LAS MU­TUAS PRO­FE­SIO­NA­LES TE­MEN POR LOS PLA­NES DE PEN­SIO­NES

La obli­ga­ción de las em­pre­sas de co­ti­zar por las apor­ta­cio­nes a los pla­nes de ju­bi­la­ción de sus tra­ba­ja­do­res ha en­cen­di­do a un sec­tor co­mo el de las mu­tuas, que dis­pa­ra­rán sus cos­tes

El Economista - Sanidad - - MUTUAS - AL­BER­TO VI­GA­RIO

Des­de el pa­sa­do 22 de di­ciem­bre las apor­ta­cio­nes que las em­pre­sas rea­li­zan a los pla­nes de pen­sio­nes en nom­bre de sus tra­ba­ja­do­res ten­drán que pa­gar co­ti­za­cio­nes a la Se­gu­ri­dad So­cial, lo que su­pon­drá un cos­te aña­di­do pa­ra las com­pa­ñías, pe­ro tam­bién una mer­ma en el suel­do de los tra­ba­ja­do­res. Así lo re­co­ge el Real De­cre­to-ley 16/2013, de 20 de di­ciem­bre, que da de pla­zo a las em­pre­sas has­ta el pró­xi­mo 31 de mar­zo pa­ra po­ner­se al día con es­tos pa­gos. Has­ta aho­ra es­tas apor­ta­cio­nes a los pla­nes de em­pleo, que se con­si­de­ran un sa­la­rio di­fe­ri­do, y sí se in­clu­yen en el IRPF co­mo in­gre­sos, es­ta­ban exen­tas del pa­go a la Se­gu­ri­dad So­cial.

Aho­ra, con la en­tra­da en vi­gor de la nue­va nor­ma, tan­to las apor­ta­cio­nes a pla­nes de pen­sio­nes co­mo las pri­mas de se­gu­ros a nom­bre de los tra­ba­ja­do­res pa­sa­rán a en­gro­sar la ba­se de co­ti­za­ción de los em­plea­dos. Eso sig­ni­fi­ca que la em­pre­sa ten­drá que ha­cer fren­te a un gas­to extra del 23,60 por cien­to de es­tas apor­ta­cio­nes, y el tra­ba­ja­dor a un 4,70 por cien­to.

En el sec­tor sa­ni­ta­rio, la mu­tua de los mé­di­cos Pre­vi­sión Sa­ni­ta­ria Na­cio­nal, con­si­de­ra que la me­dia apro­ba­da por el Go­bierno afectará de ma­ne­ra de­ter­mi­nan­te a la nó­mi­na de mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res en Es­pa­ña y a las cuen­tas de mu­chas em­pre­sas. “La me­di­da ha caí­do co­mo un ja­rro de agua en­tre em­pre­sas y tra­ba­ja­do­res que de­ben re­or­ga­ni­zar sus cuen­tas. Las em­pre­sas, en tan­to ten­drán que tri­bu­tar por esos pa­gos en es­pe­cie lo que, sin du­da, dis­pa­ra­rá sus cos­tes; y los em­plea­dos, por­que ve­rán en­trar en sus nó­mi­nas con­cep­tos que has­ta la fe­cha no lo ha­cían y por los que, en úl­ti­ma ins­tan­cia, ten­drán que pa­gar más al Fis­co. En con­clu­sión, más im­pues­tos pa­ra to­dos”, ase­gu­ran des­de PSN.

Se­gún es­ta com­pa­ñía, lla­ma po­de­ro­sa­men­te la aten­ción que uno de los ins­tru­men­tos que pa­sa­rá a tri­bu­tar en vir­tud de la nue­va nor­ma­ti­va sean los de­no­mi­na­dos pla­nes de pen­sio­nes de em­pleo, aque­llos que las em­pre­sas pro­mue­ven a fa­vor de sus tra­ba­ja­do­res. “Y es cu­rio­so que así sea por­que pre­ci­sa­men­te el Go­bierno lle­va me­ses afir­man­do que el fu­tu­ro del sis­te­ma pú­bli­co de pen­sio­nes pa­sa por re­for­zar los sis­te­mas de pre­vi­sión so­cial com­ple­men­ta­ria y, en es­pe­cial, a tra­vés de los pla­nes de pen­sio­nes de em­pleo”.

Los ex­per­tos ase­gu­ran que se tra­ta de una me­di­da po­co so­cial por­que aca­ba con las po­cas ven­ta­jas fis­ca­les de la par­te ba­ja de la pi­rá­mi­de de las or­ga­ni­za­cio­nes. “Es­to se ex­pli­ca en tan­to la me­di­da no afectará a los car­gos con suel­dos igua­les o su­pe­rio­res a los 3.597 eu­ros bru­tos men­sua­les, da­do que ésa es la ba­se má­xi­ma de co­ti­za­ción”, ex­pli­can des­de la mu­tua.

“Me­di­das co­mo és­ta cho­can fron­tal­men­te con la ne­ce­sa­ria in­cen­ti­va­ción de la res­pon­sa­bi­li­dad per­so­nal y em­pre­sa­rial en la sos­te­ni­bi­li­dad de los sis­te­mas pú­bli­cos. Si, en lu­gar de in­cen­ti­var fis­cal­men­te las con­tra­ta­cio­nes de pla­nes de pen­sio­nes de em­pre­sa o los se­gu­ros de sa­lud que des­con­ges­tio­nan al sis­te­ma pú­bli­co se gra­van aún más, fla­co fa­vor se ha­ce a esa fun­da­men­tal la­bor de con­cien­cia­ción de la ciu­da­da­nía. No po­de­mos pe­dir con una mano lo que qui­ta­mos con la otra”, se­gún afir­man los ex­per­tos de PSN

Y es que se­gún los úl­ti­mos da­tos de la Pri­me­ra En­cues­ta de Ju­bi­la­ción del BBV, tan só­lo el 24 por cien­to de los es­pa­ño­les ase­gu­ra sen­tir­se se­gu­ro acer­ca de sus elec­cio­nes de ca­ra a la ju­bi­la­ción. Sin em­bar­go, un 86 por cien­to de ellos re­co­no­ce la im­por­tan­cia del aho­rro pa­ra com­ple­men­tar la pen­sión y un 31 por cien­to de ellos lo prac­ti­ca.

THINKSTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.