Cos­pe­dal abre un turno de ma­dru­ga­da pa­ra re­du­cir las lis­tas de es­pe­ra

Cas­ti­lla-La Man­cha po­ne en mar­cha tur­nos noc­tur­nos has­ta las 2 de la ma­ña­na pa­ra so­me­ter­se a prue­bas diag­nós­ti­cas y re­du­cir las lis­tas de es­pe­ra

El Economista - Sanidad - - PORTADA - JUAN MAR­QUÉS

Da igual a las seis de la ma­ña­na que a las 12 de la no­che. Lo que quie­ren los pa­cien­tes de la sa­ni­dad es­pa­ño­la es ser aten­di­dos cuan­to an­tes. Es lo que es­tán com­pro­ban­do en Cas­ti­lla-La Man­cha, la pri­me­ra co­mu­ni­dad en in­tro­du­cir un ho­ra­rio de aten­ción de seis de la ma­ña­na a dos de la ma­ña­na del día si­guien­te pa­ra so­me­ter­se a una prue­ba diag­nós­ti­ca. Ca­da día se ga­nan así seis ho­ras de ren­di­mien­to adi­cio­nal y el re­sul­ta­do son más prue­bas y más diag­nós­ti­cos, aun­que sea a ho­ras in­tem­pes­ti­vas. En to­tal se han aten­di­do a 332 pa­cien­tes más en fe­bre­ro y su res­pues­ta has­ta aho­ra es po­si­ti­va. “Nin­gún pa­cien­te ha re­cha­za­do la po­si­bi­li­dad de ade­lan­tar su prue­ba”, ase­gu­ran des­de la Con­se­je­ría de Sa­ni­dad.

La Jun­ta ha em­pe­za­do des­de el pa­sa­do 3 de enero por el ser­vi­cio de Ra­dio­lo­gía del Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio de To­le­do. “Si fun­cio­na, nues­tro ob­je­ti­vo es ex­ten­der­lo al res­to de ser­vi­cios y cen­tros sa­ni­ta­rios de la re­gión”, ex­pli­can fuen­tes de la Con­se­je­ría de Sa­ni­dad que di­ri­ge Jo­sé Ig­na­cio Echá­niz. El con­se­je­ro as­pi­ra a ex­por­tar es­ta so­lu­ción al res­to del Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud y a po­ner en mar­cha tur­nos de ocho ho­ras.

De mo­men­to, la ini­cia­ti­va pi­lo­to fir­ma­da en enero ha sa­li­do ade­lan­te con el acuer­do pro­fe­sio­nal del per­so­nal sa­ni­ta­rio im­pli­ca­do del centro, sin al­te­rar las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas, só­lo adap­tan­do tur­nos pa­ra sa­car más ren­di­mien­to. “A fal­ta de pre­su­pues­to, lo im­por­tan­te es echar­le ima­gi­na­ción y re­sol­ver los pro­ble­mas de los pa­cien­tes con los me­dios al al­can­ce”, ex­pli­can des­de la Con­se­je­ría. Pa­ra ello se han am­plia­do las ho­ras de fun­cio­na­mien­to de los cos­to­sos equi­pos de diag­nós­ti­co con el fin de ma­xi­mi­zar su ren­di­mien­to y te­ner­los en fun­cio­na­mien­to el ma­yo tiem­po po­si­ble.

Y es que una de las es­tam­pas tí­pi­cas de mu­chos hos­pi­ta­les pú­bli­cos en Es­pa­ña por las tar­des son qui­ró­fa­nos va­cíos y sa­las de ra­dio­lo­gía equi­pa­das con la úl­ti­ma tec­no­lo­gía pa­ra­das o a me­dio gas, mien­tras las lis­tas de es­pe­ra qui­rúr­gi­ca y diag­nós­ti­ca en Es­pa­ña si­guen su­bien­do has­ta ni­ve­les ré­cord. Un de­rro­che in­jus­ti­fi­ca­do de re­cur­sos pa­ra de­ses­pe­ra­ción de los pa­cien­tes.

No es la úni­ca pro­pues­ta, aun­que sí la que más ha sor­pren­di­do. Las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas es­tán bus­can­do al­ter­na­ti­vas a las peo­na­das, las ho­ras extra que se pa­gan has­ta tres ve­ces más que una ho­ra nor­mal, pa­ra in­cre­men­tar su ac­ti­vi­dad asis­ten­cial y re­du­cir el las­tre de las lis­tas de es­pe­ra.

La Co­mu­ni­dad de Ma­drid, por ejem­plo, de­ci­dió am­pliar la jor­na­da la­bo­ral en

los hos­pi­ta­les sin re­cu­rrir a unas peo­na­das que es­tán sus­pen­di­das por ley en la re­gión. La Con­se­je­ría ha ha­bi­li­ta­do así 75 qui­ró­fa­nos por la tar­de y ha con­tra­ta­do a 270 pro­fe­sio­na­les, de los que 150 son mé­di­cos. El cos­te de es­ta ac­ti­vi­dad asis­ten­cial es­tá re­co­gi­da en los pre­su­pues­tos de 2014, con una par­ti­da de 2,5 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra au­men­tar al me­nos un 25 por cien­to las con­tra­ta­cio­nes ac­tua­les de pro­fe­sio­na­les por las tar­des. El úni­co pro­ble­ma ad­mi­ti­do por la Con­se­je­ría has­ta aho­ra es la di­fi­cul­tad de en­con­trar anes­te­sis­tas y ra­dió­lo­gos pa­ra el turno de tar­de.

Blo­quea­da la po­si­bi­li­dad de ex­ter­na­li­zar la ges­tión de la asis­ten­cia sa­ni­ta­ria de seis hos­pi­ta­les pú­bli­cos por los tri­bu­na­les, el nue­vo con­se­je­ro de Sa­ni­dad, Ja­vier Ro­drí­guez, in­ci­di­rá en las jor­na­das ves­per­ti­nas y es­tu­dia­rá fór­mu­las ad­mi­nis­tra­ti­vas pa­ra po­der au­men­tar aún más la ac­ti­vi­dad de tar­de, “por­que eso aho­rra mu­cho di­ne­ro”, sos­tie­ne el con­se­je­ro. Pa­ra ello, el Go­bierno re­gio­nal bus­ca­rá un acuer­do con la Me­sa Sec­to­rial de Sa­ni­dad o in­ten­ta­rá mo­di­fi­car “al­gu­na ley”, se­gún ade­lan­tó Ja­vier Ro­drí­guez.

Fru­to de es­ta po­lí­ti­ca es que la Sa­ni­dad ma­dri­le­ña es­tá re­du­cien­do prue­bas y ope­ra­cio­nes que se es­ta­ban con­cer­tan­do pa­ra ha­cer­las “al mis­mo pre­cio o más ba­ra­to con pro­fe­sio­na­les de los hos­pi­ta­les” de la red ma­dri­le­ña. No se tra­ta de un cam­bio de rumbo de la po­lí­ti­ca sa­ni­ta­ria re­gio­nal y de re­nun­ciar a unas ex­ter­na­li­za­cio­nes que en la úl­ti­ma dé­ca­da han pa­sa­do de ab­sor­ber el 9 por cien­to del gas­to en 2003 al 6,5 por cien­to de 2013. “Si un ciu­da­dano ne­ce­si­ta una prue­ba y nues­tros ser­vi­cios es­tán ocu­pa­dos, ló­gi­ca­men­te se ofer­ta li­bre­men­te ha­cer­lo fue­ra y él de­ci­de”, ase­gu­ró el con­se­je­ro.

Lo que sí es­tá en en­tre­di­cho son las peo­na­das. Co­mu­ni­da­des co­mo As­tu­rias y Mur­cia han se­gui­do los pa­sos del ex­con­se­je­ro de Sa­ni­dad, Ja­vier Fer­nán­dez-Las­quetty, el pri­me­ro en des­te­rrar las ho­ras ex­traor­di­na­rias de la sa­ni­dad pú­bli­ca y en con­tra­tar a equi­pos de pro­fe­sio­na­les en ho­ra­rio de tar­de pa­ra con­ti­nuar con la ac­ti­vi­dad asis­ten­cial. Cas­ti­lla y León tam­bién ha eli­mi­na­do las in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas fue­ra del ho­ra­rio la­bo­ral y re­cor­ta­do las sus­ti­tu­cio­nes pa­ra bus­car un aho­rro de 30 mi­llo­nes de eu­ros. Por su par­te, la Con­se­je­ría de Sa­ni­dad de As­tu­rias ci­fró el aho­rro de la su­pre­sión de las peo­na­das en sie­te mi­llo­nes de eu­ros en el pa­sa­do ejer­ci­cio.

Des­de el sin­di­ca­to CESM re­co­no­cen que las peo­na­das es­tán des­apa­re­cien­do, en­tre otras ra­zo­nes, por el al­to cos­te, ade­más de los “in­cen­ti­vos per­ver­sos” que se in­tro­du­cen pa­ra el pro­fe­sio­nal, co­mo apun­tan des­de Cas­ti­lla-La Man­cha.

An­da­lu­cía se ha que­da­do, de mo­men­to, en un ca­mino in­ter­me­dio en­tre las peo­na­das y la jor­na­da la­bo­ral de tar­de al lle­gar a un acuer­do con los pro­fe­sio­na­les pa­ra pro­lon­gar su jor­na­da de tar­de en cin­co ho­ras que se pa­gan a 40 eu­ros la ho­ra, se­gún el sin­di­ca­to CESM.

El im­pac­to de las me­di­das au­to­nó­mi­cas pues­tas en mar­cha pa­ra pa­liar los re­cor­tes de plan­ti­lla es­tá sien­do, en cual­quier ca­so, in­su­fi­cien­te pa­ra fre­nar el re­pun­te de unas lis­tas de es­pe­ra que es­tán en má­xi­mos his­tó­ri­cos y que si­guen cen­tran­do el ma­yor nú­me­ro de que­jas de los pa­cien­tes, co­mo con­fir­mó la se­ma­na pa­sa­da el in­for­me del De­fen­sor del Pue­blo. Des­de el PSOE se ha apro­ve­cha­do pa­ra pre­sen­tar una pro­pues­ta en el Con­gre­so en la que ins­ta al Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad a su­fra­gar par­te del enési­mo plan de cho­que con­tra las lis­tas de es­pe­ra qui­rúr­gi­ca, de con­sul­tas ex­ter­nas y de ac­ce­so a prue­bas diag­nós­ti­cas de la sa­ni­dad es­pa­ño­la.

THINKSTOCK

LUIS MO­RENO

Los tur­nos de tar­de y no­che em­pie­zan a ser co­mún en­tre los mé­di­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.