+D, en pro­duc­ción y en desa­rro­llo de mer­ca­do, Es­pa­ña es esen­cial den­tro del mer­ca­do eu­ro­peo. Si se ob­ser­va el per­fil de adop­ción de tec­no­lo­gía en Es­pa­ña com­pa­ra­do con otros paí­ses, es­te país es­tá a la úl­ti­ma en la

com­pra de innovación. Lue­go, có­mo se apli­quen es­tos equi­pos y si las ri­gi­de­ces de nues­tro sis­te­ma per­mi­ten desa­rro­llar esa innovación de for­ma rá­pi­da y cohe­ren­te es otra dis­cu­sión.

Aun­que la in­ver­sión se ha vis­to re­du­ci­da, los da­tos de ven­ta de Elek­ta suben ¿có­mo lo ha­cen?

He­mos apro­ve­cha­do muy bien el plan de pa­go a pro­vee­do­res de la Ad­mi­nis­tra­ción del pa­sa­do año, y es­pe­ra­mos que el plan de pro­vee­do­res pre­vis­to pa­ra es­te año nos sea igual de bueno. La fle­xi­bi­li­za­ción de la Ad­mi­nis­tra­ción ha­cia nue­vas fór­mu­las de con­tra­ta­ción vía ren­ting, vía lea­sing nos ha per­mi­ti­do que aun­que de­cai­gan las in­ver­sio­nes co­mo tal, en con­cep­to, al en­trar en nue­vas fór­mu­las de con­tra­ta­ción po­der man­te­ner la dis­po­ni­bi­li­dad de equi­pa­mien­to y nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra los pa­cien­tes.

¿Qué pa­pel es­tán te­nien­do las Ad­mi­nis­tra­cio­nes a la ho­ra de fi­nan­ciar nue­vos pro­yec­tos?

Las Ad­mi­nis­tra­cio­nes y con­se­je­rías de sa­lud es­tán mi­ni­mi­zan­do el im­pac­to en nues­tro ám­bi­to, que es la on­co­lo­gía; la in­ver­sión en es­te sec­tor es­tá sien­do prio­ri­ta­ria pa­ra nues­tras Ad­mi­nis­tra­cio­nes. Si bien la ve­lo­ci­dad de in­ver­sión que ha­bía ha­ce dos años no es la mis­ma que aho­ra, las uni­da­des que se es­tán re­po­nien­do en el sec­tor son las mis­mas que ha­ce cin­co años.

¿El Mi­nis­te­rio de Sanidad apues­ta por la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da?

Efec­ti­va­men­te, la ex­ter­na­li­za­ción de los ser­vi­cios es­tá per­mi­tien­do ha­cer sos­te­ni­ble la sanidad en co­mu­ni­da­des co­mo Ma­drid, Ca­ta­lu­ña o Va­len­cia. La co­la­bo­ra­ción pú­bli­co­pri­va­da va a ser esen­cial si que­re­mos ha­cer sos­te­ni­ble nues­tra sanidad. Ade­más, la aper­tu­ra ha­cia el ca­pi­tal ries­go, y la fi­nan­cia­ción de pro­yec­tos por par­te de gru­pos in­ver­so­res pri­va­dos es­tá ga­nan­do ca­da vez ga­na más te­rreno.

¿Hay al­gu­nas co­mu­ni­da­des que si­gan in­vir­tien­do más que otras en nue­vos equi­pos médicos?

Hay una gran asi­me­tría en la in­ver­sión por co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Ma­drid in­vir­tió muy fuer­te ha­ce dos años, y en la ac­tua­li­dad es pio­ne­ra en la pues­ta en mar­cha de nue­vas fór­mu­las de con­tra­ta­ción. Aho­ra es­tán en­tran­do en pro­ce­sos de re­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca, don­de más que com­prar equi­pa­mien­to, lo que ad­quie­ren son téc­ni­cas que per­mi­ten que los equi­pos si­gan ac­tua­li­za­dos. Otras, co­mo Ca­ta­lu­ña, des­pués de to­do el plan de re­cor­tes, es­pe­ra vol­ver a in­ver­tir en bre­ve. En el ca­so de An­da­lu­cía, un po­co más len­ta y Ex­tre­ma­du­ra muy pa­ra­da. La Rio­ja, por ejem­plo, hi­zo una gran in­ver­sión el pa­sa­do año, y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na se dispu­ta la continuaci­ón del mo­de­lo Ri­be­ra

“Ma­drid in­vir­tió muy fuer­te en innovación mé­di­ca ha­ce dos años” “Ca­ta­lu­ña, des­pués de los re­cor­tes he­chos, va a in­ver­tir de nue­vo”

Sa­lud, y es­pe­ra­mos que el País Vas­co, As­tu­rias y San­tan­der se reac­ti­ven en los pró­xi­mos años.

¿Es cier­to que en mu­chos de nues­tros hos­pi­ta­les más del 30 por cien­to de los equi­pos tie­nen más de 10 años?

Sí, es cier­to, aun­que ha­bla­mos de equi­pos que es­tán pre­pa­ra­dos pa­ra fun­cio­nar en­tre 10 y 15 años. Em­pie­za a ser ob­so­le­to el par­que ins­ta­la­do, pe­ro por­que mu­chos de es­tos equi­pos se uti­li­zan pa­ra fi­nes que no fue­ron di­se­ña­dos, lo que ha­ce que pa­rez­ca que el sis­te­ma es­tá en­ve­je­ci­do, más de lo que real­men­te es­tá. Si bien es cier­to que más del 30 por cien­to de los equi­pos pue­den su­pe­rar los 10 años de vida, creo que sal­vo ca­sos muy pun­tua­les, el par­que tec­no­ló­gi­co es ade­cua­do.

EE

Di­rec­tor ge­ne­ral de Elek­ta Me­di­cal en Es­pa­ña

EE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.