Los bio­si­mi­la­res pue­den aho­rrar 1.500 mi­llo­nes

La ex­pi­ra­ción de las pa­ten­tes de los fár­ma­cos bio­ló­gi­cos -los de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción- en los pró­xi­mos años abri­rá un mer­ca­do pa­ra que las far­ma­céu­ti­cas sa­quen al mer­ca­do ‘co­pias’ de es­tos me­di­ca­men­tos. La re­gu­la­ción de es­tos pro­duc­tos es­tá to­da­vía en pro­ces

El Economista - Sanidad - - SUMARIO - ELE­CO­NO­MIS­TA

La pér­di­da de pa­ten­tes de los fár­ma­cos bio­ló­gi­cos abre un mer­ca­do que ne­ce­si­ta aún re­gu­lar­se

Los me­di­ca­men­tos bio­si­mi­la­res en Es­pa­ña ge­ne­ra­rán un aho­rro de 1.500 mi­llo­nes de eu­ros de aquí al año 2020, ade­más de fa­vo­re­cer e in­cre­men­tar el ac­ce­so a los me­di­ca­men­tos bio­ló­gi­cos y de fo­men­tar la in­no­va­ción far­ma­céu­ti­ca. Ade­más, es­te aho­rro se po­dría in­cre­men­tar a par­tir de 2020 co­mo con­se­cuen­cia del rit­mo de ex­pi­ra­ción de las pa­ten­tes de nue­vos pro­duc­tos bio­ló­gi­cos.

Así lo han ex­pli­ca­do re­cien­te­men­te va­rios ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les en una reunión or­ga­ni­za­da por el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, Ser­vi­cios So­cia­les e Igual­dad y la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Me­di­ca­men­tos Ge­né­ri­cos (Ae­seg), en co­la­bo­ra­ción con la Aso­cia­ción Eu­ro­pea de Me­di­ca­men­tos Ge­né­ri­cos, se­gún re­co­ge Eu­ro­pa Press.

Y es que, se­gún han re­cor­da­do, los me­di­ca­men­tos bio­si­mi­la­res, que no son me­di­ca­men­tos ge­né­ri­cos y por tan­to no de­ben equi­pa­rar­se me­dian­te su in­clu­sión en el Sis­te­ma de Pre­cios de Re­fe­ren­cia, ofre­cen las “mis­mas ga­ran­tías” de ca­li­dad, se­gu­ri­dad y efi­ca­cia que los pro­duc­tos ori­gi­na­les y es­tán ga­ran­ti­za­dos y acre­di­ta­dos por la Agen­cia Eu­ro­pea del Me­di­ca­men­to (EMA, por sus si­glas en in­glés) y apro­ba­dos por la Co­mi­sión Eu­ro­pea.

Asi­mis­mo, los ex­per­tos reuni­dos han des­ta­ca­do la ne­ce­si­dad de desa­rro­llar una po­lí­ti­ca de in­for­ma­ción y for­ma­ción que “des­ac­ti­ve los re­ce­los in­fun­da­dos” so­bre los me­di­ca­men­tos bio­si­mi­la­res que se han sus­ci­ta­do en­tre cier­tos ac­to­res del mer­ca­do y que, a su jui­cio, po­nen tra­bas a que un ma­yor nú­me­ro de pa­cien­tes pue­da ac­ce­der a tra­ta­mien­tos bio­ló­gi­cos fren­te a en­fer­me­da­des gra­ves.

Ade­más, el coor­di­na­dor del Gru­po de Ac­ce­so de Bio­si­mi­la­res de la pa­tro­nal EGA, Paul Green­land, ha re­cor­da­do que los me­di­ca­men­tos bio­si­mi­la­res no son igua­les que los me­di­ca­men­tos ge­né­ri­cos y que, por tan­to, exis­te una “gran di­fe­ren­cia” en su pro­ce­so y cos­tes de desa­rro­llo y en có­mo son uti­li­za­dos por los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios.

Re­gu­la­ción en Es­pa­ña La ex­pan­sión ace­le­ra­da de los me­di­ca­men­tos bio­ló­gi­cos y su cre­cien­te par­ti­ci­pa­ción en el es­pa­cio te­ra­péu­ti­co far­ma­co­ló­gi­co no han en­con­tra­do has­ta aho­ra el ade­cua­do re­fle­jo en la le­gis­la­ción sa­ni­ta­ria co­mu­ni­ta­ria y es­pa­ño­la. La in­ci­pien­te le­gis­la­ción es­pa­ño­la es muy es­ca­sa y, lo que es peor, ha in­cu­rri­do en plan­tea­mien­tos desa­cer­ta­dos, al ha­ber equi­pa­ra­do a los ge­né­ri­cos (me­di­ca­men­tos quí­mi­cos) y bio­si­mi­la­res (me­di­ca­men­tos bio­ló­gi­cos), se­gún los ex­per­tos. El Real De­cre­to-ley 16/2012 op­tó, en su día, por apli­car a los bio­si­mi­la­res el ré­gi­men ju­rí­di­co de sus­ti­tu­ción pro­pio de los ge­né­ri­cos, pe­ro es­te cri­te­rio fue re­for­ma­do por la Ley 10/2013, que ha es­ta­ble­ci­do que la in­ter­cam­bia­bi­li­dad y la sus­ti­tu­ción de los bio­si­mi­la­res se aten­ga a una nor­ma­ti­va es­pe­cial.

THINKSTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.